Después de un aplauso de más de 15 minutos, trasladaron el cuerpo de Sala al crematorio

Por EFE
16 de Febrero de 2019 Actualizado: 16 de Febrero de 2019

El cuerpo de Emiliano Sala fue trasladado este sábado a la ciudad argentina de Santa Fe para que sea incinerado tras el velatorio y homenaje que familiares, amigos y vecinos brindaron al futbolista en Progreso, el pueblo donde creció, informó a Efe el entorno del jugador.

El féretro abandonó por última vez el pueblo donde Emiliano Sala residió desde los cuatro años y donde comenzó su trayectoria futbolística entre los aplausos de los presentes.

“Dentro de un generalizado y sostenido aplauso que duró entre 15 y 20 minutos lo volvieron a cargar al féretro con el cuerpo del Emi y de ahí ya partieron otra vez para Santa Fe al crematorio”, afirmó a Efe el presidente comunal de Progreso, Julio Muller.

De esta manera el pueblo cerró el que “seguramente sea el día más triste de su historia”, según las palabras de Muller, quien además aseguró que “no se trata de una despedida”.

Justo antes de trasladar el cuerpo se realizó una ceremonia religiosa en las instalaciones del club de fútbol San Martín, en el que Sala jugó hasta los 15 años.

Fue precisamente en ese club donde Sala coincidió con Diego Solís, quien fue su entrenador durante varios años y hoy acompañó al que fuera su pupilo presa de la incredulidad.

Una amiga del fallecido futbolista argentino Emiliano Sala besa su ataúd después de ser cargado en un coche fúnebre, durante su funeral en el Club Atlético y Deportivo San Martín en Progreso, Santa Fe, Argentina el 16 de febrero de 2019. (JUAN MABROMATA/AFP/Getty Images)

“Muchas sensaciones, de decir ¿Qué hago acá? Es un sueño que esté Emiliano ahí, no se puede creer”, aseguró a Efe.

Solís recalcó que además de “Progreso y la gente que lo conocía” quisieron acercarse a despedir al delantero “los que no lo conocían”.

Cientos de personas, familiares y residentes de Progreso despidieron los restos de Emiliano Sala después de una vigilia en el club de la niñez del futbolista, San Martín de Progreso, el 16 de febrero de 2019 en Progreso, Argentina. (Gustavo Garello/Getty Images)

Durante las más de siete horas que permaneció abierto el velatorio se acercaron a dar la última despedida al jugador multitud de personas, donde además de amigos y familiares se encontraban jugadores y representantes de Nantes y Cardiff, el club en el que triunfó y el que pagó una cifra récord por su traspaso.

Por parte del cuadro británico estuvieron presentes el entrenador, Neil Warnock, y el director general, Ken Choo, quienes acompañaron en todo momento a la familia del jugador desde que ayer llegaron al país.

***

Te puede interesar

La historia de un maestro cocinero que llegó a la cima profesional y luego descubrió el verdadero éxito en la vida

TE RECOMENDAMOS