Día Mundial de la Tuberculosis: tratamientos y avances de una enfermedad que aún continúa

24 de Marzo de 2016 Actualizado: 24 de Marzo de 2016

Cada año se producen 1,5 millones de muertes relacionadas con la Tuberculosis (TB), por lo que esta enfermedad infecciosa es una de las más letales en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). En el marco del Día Mundial de la Tuberculosis, este organismo pide a los gobiernos, las comunidades, la sociedad civil y al sector privado, que actúen unidos para poner fin a la tuberculosis en este 2016.

Con ocasión del Día Mundial de la Tuberculosis, que se celebrará este 24 de marzo, la OMS y sus asociados promueven el diálogo y la colaboración para poner fin a la epidemia de Tuberculosis. La estrategia de la OMS para poner fin a la tuberculosis, es alcanzar metas de prevención, eliminando la pobreza y, a su vez, detectando y tratando a la TB a través de la investigación e innovación, informó la OMS, con fecha, del 24 de marzo del 2016.

Según registros de la OMS, en 2014, de 9.6 millones de personas que se enfermaron de tuberculosis, murieron 1.5 millones. Siendo que el 95 por ciento de las muertes por este padecimiento, ocurrieron en países pobres. La estadística también confirmó que en este año la TB fue una de las cinco causas principales de muerte en las mujeres entre los 15 y los 44 años. Sumado a estas cifras, el informe indicó que de un millón de niños que se enfermaron de tuberculosis, 140000 de estos murieron por esta causa.

Después de un año, en el informe del 2015, se analizaron datos procedentes de 205 países y territorios que representan más del 99% de la población mundial. Sus resultados mostraron los avances  alcanzados en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de la Tuberculosis, así como las esferas en que pueden intensificarse los esfuerzos por erradicarla.

Los avances del informe para erradicar la TB, reflejaron que desde el año 2000, la mortalidad de la enfermedad descendió en un 47 por ciento, desde 1990. Del mismo se desprende que el diagnóstico y tratamiento de la TB permitió salvar a 43 millones de vidas entre 2000 y 2014. Sin embargo, el informe destacó que el déficit de financiación ascendió en 2015 a US$ 1400 millones.

Por lo tanto para aplicar la estrategia y reducir en un 95% el número de defunciones por tuberculosis y un 90 por ciento el número de casos de tuberculosis para 2035, durante los próximos cinco años (2020), es necesario eliminar los gastos catastróficos generados de los pacientes con tuberculosis y sus familias. La eliminación de esos gastos se hace posible con la ampliación del acceso y programas de protección financiera que minimicen los costos médicos y de otra índole, así como la pérdida de ingresos, indico la OMS, el 19 de marzo del 2015.

¿Cómo se origina la Tuberculosis?

Cuando la bacteria Mycobacterium tuberculosis ataca a los pulmones, se ocasiona la enfermedad, y aunque la TB es curable y prevenible, la OMS recomienda conocer la forma en que se puede trasmitir este bacilo.

Según este organismo, la bacteria se trasmite de persona a persona a través del aire. En este sentido, un  tosido, estornudo o escupir, ocasiona que se expulsen los bacilos tuberculosos al aire. Basta con que una persona inhale unos pocos bacilos para quedar infectada.

La OMS calcula que una tercera parte de la población mundial tiene tuberculosis latente, es decir, están contagiados por el bacilo de la tuberculosis, pero no manifiestan la enfermedad y no pueden trasmitirla. Sin embargo se calcula que un 10 por ciento de esta población podría adquirir la enfermedad, a lo largo de su vida. Este riesgo aumenta considerablemente en las personas cuyo sistema inmunitario está dañado, como ocurre en casos de infección por el VIH, desnutrición o diabetes, o en quienes consumen tabaco.

Los síntomas de la Tuberculosis son tos, fiebre, sudores nocturnos y pérdida de peso. Estos síntomas pueden ser leves o durar muchos meses. Por lo que un enfermo tarda en buscar atención médica siendo un riesgo de contagio para otros. Es decir, según cálculos de la OMS, en un año, un enfermo tuberculoso puede infectar a unas 10 a 15 personas por contacto estrecho.

Tratamiento

A través de la administración de varios medicamentos es que el tratamiento de Tuberculosis puede aplicarse durante un periodo de 6 a 9 meses, según El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). En la actualidad existen 10 medicamentos aprobados por la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU. (FDA) para la TB. Entre ellos se encuentran, isoniazida (INH), rifampicina (RIF), etambutol (EMB) y pirazinamida (PZA).

Durante el tratamiento, según este organismo, se deben seguir indicaciones estrictas hasta concluir las dosis indicadas, de lo contrario, podría suceder que las bacterias de la tuberculosis, al no continuar correctamente el tratamiento, sobrevivan y se hagan resistentes a esos fármacos, lo cual ocasiona que sea más difícil y más costoso el tratamiento.

Existen diferentes esquemas de tratamiento contra la TB que generalmente comienzan con una fase inicial de 2 meses, seguida de la fase de continuación, en la que se eligen varias opciones de tratamiento, con una duración de 4 o 7 meses (para un total de 6 a 9 meses de tratamiento).

Avances en la Tuberculosis

En relación a los avances en el campo de la Tuberculosis, la profesora Brigitte Gicquel, jefa de la unidad de genética mico bacteriana del Instituto Pasteur de París, en Francia, señaló que el desarrollo de nuevos fármacos contra la tuberculosis, podrían acortar el tratamiento actual de seis meses. Agregó que los últimos 20 años de investigación, permitieron  que los diagnósticos de casos se realicen con mayor rapidez.

La investigadora Gicquel, además afirmó que ahora existen pruebas de susceptibilidad a los fármacos, lo que permite utilizar antibióticos específicos contra las cepas concretas de tuberculosis que son resistentes a determinados medicamentos. También se ha avanzado en lo que son las sondas moleculares, que pueden identificar el bacilo tuberculoso concreto que causa la infección,  señaló la experta, según la OMS.

Ademas, dijo Brigitte Gicquel , se está desarrollando una nueva vacuna que sustituya a la BCG (que también fue desarrollada en el Instituto Pasteur). Por último, la epidemiología molecular ha permitido determinar los marcadores genéticos que distinguen a las diferentes cepas de tuberculosis.

TE RECOMENDAMOS