Desechos nucleares de Fukushima podrían ser vertidos al Océano Pacífico

09 de Agosto de 2017 Actualizado: 09 de Agosto de 2017

La compañía de energía eléctrica de Tokio, operadora de la central nuclear Fukushima Daiichi, dijo que podría arrojar hasta 770.000 metros cúbicos de agua contaminada con tritio radiactivo en el Océano Pacífico, como parte de sus esfuerzos de limpieza después del tsunami de 2011. El anuncio ha provocado controversia, pero otras instalaciones nucleares menos conocidas en todo el mundo ya han liberado tritio al océano y al medio ambiente.

“Después de diluirlo, el tritio se libera en el océano, no sólo de plantas de energía nuclear, sino también de plantas de reprocesamiento en el mundo”, dijo por correo electrónico el ingeniero nuclear Tadahiro Katsuta de la Universidad de Meiji.

Es difícil eliminar el tritio de los efluentes de las centrales nucleares. Es un isótopo radioactivo de hidrógeno y al igual que el hidrógeno puede unirse con el oxígeno para hacer agua tritiada, también llamada agua pesada. Debido a que es parte del agua, no es tan fácil eliminarla como a otros contaminantes.

Las alternativas al verter en el océano esta agua tritiada incluye almacenarla en el subsuelo o vaporizarla en la atmósfera. Pero estas alternativas no tienen una investigación a gran escala para respaldarlas, ni son prácticas con esta agua tan tritiada, dijo Katsuta.

El costo de estas alternativas sería demasiado grande, sumando a una limpieza ya fenomenalmente costosa, explicó Katsuta.

El gobierno japonés estimó el año pasado que los costos relacionados con los desastres llegarán a US$188 mil millones, después del terremoto y tsunami de 2011 que causaron la fusión de tres reactores en la central eléctrica.

Tanques que contienen agua contaminada por radioactividad en la dañada planta nuclear de Fukushima Daiichi en Okuma, Japón, el 25 de febrero de 2016. (Christopher Furlong/Getty Images)
Tanques que contienen agua contaminada por radioactividad en la dañada planta nuclear de Fukushima Daiichi en Okuma, Japón, el 25 de febrero de 2016. (Christopher Furlong/Getty Images)

Debido a que es tan difícil eliminar el tritio, la mayoría de las centrales nucleares liberan agua tritiada al medio ambiente. Las emisiones son controladas, como sería en Fukushima, para permitir que el tritio se difumine gradualmente en el ambiente en una concentración considerada segura.

En Estados Unidos, la Agencia de Protección Ambiental (EPA) establece un nivel máximo de contaminante de 20.000 picoCuries de tritio por litro (pCi/L). Para poner ese número en perspectiva, la cantidad de radiación a la que una persona estaría expuesta a partir del agua potable contaminada en este nivel durante un año, es comparable a la exposición de radiación en un vuelo de tres o cuatro horas.

Una persona que bebe agua contaminada con tres veces más de este tritio tiene una probabilidad estimada de 1 en 1,25 millones de tener cáncer fatal, según la Comisión Reguladora Nuclear de Estados Unidos.

Al tritio se le considera una sustancia radiactiva relativamente inofensiva. La Organización Mundial de la Salud establece su nivel máximo de concentración en aproximadamente 13 veces más alto que lo recomendado por EPA.

Nuestros cuerpos están constantemente expuestos a la radiación, la mayoría de los cuales proviene de fuentes naturales como la radiación cósmica del Sol y las estrellas.

“Las dosis de tritio y los efluentes de centrales nucleares son una contribución insignificante a la radiación de fondo a la que normalmente las personas están expuestas y representan menos del 0,1% de la dosis total de fondo”, informa la Comisión Reguladora Nuclear de Estados Unidos.

Otras sustancias radiactivas más peligrosas, como el estroncio y el cesio, se han eliminado de las aguas residuales de Fukushima. Pero el sistema de filtración utilizado para eliminar estas sustancias no es 100% efectivo, explicó Ken Buesseler, veterano científico en Woods Hole Oceanographic Institution, quien ha seguido de cerca la limpieza de Fukushima y los desastrosos impactos en el océano.

Un mapa expone la ubicación de la Central Nuclear de Fukushima Daiichi y las corrientes de agua en el Océano Pacífico. (SHUTTERSTOCK/La Gran Época)
Un mapa expone la ubicación de la Central Nuclear de Fukushima Daiichi y las corrientes de agua en el Océano Pacífico. (SHUTTERSTOCK/La Gran Época)

“Habrá radiactividad residual en los tanques que no son de tritio, sino decenas de otros radio nucleídos. No he visto una buena evaluación, ciertamente no independiente, de estos otros radio nucleídos. Con un volumen tan grande y una liberación potencial, me gustaría saber qué más queda en el tanque de agua, no sólo el tritio”, dijo Buesseler por correo electrónico.

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) sugiere pruebas exhaustivas y la colaboración de las partes interesadas teniendo en cuenta también estos radio nucleídos residuales mencionados por Buesseler, antes de que se tome una decisión sobre la eliminación de tritio de Fukushima.

Los pescadores locales expresaron sus preocupaciones en julio después de que el Japan Times informara que Takashi Kawamura, presidente de la Compañía de Energía Eléctrica de Tokio (Tepco) dijo que la compañía ya había decidido descargar el tritio en el océano.

El portavoz de Tepco, Shinichi Nakakuki, dijo por correo electrónico a La Gran Época, que la liberación de agua con tritio en el océano no tendrá ningún impacto, según la investigación científica. Pero dijo que los comentarios de Kawamura no eran la última palabra sobre los planes para el agua de Tepco. La compañía continuará conversaciones con el gobierno y partes interesadas antes de decidir la solución.

El edificio del reactor No. 3 dañado en la planta nuclear de Fukushima Daiichi en Okuma, Japón, el 25 de febrero de 2016, cinco años después de que la planta fue dañada por un terremoto de magnitud 9,0 y tsunami. (Christopher Furlong/Getty Images)
El edificio del reactor No. 3 dañado en la planta nuclear de Fukushima Daiichi en Okuma, Japón, el 25 de febrero de 2016, cinco años después de que la planta fue dañada por un terremoto de magnitud 9,0 y tsunami. (Christopher Furlong/Getty Images)

Tritio: desperdicio radioactivo dificulta el manejo en Fukushima

Tritio es un subproducto del boro químico, el cual es usado para estabilizar la cadena radioactiva en reactores nucleares. Es un isótopo radioactivo del hidrógeno. Como el hidrógeno normal, el tritio puede cancelar con hidrógeno para crear moléculas de agua. Esta tal llamada agua tritiada es radioactiva. El tritio, prácticamente, aunque o enteramente, es imposible de remover. Sacar el tritio en más de 770.000 metros cúbicos de agua tritiada en el sitio del desastre nuclear de Fukushima no es realista, a menos que una nueva investigación y tecnología abran esa posibilidad. La alternativa más parecida a arrojarlo al Océano Pacífico.

Qué cantidad de radiación estamos expuestos ingerir en la vida diaria

La dosis de promedio por persona de todas las fuentes de radiación es de alrededor 3,0 de milisievert (mSv) por año, según Organización Mundial de la Salud (OMS). La dosis sobre los 100 mSv lleva a un aumento de riesgo de cáncer en los humanos, reporta OMS.

TE RECOMENDAMOS