Descubren máscara de hierro de 1800 años de un soldado romano en antigua ciudad en Turquía

Por Michael Wing
19 de Enero de 2022 1:36 PM Actualizado: 19 de Enero de 2022 1:36 PM

Arqueólogos de Turquía encontraron pruebas de una guarnición imperial romana en la antigua ciudad de Adrianópolis, cerca de la actual Eskipazar, en la provincia de Karabük, al norte de Turquía, y descubrieron un fragmento de una máscara de hierro que se cree que fue utilizada por la caballería del ejército romano hace unos 1800 años.

La excavación de la antigua ciudad de Hadrianópolis, que inició en 2003, ha revelado 14 estructuras diferentes, entre ellas dos iglesias, dos baños, tumbas en la roca, un teatro, una estructura abovedada, murallas, villas, un nicho monumental y otros edificios monumentales, además de una estructura de defensa cuadrada donde se encontró la máscara.

Una antigua máscara de caballería romana que data del siglo III fue hallada en una estructura defensiva cuadrada en la ciudad de Hadrianópolis, cerca de la actual Eskipazar. (Cortesía de Ersin Çelikbaş)
Arqueólogos trabajando en una excavación en la antigua ciudad de Hadrianópolis, cerca de la actual Eskipazar, en la provincia septentrional turca de Karabük. (Cortesía de Ersin Çelikbaş)

El Dr. Ersin Çelikbaş, director de la excavación, de la Universidad de Karabük, explicó que se cree que la estructura en la que se encontraba el fragmento de la máscara se utilizaba como defensa militar de una guarnición romana. “Suponemos, por el muro de fortificación del edificio, que se trata de una estructura militar”, declaró al medio turco Gazette Global. “Durante las excavaciones aquí se descubrió una máscara de hierro”.

“La pieza es de la época imperial”, añadió. “Lo más probable es que sea del siglo III si nos fijamos en ejemplos similares y en la estratificación”.

La pieza de la cabeza parece ajustarse a los contornos de la cara del portador, con orificios esculpidos para los ojos. Anteriormente se habían encontrado piezas similares de caballería romana, como el casco de Nijmegen, expuesto en el Museo Valkhof de Nijmegen (Países Bajos). Sin embargo, estos cascos no se utilizaban en las batallas, sino en los eventos deportivos de la caballería llamados “hippika gymnasia”, según el Daily Mail, donde los soldados de caballería perfeccionaban y mostraban sus habilidades.

Hadrianópolis —ubicada en la provincia turca de Karabük, al norte del país, en la frontera con el Mar Negro— habría sido una posición de gran importancia estratégica para los romanos. La presencia militar allí habría ayudado a defenderse de las incursiones desde el Mar Negro. La antigua ciudad se asentó por primera vez en el siglo I a.C. y se mantuvo como uno de los mayores asentamientos de la zona hasta el siglo VIII d.C.

El Dr. Ersin Çelikbaş, jefe de la excavación de Hadrianópolis, sosteniendo la máscara de caballería romana. (Cortesía de Ersin Çelikbaş)
Un investigador sosteniendo la máscara de caballería romana. (Cortesía de Ersin Çelikbaş)

“La historia de las regiones interiores de la zona occidental del Mar Negro aún no se ha esclarecido completamente”, explicó Çelikbaş. “Seguimos iluminando la historia de la región con nuestros estudios”.

“Durante nuestras excavaciones, obtuvimos importantes datos que demuestran la presencia del Imperio Romano en la región”.

“Esta máscara también pertenecía a un soldado romano, una máscara facial perteneciente a una caballería romana, un trozo de casco”.

“Roma planeaba defenderse en la periferia [regiones del imperio] construyendo bases contra todo tipo de peligros que pudieran llegar a su geografía desde la región del Mar Negro”, añadió. “Creemos que Hadrianópolis es una de estas ciudades militares defensivas”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.