Desove y eclosión de las tortugas de mar aumentó con el cierre de las playas por COVID-19

Por Catherine Bolton
26 de Mayo de 2020
Actualizado: 26 de Mayo de 2020

Los seres humanos pueden estar luchando con los estrictos cierres y bloqueos impuestos en todo el mundo gracias a COVID-19, sin embargo, muchos animales salvajes han prosperado con la ausencia de humanos y de su correspondiente contaminación. Entre los animales favorecidos están las hermosas tortugas de mar, cuyo número ha aumentado gracias al cierre de playas en Tailandia.

Según The Guardian, el número de nidos de tortugas de mar vistos por conservacionistas en Tailandia ha aumentado desde noviembre, con 11 nidos diferentes, el mayor número hallado en dos décadas.

Tortugas de mar recién nacidas llegan al océano en la playa de la desembocadura del río Rushikulya en el distrito de Ganjam, a 140 kilómetros al sur de la ciudad india oriental de Bhubaneswar. (STRDEL/AFP via Getty Images)

Kongkiat Kittiwatanawong, director del Centro Biológico Marino de Phuket, explicó que la ausencia de humanos en las playas, debido a cierres y restricciones, ha liberado espacio para que las raras tortugas puedan anidar y reproducirse. Eso es grandioso, explicó, ya que los humanos han hecho que sea increíblemente difícil para estas tortugas encontrar lugares seguros para sus nidos en los últimos años.

“Esta es una muy buena señal para nosotros porque los humanos han destruido muchas áreas de desove”, dijo. “Si nos comparamos con el año anterior, no tuvimos tantos desoves, porque las tortugas tienen un alto riesgo de ser asesinadas por los aparejos de pesca y los humanos que perturban la playa”.

Una tortuga de mar, nacida en cautiverio, nada después de ser liberada en el oceano por empleados del parque marino francés Marineland, el 18 de mayo de 2016, en la ciudad de Antibes, en el sureste de Francia. (JEAN CHRISTOPHE MAGNENET/AFP via Getty Images)

Las playas tailandesas tampoco son los únicos lugares donde las tortugas están cosechando las recompensas de la ausencia humana durante la crisis pandémica.

En Florida, Juno Beach, un tramo de arena y costa de 9.5 millas (15.2 km) al norte de Palm Beach, es a menudo un popular destino turístico; sin embargo, las restricciones en los viajes y el [poco] turismo durante la pandemia han dejado la playa lo suficientemente intacta como para que las tortugas también puedan anidar allí. The Guardian informó que los ecologistas descubrieron 76 nidos de tortugas de mar allí también, un aumento “significativo” con respecto al año pasado.

“Las posibilidades de que las tortugas sean golpeadas y mueran inadvertidamente serán menores”, dijo Godfrey a las noticias locales de CBS 12 de West Palm Beach. “Toda la presencia humana reducida en la playa también significa que habrá menos basura y otros plásticos que ingresen al medio marino. La ingestión y el enredo en desechos plásticos y marinos también son las principales causas de lesiones a las tortugas de mar”.

Las tortugas marinas son las tortugas vivas más grandes registradas; sin embargo, la muy baja tasa de supervivencia de sus huevos (solo uno de cada 1000 huevos puestos sobrevivirá para eclosionar), combinada con la interrupción humana en las playas, deja a la especie en peligro. Actualmente, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza las clasifica como una especie vulnerable.

Con suerte, con menos irrupciones humanas en las playas durante esta temporada, las tortugas serán otro animal que se beneficiará de un medio ambiente más seguro y limpio.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Mire a continuación

Navegando por el mar de la vida con la brújula mágica de ‘Verdad, Benevolencia y Tolerancia’

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS