Deterioro cognitivo y estrés causa dieta de azúcar y grasa, comprueba nuevo estudio

17 de Julio de 2015 Actualizado: 17 de Julio de 2015

Los científicos han estado haciendo hincapié de la importancia de la dieta en la salud humana. Un nuevo estudio de la Universidad Estatal de Oregón, publicado en junio, comprobó que aquellas con exceso de grasa y azúcar causan un deterioro en la aplicación del conocimiento y memoria ante los imprevistos.

Cuando se consume un exceso de grasa y azúcar los científicos observaron en un experimento realiado en animales, que hay una notable pérdida de la adaptación a las situaciones cambiantes que necesitan ajustes, conocida como “flexibilidad cognitiva”, además de un deterioro temprano del aprendizaje, tanto para la memoria que funciona a corto plazo, como la memoria de largo período.

“El deterioro de la flexibilidad cognitiva en este estudio fue bastante fuerte”, dijo Kathy Magnusson, profesor de la Universidad de Oregon, en un comunicado del 22 de junio.

Para explicar este concepto, señaló: “Piense en conducir a casa en una ruta que es muy familiar para usted, algo que está acostumbrado a hacer. Entonces, un día ese camino está cerrado y de repente usted tiene que encontrar una nueva ruta a casa “.

Una persona con altos niveles de flexibilidad cognitiva se adapta de inmediato al cambio, y es capaz de determinar el siguiente mejor camino a casa, y recordarlo para usarlo a la mañana siguiente: Con la flexibilidad deteriorada, un bloqueo puede provocar un estrés. El imprevisto puede significar “un largo, lento y estresante camino a casa”, señaló Magnusson.

La Universidad explica que los resultados de la investigación son consistentes con otros estudios acerca del impacto de la grasa y el azúcar en las funciones cognitivas y el comportamiento, y sugiere, que algunos de estos problemas pueden relacionarse con la alteración del microbioma, una compleja mezcla en el sistema digestivo de unos 100 trillones de microorganismos.

Según la especialista, “cada vez está más claro que nuestras bacterias o microbiota, pueden comunicarse con el cerebro humano”.

“La bacteria puede dejar componentes que actúan como neurotransmisores, estimulando nervios sensores del sistema inmune y afectar un amplio rango de funciones biológicas”, agregó.

Aunque aún no está del todo claro qué mensajes están enviando las bacterias, la investigadora adelantó que en los estudios se están analizando “las vías y los efectos”.

Sobre el actual estudio concluyó que “este trabajo sugiere que la grasa y el azúcar están alterando sus sistemas bacterianos saludables, y esa es una de las razones por la cual estos alimentos no son buenos para usted”.

TE RECOMENDAMOS