Desempleo hispano alcanza otro récord mínimo en Estados Unidos

Por Petr Svab - La Gran Época
04 de Agosto de 2018 Actualizado: 05 de Agosto de 2018

Los estadounidenses de origen hispano disfrutaron de una tasa de desempleo récord del 4,5 por ciento en julio, superando el establecido el mes anterior, del 4,6 por ciento.

Además la tasa de desempleo general se redujo, del 4 por ciento del mes anterior al 3,9 por ciento, según informó la Oficina de Estadísticas Laborales.

El desempleo asiático también cayó, al 3,1 por ciento, mientras que el desempleo negro, que sigue rondando los mínimos históricos aunque aumentó ligeramente, hasta el 6,6 por ciento.

“La economía estadounidense está aumentando bajo el liderazgo de Trump”, comentó el vicepresidente Mike Pence en Twitter el 3 de agosto. “Desde el día de las elecciones de 2016, hemos creado 3,8 millones de nuevos empleos. El desempleo de los afroamericanos, hispanos y asiático-americanos alcanzan su nivel más bajo de todos los tiempos. ¡América ha vuelto!”

El desempleo hispano, el más bajo desde que la Oficina de Estadísticas Laborales comenzó a medirlo en 1973, fue celebrado por el presidente Donald Trump en casi todas las ocasiones. Sin embargo, los principales medios de comunicación de habla hispana, Univisión y Telemundo, omitieron el significativo e histórico número en sus informes tanto este mes como el último.

El desempleo de los blancos también cayó en julio, al 3,4 por ciento, una tasa nunca vista desde que los Yankees y los Mets se enfrentaron en la final de la Serie Mundial en octubre del 2000. La única vez en la historia que la tasa fue más baja fue en la década de 1960.

“Hoy es la octava vez desde 1970 que el desempleo cae por debajo del 4%, y tres de esas ocasiones ocurrieron en 2018”, dijo Ivanka Trump, hija y asesora principal del presidente, en un tweet del 3 de agosto.

La economía añadió 157.000 puestos de trabajo en julio, lo que fue casi 30.000 menos de lo esperado. Por otra parte, el crecimiento del empleo para junio y mayo registró un alza de 59.000 (268.000 y 248.000, respectivamente).

Trabajadores instalan un tanque de agua en un edificio en la Avenida Lexington, en la ciudad de Nueva York el 9 de mayo de 2018. (Hector Retamal/AFP/Getty Images)

“El Reporte de Trabajo de hoy muestra la continua fortaleza de nuestra economía. El Presidente está cumpliendo su promesa de restaurar nuestra economía y poner a los estadounidenses de nuevo a trabajar”, dijo el Secretario de Comercio Wilbur Ross en Twitter el 3 de agosto.

Estados Unidos ahora tiene más empleos disponibles que las personas consideradas como desempleadas.

Sin embargo, la tasa de desempleo es un indicador incompleto, ya que excluye a las personas que no buscaron trabajo en las últimas cuatro semanas. La Oficina de Estadísticas Laborales también proporciona una tasa que cuenta a las personas que buscaron trabajo en los últimos 12 meses, así como en las personas que trabajan a tiempo parcial pero quieren un trabajo a tiempo completo. Esa tasa cayó a un 7,5 por ciento en julio, la más baja desde mayo de 2001.

En total, en julio había casi 5,5 millones de personas que querían un trabajo pero no se contaron como desempleados, lo que supone un descenso con respecto a los más de 5,7 millones de hace un año.

“La gente está saliendo del terreno de juego”, dijo Ivanka Trump en una entrevista al medio Axios, el 2 de agosto.

La asesora supervisará el Consejo Nacional para el Trabajador Estadounidense, un organismo interdepartamental creado en julio por el presidente Trump para ayudar a capacitar y reentrenar a los estadounidenses para los empleos disponibles.

A medida que el mercado laboral se dispara, los empleadores se enfrentan a un desafío cada vez mayor para reclutar un talento valioso. La administración está tratando de ayudar, promoviendo el aprendizaje, la readaptación profesional y la educación vocacional.

El crecimiento salarial también ha alcanzado gradualmente un aumento del 2,9 por ciento en los últimos 12 meses hasta junio. Esto es más que el 2,4 por ciento del año anterior.

Este crecimiento salarial se ve compensado por el aumento constante de los precios de los bienes de consumo. Los dos indicadores de inflación: el Índice de Precios al Consumidor y los Gastos de Consumo Personal registraron tasas anuales de 2,9 y 2,2 por ciento respectivamente, impulsados significativamente por el aumento de los precios del petróleo durante el año pasado. Los precios del petróleo se reflejan en los precios del gas y del gasóleo para calefacción.

TE RECOMENDAMOS