Día Mundial de la Libertad de Prensa destaca deterioro del sector de la prensa en China y Hong Kong

Por Frank Fang
03 de Mayo de 2021
Actualizado: 03 de Mayo de 2021

Estados Unidos y la Unión Europea expresaron su preocupación por el deterioro de la libertad de prensa en China, coincidiendo con el Día Mundial de la Libertad de Prensa.

“Estados Unidos condena el uso de cierres de Internet parciales o totales dispuestos por los gobiernos, entre otras tácticas, para prevenir el ejercicio de la libertad de expresión en línea y restringir la capacidad de los periodistas independientes de servir al interés público”, dijo el secretario de Estado Antony Blinken en un comunicado el 2 de mayo con ocasión del Día Mundial de la Libertad de Prensa.

El Día Mundial de la Libertad de Prensa se celebra anualmente el 3 de mayo, después de que fuera introducido por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1993. Uno de los objetivos de este día es promover los principios fundamentales de la libertad de prensa y abordar los desafíos a la libertad de los medios de comunicación en todo el mundo.

Blinken señaló a China, Turquía y Egipto como los países que más reporteros encarcelaron en 2020, citando datos del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ).

En diciembre del año pasado, el CPJ publicó un informe en el que nombraba a China como “el peor carcelero del mundo” para los periodistas por segundo año consecutivo, y muchos de ellos fueron detenidos por su cobertura de la pandemia de la COVID-19. Un ejemplo fue la periodista ciudadana Zhang Zhan, que fue condenada a cuatro años de prisión por “buscar peleas y provocar problemas”, una acusación común que el régimen chino suele utilizar para silenciar a los disidentes.

“En China, muchos de los 47 detenidos están cumpliendo largas condenas, o están encarcelados en la región de Xinjiang sin que se haya revelado ningún cargo”, declaró el CPJ.

El jefe de la política exterior de la UE, Josep Borrell, también señaló el deterioro del entorno de la prensa en China en su comunicado del Día Mundial de la Libertad de Prensa.

“Quiero reafirmar mi compromiso y el de la UE con la libertad de los medios de comunicación, que lamentablemente ha disminuido en muchos países durante la COVID-19”, escribió Borrell.

El Club de Corresponsales Extranjeros de China (FCCC), en su informe publicado en marzo, documentó cómo el régimen chino utilizó varias tácticas, incluidas las medidas de prevención del coronavirus, para restringir la información extranjera en 2020. El informe, basado en una encuesta realizada a sus 150 miembros, concluyó que las libertades de los medios de comunicación en China “se deterioraron significativamente” en 2020.

“Todas las armas del poder estatal —incluidos los sistemas de vigilancia introducidos para frenar el coronavirus— se utilizaron para acosar e intimidar a los periodistas, a sus colegas chinos y a aquellos a los que la prensa extranjera pretendía entrevistar”, dijo el FCCC.

El 42 por ciento de los 150 encuestados dijo que “les dijeron que abandonaran un lugar o les negaron el acceso por razones de salud y seguridad cuando no presentaban ningún riesgo”, en relación con la cobertura del coronavirus en China.

Varios reporteros extranjeros compartieron cómo fueron acosados o intimidados en el informe, entre ellos Francesc Canals, corresponsal del medio español Televisió de Catalunya.

“En la cobertura de Wuhan, y en Beijing, en reportajes que no tenían por qué ser delicados, fui obligado por los lugareños, con el apoyo de la policía, a borrar datos como las imágenes de las calles sin ninguna explicación adecuada. En Wuhan, un agente de policía me pidió que borrara las imágenes de mi celular”, declaró Canals.

La libertad de prensa en la ciudad de Hong Kong, gobernada por China, también se ha deteriorado considerablemente en 2020. En un comunicado con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa, el Club de Corresponsales Extranjeros de Hong Kong (FCCHK) declaró que está “comprometido con la defensa de la libertad de prensa en Hong Kong y en toda la región”.

“[L]os periodistas [en Hong Kong] han tenido que hacer frente a una serie de desafíos, como los nuevos límites policiales a la acreditación, la persecución de miembros de los medios de comunicación, la presión cada vez mayor sobre la independencia editorial de la RTHK, la preocupación por los visados y el ataque de unos matones a la planta de impresión de un periódico”, escribió el FCCHK.

La planta de impresión de la edición de Hong Kong de The Epoch Times fue atacada por intrusos con martillos el 12 de abril. El ataque se produjo tras otro ataque contra la misma instalación en noviembre de 2019, cuando cuatro individuos enmascarados prendieron fuego a la planta. Se cree ampliamente que el Partido Comunista Chino (PCCh) está detrás de ambos ataques.

El lunes, la Asociación de Periodistas de Hong Kong (HKJA, por sus siglas en inglés) informó de que el índice de libertad de prensa de la ciudad alcanzó un mínimo histórico, cayendo a una puntuación de 32.1 en 2020 desde los 42 de 2013. El índice se basó en una encuesta realizada a 367 periodistas entre el 16 de febrero y el 21 de marzo.

El 85 por ciento de los periodistas atribuyó el descenso de la libertad de prensa en la ciudad a la represión del gobierno de Hong Kong. Mientras tanto, el 69 por ciento declaró que el “creciente énfasis de un país sobre dos sistemas por parte de los funcionarios del gobierno central les había incomodado a la hora de informar sobre las voces disidentes”.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS