Sus dueños la dejan tan obesa y enferma que no podía caminar, pero la vida le da otra oportunidad

Por La Gran Época
13 de Mayo de 2019 Actualizado: 19 de Junio de 2019

Nuestras mascotas prometen ser leales a nosotros y nos aman. Todo lo que piden a cambio es que nos ocupemos de ellos y les demos amor.

Pero eso no es lo que hizo la familia de Pearl. Tal vez pensaron que estaban amando a esta Jack Russell Terrier dandole un montón de golosinas y restos de comida, pero lo que estaban haciendo era realmente lastimarla.

El promedio de los Jack Russell pesan entre 6 y 8 kilos, pero para el momento en que Pearl tenía 4 años ya pesaba unos 40 kilos. La perra una vez enérgica y feliz, era tan obesa que no podía caminar, ni siquiera voltear la cabeza.

Luego llegó la peor parte de todo: la familia de Pearl la abandonó en un estacionamiento vacío, dejándola para morir. Afortunadamente, algunas personas de buen corazón encontraron a la pobre perra y decidieron ver si podían salvarla.

Estaba tan pesada que la única manera en que los rescatadores podían transportarla era llevándola en una sábana que llevaban entre varias personas, reportó Daily Mail.

Cuando un veterinario la examinó dio un grave pronóstico, Pearl era tan insalubre que su corazón podía dejar de trabajar en cualquier momento.

Decidida a darle un nuevo comienzo en la vida, los entrenadores y los veterinarios trabajaron para crear una dieta y un programa de ejercicios que ayudaría a Pearl perder alrededor de medio kilo cada semana.

El comienzo no fue fácil, y se enfrentaron a algunos contratiempos, como cuando Pearl sufrió neumonía y no pudo hacer ejercicio durante unas semanas, pero poco a poco el peso comenzó a bajar.

Utilizando bolas de ejercicio y una caminadora submarina, ¡Pearl adelgazó a unos mucho más saludables 20 kilos!

Una vez que su peso comenzó a desaparecer, la personalidad de Pearl comenzó a regresar. Una vez más era la perra feliz y curiosa que había sido alguna vez.

Afortunadamente la vida de Pearl se salvó y ella fue capaz de encontrar un hogar amoroso para siempre con una familia que la mantiene activa y le muestra mucho amor.

Esperemos que la historia de Pearl sirva como una advertencia y ejemplo para otras familias. ¡La mejor manera de demostrar amor a tu mascota es mantenerla saludable y cuidarla bien!

Mira el video a continuación:

Rescate de un perro atrapado en un río congelado

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Muchas personas están leyendo La Gran Época más que nunca, pero pueden ser aún más. Comparte este artículo en Facebook y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS