Desgarrador cortometraje de una niña que narra su experiencia en el sistema de acogida

Por Louise Bevan
17 de Abril de 2020 4:30 PM Actualizado: 17 de Abril de 2020 4:30 PM

Un cortometraje del cineasta y activista Nathanael Matanick y su esposa, la escritora Christina Matanick, profundiza en la experiencia de una niña traumatizada por el sistema de acogida. También aborda la esperanza que existe cuando la bondad humana supera el dolor del pasado.

ReMoved” es la historia de Zoe Locke, una niña que interpreta la actriz Abby White, que también narra el doloroso viaje de Zoe. “A veces alguien te hace tanto daño, que deja de doler en absoluto”, comienza Zoe. “Hasta que algo te hace sentir de nuevo y entonces todo regresa: cada palabra, cada herida, cada momento”.

En la desgarradora historia de Zoe, ella cuida de su hermano pequeño mientras ella y su madre soportan el abuso de un padre alcohólico y violento. Finalmente, las autoridades se llevan a Zoe y a su hermano lejos de su casa, y trágicamente, son separados y dejados a su suerte en el sistema de acogida.

Cortesía de Removed Film

Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Cortesía de Removed Film

Afectada por su trauma, Zoe es arrastrada entre distintos hogares. No pudo encontrar consuelo en la primera casa a la que fue. Zoe es rápidamente reprendida por su cuidador por recoger fruta de un árbol y castigada siendo obligada a bañarse con toda su ropa puesta.

Ella es desalojada una vez más cuando las autoridades llegan a recogerla. La historia de Zoe emula la desesperanza que tantos niños acogidos sienten a diario, pensando que no son deseados ni amados.

Cortesía de Removed Film

El segundo intento de Zoe en un hogar de acogida parece prometedor; una madre bien intencionada muestra atención, cuidado y, lo más importante, paciencia, pero el trauma pasado de Zoe le provoca sus arranques emocionales y de ira, que parecen demasiado para que la futura madre pueda soportar emocionalmente.

Irónicamente, justo cuando Zoe siente un rayo de esperanza en su interior e intenta salir de su caparazón, escucha cómo su madre adoptiva habla por teléfono con un asistente social, expresando su incapacidad para cuidar de Zoe, o eso es lo que parece.

Sintiéndose totalmente desesperada y derrotada, Zoe corre a su habitación y comienza a empacar sus pertenencias y espera a que llegue el inevitable vehículo de la trabajadora social.

Lo hace, pero esta vez la trabajadora social no está sola. En un repentino y sorprendente final, alguien más sale del vehículo; esta vez, Zoe no va a ninguna parte. La trabajadora social abre la puerta trasera y toma a su hermanito en sus brazos para reunirlo, pensamos, con su hermana que lo extraña.

Desde que el corto fue compartido en YouTube en marzo de 2014, ha sido visto más de 24 millones de veces. Y con el apoyo de la comunidad, los creadores de la película pudieron hacer dos secuelas “Remember My Story: ReMoved 2” en 2015 y “ReMoved#3 Love Is Never Wasted” en 2018.

Según el grupo de defensa Children´s Rights, hay casi 443,000 niños en hogares de acogida en Estados Unidos en un día cualquiera. En promedio, explica el sitio, los niños permanecen bajo el cuidado del estado por casi dos años. El seis por ciento de los niños en esta situación “han languidecido allí durante cinco años o más”, agregan.

Cortesía de Removed Film

Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Vivió 15 años con dolor y ahora viaja compartiendo el hallazgo que le cambió la vida

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.