Diagnostican con COVID-19 a ocho chinos en región del país libre de virus

Por Nicole Hao
19 de Octubre de 2021
Actualizado: 19 de Octubre de 2021

Una docena de provincias de China además de Shaanxi, Mongolia Interior, Gansu, y Ningxia ordenaron a sus residentes que informaran  si habían visitado las ciudades donde estuvieron presentes ocho pacientes recién diagnosticados con COVID-19 en los últimos 10 días.

En la ciudad de Xi’an, en Shaanxi, donde se diagnosticaron siete de los ocho pacientes, el gobierno de la ciudad cerró los lugares turísticos, clausuró varios barrios, hizo pruebas a más de 30,000 personas en las horas posteriores al nuevo diagnóstico y planea hacer pruebas a todos los residentes en los días siguientes.

El confinamiento en el lugar y las pruebas de detección del virus sembraron el pánico y sumieron a la región en el caos.

“Todos los lugares que ellos [los pacientes diagnosticados] visitaron [en Xi’an] están cerrados ahora. Todos nosotros, los residentes que vivimos cerca de los locales, empezamos a ser sometidos a pruebas [el lunes]”, dijo Wen Bing (seudónimo), un residente que vive cerca de un restaurante visitado por los pacientes, en declaraciones al medio Epoch Times en lengua china, el 18 de octubre.

El propietario de un negocio, que no quiso revelar su nombre, se quejó en la entrevista de que toda la zona comercial donde se encuentra su tienda cerró repentinamente, pero el gobierno no le ayuda a pagar el alquiler y los salarios de los empleados. “Ahora es temporada turística, cuando deberíamos obtener beneficios. En cambio, estamos sufriendo las pérdidas”.

“¡Todos los sitios turísticos están cerrados!”, dijo a su vez un empleado de un sitio turístico de la ciudad de Jiayuguan, en la provincia de Gansu, en una entrevista telefónica. “Estamos desinfectando por todas partes”.

Los ocho pacientes recién diagnosticados habían visitado Gansu, Mongolia Interior, Shanxi y Ningxia entre el 9 y 17 de octubre. Todas estas provincias afirmaron estar libres del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), comúnmente conocido como nuevo coronavirus. No está claro dónde contrajeron el virus.

Pánico

El 18 de octubre, el gobierno de Xi’an anunció el nuevo brote y ordenó a todos los residentes de la ciudad que se sometan a pruebas de detección del virus lo antes posible. La comisión de salud de la ciudad prohibió a continuación los viajes innecesarios fuera de la ciudad, las reuniones y las actividades de grupo al aire libre.

Tras el anuncio de Xi’an, diferentes gobiernos provinciales y municipales de todo el país ordenaron a sus residentes que habían visitado recientemente otra ciudad a que se sometan a la prueba de detección del virus del PCCh, y pidieron a los visitantes a su llegada que se sometan a la prueba de detección si no lo habían hecho en las últimas 48 horas.

Mientras tanto, la ciudad de Haikou, en la provincia de Hainan, anunció que dos de los nuevos pacientes diagnosticados son residentes de la ciudad, pero no han vivido en ella desde principios de septiembre. En el anuncio, el gobierno aclaró que los pacientes no contrajeron el virus del PCCh allí.

Según el régimen chino, siete personas de unos 60 años fueron a Zhangye, en la provincia de Gansu, desde Shanghai, vía Xi’an el 9 de octubre. La octava persona se unió a ellos en Zhangye desde la ciudad de Yinchuan, en la provincia de Ningxia. Todos son compañeros de escuela y amigos.

Del 10 al 15 de octubre, las ocho personas alquilaron dos coches y visitaron lugares turísticos en Zhangye y Jiuquan, en la provincia de Gansu; Ejin Banner, en Mongolia Interior; y Jiayuguan, en Gansu, desde donde la octava persona regresó directamente a Yinchuan.

Los otros siete fueron sometidos a varias pruebas de detección de COVID-19 durante el viaje debido a la petición del régimen chino para los turistas cuando toman transporte público. Todos dieron positivo en Xi’an el 17 de octubre.

El régimen chino no tomó medidas cuando el brote de COVID-19 comenzó a fines de 2019, ya que el régimen quería asegurarse de que las reuniones anuales del partido pudieran desarrollarse sin problemas y la economía pudiera impulsarse durante la temporada de vacaciones de año nuevo.

Después de que el virus del PCCh se extendió por todo el mundo, el régimen lanzó en febrero de 2020 una estricta política de cierres en todo el país, sin ofrecer apoyo necesario a las personas que estaban en cuarentena en casa o en los diferentes lugares de confinamiento.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS