Descubren que los perros entrenados pueden identificar con el olfato personas infectadas con malaria

Por La Gran Época
31 de Octubre de 2018 Actualizado: 31 de Octubre de 2018

Los perros pueden ser entrenados para detectar el parásito de la malaria en individuos infectados usando su agudo sentido del olfato, según una nueva investigación.

Los investigadores de la Universidad de Durham (Reino Unido) descubrieron que los perros pueden oler la malaria en muestras de calcetines usados por niños infectados, un hallazgo que podría contribuir a lograr la primera prueba “rápida y no invasiva” de detección de esta enfermedad mortal.

“Si bien nuestras investigaciones se encuentran en una etapa temprana, hemos demostrado que los perros pueden ser entrenados para detectar personas infectadas con malaria por su olor con un alto grado de precisión”, señaló el autor principal, Steve Lindsay, de acuerdo con EFE.

El equipo liderado por Lindsay espera que los perros entrenados para rastrear “puedan ayudar a detener la propagación de la malaria entre países y hacer que las personas infectadas se detecten antes y sean tratadas rápidamente”.

“Esto podría proporcionar una forma no invasiva de detección de la enfermedad en los puertos de entrada de una manera similar a la forma habitual en que los perros se utilizan para detectar frutas o drogas en los aeropuertos”, sentenció el científico.

En 2016, se calcula que 445.000 muertes en todo el mundo se atribuyeron a la malaria, según la Organización Mundial de la Salud.

La cifra apenas se modificó con respecto al año anterior, cuando 446.000 personas sucumbieron al parásito del paludismo, Plasmodium falciparum, que se propaga a través de los mosquitos hembra Anopheles infectados. En general, las tasas mundiales de infección son aún menos alentadoras; en 2016, se estima que se registraron 216 millones de casos de paludismo, lo que representa un aumento de 5 millones con respecto al año anterior.

“Nuestro progreso en el control de la malaria se ha estancado en los últimos años, por lo que necesitamos desesperadamente nuevas herramientas innovadoras para ayudar en la lucha contra la malaria”, dijo James Logan, jefe del Departamento de Control de Enfermedades de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres (LSHTM), en un comunicado.

Es por ello que los perros rastreadores podrían proporcionar una prueba rápida, portátil y no invasiva para identificar a los portadores del paludismo.

Luego la confirmación de la enfermedad se realizaría mediante la toma de una muestra de sangre por punción dactilar con una prueba de diagnóstico rápido.

La investigación se basó en estudiar calcetines de nailon de niños aparentemente sanos de 5 a 14 años en una región de Gambia.

Las muestras de calcetines fueron olfateadas por dos perros, un labrador-golden retriever llamado Lexi y un labrador llamado Sally, que fueron entrenados para distinguir entre el olor de los menores infectados con malaria, de otros sanos.

En total se analizaron 175 muestras de calcetines, incluyendo las de 30 niños con malaria y 145 de menores no afectados por esa enfermedad.

Los perros pudieron identificar correctamente el 70 % de las muestras infectadas con malaria y pudieron identificar correctamente el 90 % de las muestras sin parásitos de esta enfermedad.

La Dra. Claire Guest, coautora del estudio y directora ejecutiva de Medical Detection Dogs, se mostró muy optimista con los resultados de la investigación.

” Han tenido resultados positivos entrenando perros para detectar enfermedades, incluyendo cáncer y diabetes y variaciones en el azúcar por olor. Es la primera vez que entrenamos perros para detectar una infección parasitaria y estamos encantados con estos primeros resultados”.

“La posibilidad de entrenar perros para detectar enfermedades tropicales en las que el diagnóstico es poco fiable, como la leishmaniosis y la tripanosomiasis, es enorme. Creo que este estudio indica que los perros tienen una excelente capacidad para detectar la malaria, y si lo hacen frente a un individuo infectado con el parásito o con una prenda de vestir recientemente usada, sus niveles de precisión serán extremadamente altos. Esta es una prueba fiable, no invasiva y extremadamente prometedora para el futuro”.

Los resultados de esta investigación fueron presentados hoy en la reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Medicina Tropical en Nueva Orleans (Luisiana, EE.UU.).

TE RECOMENDAMOS