¿Diagnosticado con diabetes? Preste atención a su corazón

La diabetes y la prediabetes conllevan un mayor riesgo de enfermedad cardíaca
Por MAT LECOMPTE
05 de Enero de 2021
Actualizado: 05 de Enero de 2021

La diabetes tipo 2 aumenta sus probabilidades de desarrollar una enfermedad cardíaca, por lo que es imperativo comenzar a prestar atención a la salud de su corazón de inmediato si tiene un diagnóstico de diabetes. Incluso aquellos que tienen prediabetes están en riesgo y deben centrarse en un estilo de vida cardiovascular saludable.

La prediabetes es el resultado de niveles bajos de azúcar en sangre en el cuerpo. Si no se controla, con el tiempo podría convertirse en diabetes tipo 2. Este nivel elevado de azúcar en la sangre, que está presente tanto en la prediabetes como en la diabetes tipo 2, puede dañar los vasos sanguíneos y los nervios que mantienen el corazón y los vasos sanguíneos funcionando correctamente. Con el tiempo, esto puede provocar enfermedades cardíacas.

Los pacientes con diabetes suelen tener otras afecciones que amenazan el corazón, como presión arterial alta, colesterol alto y obesidad. Estos problemas de salud, conocidos colectivamente como síndrome metabólico, pueden aumentar la probabilidad de que se formen coágulos de sangre y causar daños en las arterias del corazón.

“Controlar el riesgo de ataque cardíaco y derrame cerebral no se trata tanto de controlar la diabetes como de reducir los factores de riesgo que la acompañan”, según Matthew Freeby, profesor clínico asistente de medicina y director del Centro de Diabetes Gonda en la Escuela de Medicina David Geffen de la UCLA.

Uno de los problemas cardíacos más tempranos, graves y comunes en las personas con diabetes, es la insuficiencia cardíaca. Se ha descubierto que la diabetes empeora la insuficiencia cardíaca, mientras que la insuficiencia cardíaca también puede complicar el tratamiento de la diabetes.

“Solo tenemos un número limitado de herramientas a mano para reducir los niveles de azúcar en la sangre y algunos de estos son medicamentos que no deben usarse si tiene insuficiencia cardíaca”, dice Freeby.

Cambios en el estilo de vida

Al hacer algunos cambios simples en el estilo de vida, se puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca y se puede mejorar la salud en general. La reducción de peso debe ser prioridad para quienes buscan reducir su riesgo. Con solo perder de 3 a 5 kilos, puede tener un efecto positivo en su corazón.

Comer bien también es extremadamente importante para las personas con prediabetes y diabetes tipo 2. Al comprender los alimentos que son dañinos y que pueden mejorar su salud, puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre mejorando la salud en general. Eliminar el azúcar de la dieta es el primer punto de partida cuando se trata de cambiar los patrones de alimentación.

Las personas con diabetes a menudo pasan por alto el ejercicio, pero es uno de los aspectos más importantes de una vida saludable. Al encontrar una actividad que le guste, querrá levantarse y moverse todos los días. No intente hacer mucho demasiado pronto o correrá el riesgo de lesionarse. Concéntrese en simplemente comenzar y aumente lentamente la intensidad a medida que avanza. Esto no solo lo puede hacer sentirse bien, sino que también le ayudará a perder peso, reducir los niveles de estrés y mantener el corazón sano.

Mat Lecompte es periodista independiente especializado en salud y bienestar. Este artículo se publicó por primera vez en Bel Marra Health.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.

Le puede interesar

¿Cuál es el verdadero significado de la esvástica?

TE RECOMENDAMOS