Descubre la magia de un hogar minimalista: paz, relax y mucho más

Por Joshua Becker - Volviéndose Minimalista
03 de Abril de 2019 Actualizado: 12 de Abril de 2019

He viajado por todo el mundo enseñando minimalismo y hablando sobre los beneficios de poseer menos desde hace más de una década. Y he visto repetidamente, más veces de las que puedo recordar, que hay un efecto casi mágico cuando las personas miden la cantidad de sus posesiones.

En el proceso, las personas cambian de manera positiva. Poseer menos crea una oportunidad de vivir más. En el mejor de los casos, el minimalismo consiste en transformar tu hogar para que puedas transformar tu vida.

La gente a menudo tiene una percepción errónea de que el minimalismo es un estilo de hogar, por lo general una casa de caja blanca con casi nada en ella.

Otra percepción errónea que tiene la gente es que el minimalismo es una especie de extremismo: que tendrán que deshacerse de todo y vivir en una pequeña casa o vagar por el mundo viviendo en una mochila.

La gente también se confunde a veces sobre la diferencia entre el minimalismo y el orden. No hay nada de malo en ordenar, simplemente no logra el objetivo de una casa minimizada. Una casa minimizada tiene un propósito fundamental. No se trata solo de liberarse del desorden; se trata de la libertad para una vida mejor. El hecho de que una habitación esté ordenada no significa necesariamente que esté despejada o que sirva para su propósito.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Pixabay/rawpixel)

El minimalismo es simplemente la promoción intencional de las cosas que más valoramos y la eliminación de cualquier cosa que nos distraiga de ellas. Minimizar es en realidad optimizar, reducir el número de sus posesiones hasta que se llegue al mejor nivel posible para ti y tu familia. A menudo le digo a la gente que es un cambio de imagen que puedes hacer por tu cuenta con solo deshacerte de las cosas.

Ese es el mensaje en mi nuevo libro, The Minimalist Home (El Hogar Minimalista). Si no estás satisfecho con tu espacio vital, la maravillosa noticia es que puedes crear la atmósfera que quieres en tu casa con lo que ya tienes. No necesitas mudarte o que te escojan para un reality show de renovación de tu casa. Puedes encontrar un nuevo hogar (y una nueva vida) simplemente removiendo el desorden que no necesitas.

Una casa minimizada es un mejor lugar para volver a casa.

Sin todo el desorden, encontrarás que tu casa es más relajante y menos estresante. Con menos cosas compitiendo por tu atención, apreciarás más y harás mejor uso de lo que tienes.

Podrás enfocarte más en las personas y actividades en el hogar que te dan alegría. Sé que algunas personas temen que al minimizar su hogar se sienta frío e impersonal, pero te aseguro que, al minimizarlo, te sentirás más a gusto que nunca. Será un lugar al que querrás regresar al final de cada día o relajarte durante un fin de semana.

Una casa minimizada es también un mejor lugar para salir.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Pixabay/Giovanni_cg)

Después de minimizar, comprarás menos cosas y gastarás menos en reparaciones y mantenimiento, ahorrando más dinero en tu cuenta bancaria, lo que yo llamo un “dividendo minimalista”.

Y lo que es aún más importante, debido a que gastarás menos tiempo y energía en limpiar, organizar y cuidar de tus posesiones, tendrás más tiempo y energía para soñar y planificar para el futuro. Con estos recursos adicionales, estarás mejor preparado para salir al mundo, ya sea por un día de trabajo, una noche de entretenimiento o una aventura que te cambiará la vida.

Los dos beneficios del minimalismo en el hogar, el volver a casa y el salir de ella, son importantes, pero es lo segundo lo que me entusiasma más. No sé tú, pero yo siempre le doy más importancia a las cosas. Quiero contribuir más que consumir.

Al darle a tu hogar un cambio de imagen minimalista, puedes establecer un nuevo curso hacia el cumplimiento de tu propósito y potencial en la vida. Eso no es exageración, es solo la verdad. Lo he visto actuar innumerables veces en la vida de la gente. Puedes darte la casa que siempre soñaste, porque ya la tienes. Está escondida debajo de todas tus cosas.

Joshua Becker es el fundador y editor de Becoming Minimalist, un sitio web y blog que inspira a más de un millón de lectores cada mes a encontrar más satisfacción en la vida al poseer menos. El último libro de Joshua, “The Minimalist Home“, ofrece una guía práctica, habitación por habitación, para una casa desordenada y una vida nuevamente orientada.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS