Día de San Valentín: Amor duradero y devoción en la antigua China

14 de Febrero de 2016 Actualizado: 14 de Febrero de 2017

Es una época para celebrar el amor y el afecto mientras demostramos aprecio por las personas especiales que valoramos en nuestras vidas. El Día de San Valentín también es una oportunidad para reflexionar sobre la alegría y el significado del amor –no sólo sobre la felicidad que viene de hermosos sueños cumplidos, sino también sobre el despliegue de lo preciado de nuestras relaciones cercanas y la fuerza y sabiduría ganada por las vueltas que da la vida.

Aquí hay dos historias de la antigua China que hablan sobre estas temáticas mientras le damos la bienvenida al Día de San Valentín y su compromiso con el amor y la devoción.

El Día de San Valentín es una oportunidad para reflexionar sobre la alegría y el significado del amor

Predestinados a ser pareja

La historia de la Princesa Lechang y su marido Xu Deyan es una que no sólo representa un amor puro y duradero sino también la virtud y sinceridad del pueblo chino antiguo.

Vinculada con el Festival de la Linterna, la historia también celebra la unidad familiar y el reencuentro, símbolos del festival que tiene lugar el decimoquinto y último día de las festividades tradicionales de Año Nuevo Chino.

Según dicen, la Princesa Lechang era una hermosa e inteligente mujer que vivió en los tiempos finales de las dinastías Meridionales y Septentrionales (420-589 d.C.). Ella y su marido vivieron juntos una vida feliz en el Estado de Chen. Sin embargo, sus vidas fueron destruidas cuando el ejército del norte la Dinastía Sui (581-618 d.C.) atacó el Estado de Chen.

La historia de la Princesa Lechang y su marido Xu Deyan es una que no sólo representa un amor puro y duradero sino también la virtud y sinceridad del pueblo chino antiguo.

A sabiendas de que él y la Princesa Lechang podían separarse en medio de caos de la guerra, Xu Deyan habló seriamente con su esposa. “Con tu belleza y tu talento, si cae el Estado de Chen indudablemente serás tomada prisionera por una casa poderosa y adinerada, y tal vez seamos separados para siempre” dijo.

Aun así, el antiguo pueblo chino creía que todas las relaciones son predestinadas, y Xu no era una excepción. Él tenía fe en que si él y la princesa estaban destinados a ser una pareja de por vida, serían capaces de reencontrarse sin importar las circunstancias.

Así que hizo un plan para el futuro. “Si se supone que no termine nuestra relación predestinada como marido y mujer y todavía hay esperanza de que estemos juntos otra vez, deberíamos tener un recuerdo que sirva de indicio de que podemos encontrarnos otra vez”, dijo.

Xu tomó un espejo de bronce y lo partió a la mitad. Conservó una mitad y dio la otra mitad a su esposa. Se prometieron el uno al otro que si se separaban, entonces en el Festival de la Linterna anual, cada uno iría al mercado de la capital a ofrecer su mitad del espejo para la venta, con la esperanza de reencontrarse.

‘Un espejo roto enmendado’

A medida de que se desarrolló la historia, el Estado de Chen cayó pronto, en efecto, la pareja se separó entre los disturbios.
Luego de muchas dificultades, Xu Deyan finalmente se hizo camino a la capital. Tomó la mitad del espejo y fue al mercado del Festival de la Linterna como prometió. Allí, notó que un sirviente mayor también trataba de vender un espejo partido.
Xu identificó que era la mitad que pertenecía a la Princesa Lechang, y se enteró por el viejo hombre que su esposa fue tomada como concubina por el poderoso ministro Sui, Yang Su. Imposibilitada de ir al mercado ella misma, envió al sirviente con su mitad del espejo para que intente buscar a Xu.

Con el corazón roto, Xu escribió un poema en la parte del espejo de su esposa, donde la asemejaba a Chang’e, la hermosa Diosa de la Luna. Él escribió: “Te fuiste con el espejo, y ahora el espejo retornó sin ti. Sin el reflejo de la imagen de Chang’e, la brillante luna alumbra en vano”.

“Un espejo partido enmendado” metafóricamente se refiere al reencuentro de esposo y esposa luego de una separación forzada. Es originario de una historia de la antigua China sobre amor verdadero con un final feliz. (Sherry Hsiao/La Gran Época).
“Un espejo partido enmendado” metafóricamente se refiere al reencuentro de esposo y esposa luego de una separación forzada. Es originario de una historia de la antigua China sobre amor verdadero con un final feliz. (Sherry Hsiao/La Gran Época).

Cuando la princesa leyó el poema, no pudo evitar llorar y no comió por días. De este modo, el ministro se enteró del verdadero amor entre la princesa y Xu Deyan. Enormemente conmovido y compasivo de su sufrimiento, mandó a buscar a Xu y permitió a la pareja reencontrarse. Además, les proveyó de recursos para retornar a su ciudad natal, donde pasaron juntos el resto de sus vidas, y nunca más se separaron.

Esta historia es el origen de la expresión china “un espejo roto enmendado”. Representa el reencuentro de marido y mujer luego de una separación involuntaria. También puede ser usado para referirse a la reconciliación de una pareja luego de una ruptura.

‘Dos corazones conectados para siempre’

“Dos corazones conectados juntos para siempre, hasta que los cabellos se tornen blanco por la vejez” es una bendición china común que se da a los novios para desearles un feliz y duradero matrimonio.

Este simbolismo es usado en el título de un poema asociado con otra famosa y antigua historia de amor de la Dinastía Han Occidental (206 a.C. – 23 d.C), de alrededor de 2.200 años atrás. Algunos investigadores creen que el “Poema de los Cabellos Blancos” fue escrito por Zhuo Wenjun, la talentosa y hermosa esposa del importante poeta, escritor y funcionario Sima Xiangru.

Sima Xiangru y Zhuo Wenjun vivieron juntos el resto de sus vidas y se dieron cuenta de lo ideal que era envejecer juntos como una pareja de cabellos blancos.

La historia de la pareja comienza con un amor profundo y devoto – Sima, un talentoso pero pobre investigador, y Zhuo, una hija de familia rica que recién había enviudado. Se enamoraron a primera vista.

Sima luego se hizo prominente y gozó de alto prestigio por el emperador. Pero su éxito también lo llevó a mudarse a la capital, dejando a Zhuo atrás, quien continuó amándolo con todo su corazón. Tristemente, se le rompió el corazón cuando se enteró de que él conoció a una mujer joven y quería hacerla su concubina.

‘Poema de los Cabellos Blancos’

Por medio de su “Poema de los Cabellos Blancos”, Zhuo dijo a su marido que ella había decidido terminar el matrimonio, debido a que había perdido su pureza. Escribió que el amor debería ser “claro y limpio, como la nieve en la montaña y la luna entre las nubes”. La genuina confianza y sinceridad son preciadas en una relación, le comunicó, y cuando esto se ha perdido, entonces lo que queda del llamado romance es nada más que un humilde deseo.

Zhuo también expresó cómo un compañero devoto y para toda la vida es lo que todos anhelan, nunca ser apartados el uno del otro incluso si el cabello se torna blanco. Ella recordó a su marido que “un hombre debería dar importancia a la bondad y a la honradez”. “¿Cómo puede ocupar su lugar la riqueza?” preguntó.

Zhuo Wenjun es retratada en una pintura por el artista de la Dinastía Qing, He Dazi. Su famoso “Poema de los Cabellos Blancos”, escrito en forma de una carta a su marido, podría servir como una fuente de sabiduría y ánimo para aquellos que anhelan un amor verdadero y duradero. (Dominio Público/Wikimedia Commons)
Zhuo Wenjun es retratada en una pintura por el artista de la Dinastía Qing, He Dazi. Su famoso “Poema de los Cabellos Blancos”, escrito en forma de una carta a su marido, podría servir como una fuente de sabiduría y ánimo para aquellos que anhelan un amor verdadero y duradero. (Dominio Público/Wikimedia Commons)

Esta historia de amor tiene un final optimista, porque Sima fue conmovido tanto por el poema de su esposa que abandonó su plan de tomar una concubina. Los dos vivieron juntos el resto de sus vidas y se dieron cuenta de lo ideal que era envejecer juntos como una pareja de cabellos blancos.

Este poema ejemplifica la reacción lúcida de una persona con un corazón pacífico y valiente, decidida a pesar del dolor de perder el amor y de ser agraviada. También está llena de una calma dignidad y humilde gentileza, hablando directamente a la parte consciente de la otra persona que claramente sabe distinguir lo bueno de lo malo.

Es bien apreciado como una inspiración y ánimo para aquellos que puedan encontrarse en una situación similar. En efecto, puede servir como una fuente de sabiduría para cualquier pareja que desee establecer un amor verdadero y duradero.

TE RECOMENDAMOS