Destructor chino de última generación navega cerca de Japón mientras Filipinas denuncia flota china

Por Nicole Hao
22 de Marzo de 2021
Actualizado: 22 de Marzo de 2021

Japón dijo que China maniobró su mayor destructor en el mar de Japón el 18 y 19 de marzo. Aunque el buque no entró en las aguas territoriales, es la primera vez que Beijing hizo notar su presencia en esta zona marítima.

El Ministerio de Defensa de Japón dijo el 19 de marzo que estaba monitoreando la ruta del buque, para analizar cuál es el objetivo del crucero.

A su vez el 19 de marzo, Filipinas exigió a unos 220 barcos pesqueros chinos que abandonen un arrecife del mar de China Meridional reclamado por Manila, donde ya llevaban unas dos semanas amarrados.

Un pescador filipino sale a navegar al atardecer desde la costa de Bacnotan, provincia de La Unión, en el noroeste de Filipinas, frente al mar de China Meridional, el 14 de febrero de 2020. (Romeo Gacad/AFP via Getty Images)

“Nosotros pedimos a los chinos que pongan fin a esta incursión y retiren inmediatamente estos barcos que violan nuestros derechos marítimos e invaden nuestro territorio soberano”, dijo el domingo el secretario de Defensa filipino, Delfín Lorenzana, a través de una declaración, añadiendo que la presencia de la flotilla era una “acción provocadora de militarizar la zona”.

El comentarista estadounidense de asuntos chinos Tang Jingyuan comentó los dos incidentes el 21 de marzo. “Creo que el régimen chino está mostrando sus músculos en el mar de Japón y tratando de ocupar el arrecife en el mar de China Meridional”.

Filipinas considera que los buques chinos son “buques de la milicia marítima”.

Flota china

Los 220 barcos chinos fueron vistos en el disputado arrecife de Whitsun de las islas Spratly desde el 7 de marzo, dijo un grupo de trabajo del gobierno filipino el día 20, añadiendo que creían que los pescadores en estos barcos son personal de la milicia marítima china.

El mismo día, el medio filipino Manila Bulletin posteó en Twitter una serie de fotos en las que se veían los barcos de pesca chinos amarrados, uno al lado del otro.

El arrecife de Whitsun está situado en una de las zonas más disputadas, y está rodeado por Filipinas, Vietnam, Brunei, Malasia y China.

“Esta noche se disparó la protesta diplomática; no puedo esperar a la primera luz del día”, dijo el 21 de marzo el ministro de Asuntos Exteriores filipino, Teodoro Locsin, en un posteo de Twitter.

“Así lo recomendó el general Esperon este mediodía por WhatsApp. Yo tengo las coordenadas, por así decirlo y las transmití a mi artillería legal, ‘Fuego a discreción’. Los proyectiles deben volar al amanecer. No suelo anunciar las maniobras, pero parece que todo el mundo se muestra al descubierto”, posteó también Locsin.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China no respondió a las preguntas sobre el cruce con Filipinas.

En los últimos años, Taiwán, Indonesia, Vietnam y Filipinas denunciaron la presencia de barcos pesqueros chinos amarrados alrededor de las islas en disputa en el mar de China Meridional. En algunos casos, como en el enfrentamiento por Scarborough Shoal, China inició un proyecto de reclamación de tierras, tomando el control de la isla después de enviar sus barcos de pesca.

Tang declaró a The Epoch Times que el régimen chino podría estar planeando utilizar la misma estrategia para ocupar el Arrecife de Whitsun.

“Está claro que hay una potencia detrás de los barcos de pesca. De lo contrario, los pescadores no atracarían allí sin pescar durante dos semanas”, dijo Tang. “Por las experiencias de los últimos años, la potencia que respalda esta acción es el gobierno chino. Esto es seguro. Su propósito es ocupar el arrecife y cambiar el mar de China Meridional del actual océano abierto a los mares interiores de China”.

Tres buques de guerra

El destructor de misiles de China, Tipo 055 Nanchang, participa en un desfile naval en el mar cerca de Qingdao, en la provincia oriental china de Shandong, el 23 de abril de 2019. (marK SCHIEFELBEIN/AFP vía Getty Images)

El buque de guerra de última generación de la Armada china que entró en el mar de Japón es el crucero de clase Renhai o destructor de misiles Tipo 055 Nanchang, e iba acompañado de dos buques, el destructor Tipo 052D Chengdu y la fragata Tipo 054A Daqing.

Según el medio de comunicación estatal chino Cankao Xiaoxi, afiliado a Xinhua, la reunión entre Estados Unidos y Japón en la que se habló de China podría haber sido una posible razón por la que el grupo de destructores pasó por el estrecho de Tsushima, entre Corea y Japón, y navegó hacia el norte unos días después.

El 16 de marzo Japón y Estados Unidos mantuvieron conversaciones sobre seguridad en Tokio, en respuesta a la coerción de China en la región del Indo-Pacífico, el primer viaje al extranjero del secretario de Estado estadounidense Antony Blinken y el secretario de Defensa, Lloyd Austin, como parte del gobierno de Joe Biden.

El destructor Tipo 055 es el mayor buque de combate de superficie del mundo que se encuentra en servicio. Tiene 180 metros de eslora, una manga de 20 metros y un calado de 6.6 metros, según Naval News. El desplazamiento a plena carga de un destructor Tipo 055 es de 12,000 a 13,000 toneladas métricas, lo cual es más pesado que el crucero de la clase Ticonderoga y el destructor de la clase Arleigh Burke de la marina estadounidense, ambos de unas 9800 toneladas métricas.

China afirma que el destructor Tipo 055 tiene capacidades de combate antiaéreo, antimisiles, antibuque y antisubmarino. El país cuenta con dos destructores Tipo 055 en servicio: el Nanchang y el Lhasa. Además se están fabricando otros seis, mientras que otros ocho están en fase de preparación.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS