Designan suicidio de policía del Capitolio después del 6 de enero como muerte en cumplimiento del deber

Por Zachary Stieber
24 de Noviembre de 2022 4:24 PM Actualizado: 24 de Noviembre de 2022 4:24 PM

Se ha determinado que uno de los oficiales de la Policía del Capitolio de EE. UU. que se suicidó tras la irrupción en el Capitolio de EE. UU. del 6 de enero de 2021 murió en el cumplimiento del deber, según su familia y los funcionarios.

Howard Liebengood se suicidó el 9 de enero, varios días después de unirse a la respuesta a la irrupción, según la Policía del Capitolio de Estados Unidos (USCP, por sus siglas en inglés).

Los familiares de Liebengood, de 51 años, pidieron al Departamento de Justicia que clasificara la muerte como en el cumplimiento del deber, y el departamento aceptó, dijeron los familiares en un comunicado del 21 de noviembre publicado a través de Fraternal Order of Police, un sindicato policial.

“La determinación es significativa, sanadora y tranquilizadora, y estamos agradecidos por ello”, dijo la familia.

El Departamento de Justicia no respondió a una solicitud de comentarios.

La designación es la primera en el marco del reformado Programa de Beneficios para Oficiales de Seguridad Pública, que fue modificado por la Ley bipartidista de Apoyo a los Oficiales de Seguridad Pública. El proyecto de ley, patrocinado en la Cámara de Representantes por los representantes Guy Reschenthaler (R-Pa.) y David Trone (D-Md.), amplió el programa de prestaciones a los miembros de los servicios de emergencia que mueren por suicidio o quedan discapacitados como consecuencia de un trastorno de estrés postraumático relacionado con el trauma de su trabajo.

“Cualquiera que conociera a Howie sabía que tenía un corazón bondadoso y era muy leal. Todos echamos de menos desesperadamente su sonrisa única y su temperamento cálido y amable, pero nos consuela saber que Howie ha recibido oficialmente este merecido honor”, dijo la familia Liebengood.

El senador Tim Kaine (D-Va.), que copatrocinó el proyecto de ley correspondiente en el Senado, expresó su satisfacción por la noticia.

“El oficial Howie Liebengood era a menudo una de las primeras personas que veía en el Capitolio cada día y era bien conocido por todo mi personal. Estaba claro que ser oficial de la policía del Capitolio de EE. UU. era más que un trabajo para él: era un hombre que dedicó su vida a servir a los demás y pasó 15 años defendiendo los pasillos de la democracia”, dijo Kaine en un comunicado, añadiendo que la muerte de Liebengood “fue una pérdida desgarradora para su familia y para todos los estadounidenses que creen en la promesa de nuestras instituciones democráticas”.

“Tenemos la responsabilidad de llevar con nosotros su espíritu de servicio y dar a su familia el reconocimiento y el apoyo inquebrantable que merecen. Por eso he instado al Departamento de Justicia a que apruebe las prestaciones de los oficiales de seguridad pública para su esposa Serena. Me complace que hoy reciba esas merecidas prestaciones”, dijo Kaine.

Serena Liebengood había escrito en un artículo de opinión en enero, un año después de la irrupción, que su marido estuvo trabajando “casi todo el día” en los días posteriores a la irrupción y que “no había dormido y [estaba] agotado”.

“Si no hubiera sido por los acontecimientos del 6 de enero y el incesante horario de trabajo en los días siguientes, creo que mi marido todavía estaría aquí”, dijo entonces.

Epoch Times Photo
Serena Liebengood (D), la viuda del oficial de la Policía del Capitolio de Estados Unidos Howard Liebengood, durante una audiencia en Washington el 9 de junio de 2022. (Drew Angerer/Getty Images)

Otras reacciones

Otros también celebraron el acontecimiento, incluyendo la representante Jennifer Wexton (D-Va.).

Wexton dijo que estaba “muy contenta” con la decisión y se calificó a sí misma de “asombrada por el valor de Serena tras esta tragedia, como defensora no solo de los beneficios que su familia merece, sino también de la concienciación de las luchas por la salud mental a las que se enfrentan las fuerzas policiales y de la lucha contra el estigma que impide a muchos buscar ayuda”.

Patrick Yoes, presidente nacional de Fraternal Order of Police, dijo que el éxito de la demanda “es un paso importante en el reconocimiento de que los suicidios de las fuerzas policiales están relacionados con el servicio y deben ser vistos como lo que son: muertes en acto de servicio”.

La USCP también reaccionó positivamente a la decisión.

“El suicidio se ha convertido en una epidemia en la profesión de las fuerzas policiales”, dijo un portavoz de la agencia a los medios de comunicación en un comunicado. “Seguiremos trabajando con la familia Liebengood para abordar este importante asunto”.

La USCP había descrito previamente la muerte como “fuera de servicio”. Dijo que Liebengood comenzó a trabajar para la agencia en 2005.

gunther hashida
El oficial de policía de Washington Gunther Hashida es visto en una fotografía sin fecha. (Gunther Hashida Memorial & Family Support Fund/GoFundMe)

Cuatro suicidios

Varios oficiales de la USCP se suicidaron después del 6 de enero, cuando los policías se enfrentaron a manifestantes y alborotadores antes y después de la irrupción en el Capitolio.

Jeffrey Smith, otro oficial que trabajó el 6 de enero, se suicidó, según su familia y el Departamento de Policía Metropolitana.

Una junta de Washington determinó en marzo que la muerte de Smith se produjo en cumplimiento del deber.

Gunther Hashida, otro agente de Washington que respondió a la irrupción, se suicidó y fue encontrado en su casa el 29 de julio, según confirmó previamente la agencia a The Epoch Times.

El oficial de la Policía Metropolitana Kyle DeFreytag fue encontrado muerto ese mismo mes. Se suicidó, según la agencia.

El oficial de la USCP Brian Sicknick también murió tras la irrupción. La causa de su muerte fue natural, según el médico forense jefe de Washington. Las autoridades y los medios de comunicación habían afirmado que la muerte era consecuencia de las lesiones sufridas el 6 de enero.

Unos 64 oficiales del Departamento de Policía Metropolitana sufrieron lesiones documentadas el 6 de enero y “muchos más” resultaron realmente heridos, según declaró el jefe Robert Contee ante el Congreso. Alrededor de 114 agentes de la USCP declararon haber resultado heridos ese día, según la Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno de Estados Unidos.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.