Hombre rico descubre que la mayor fuente de la felicidad no está en lo material y comparte su secreto

Por Cindy Chan - La Gran Época
22 de Septiembre de 2019 Actualizado: 23 de Septiembre de 2019

Hablar de bondad y solidaridad tiene connotaciones muy profundas para la antigua cultura china, y hay un dicho que lo expresa muy bien:

Hacer el bien y ayudar a otros, cuando proviene de un corazón desinteresado y buenos pensamientos hacia los demás, es la cosa más feliz de todas

Esta expresión (為善最樂) refleja el principio de que hacer el bien es la mayor fuente de felicidad.

La expresión tiene su origen en la dinastía Han del Este (25-220 d. C.), durante el reinado de su segundo emperador, Han Mingdi (漢明帝), o emperador Ming (gobernó en 57-75 a. C.). Pero esta historia es sobre Liu Cang (劉蒼), uno de los hijos de Liu Xiu (劉秀), fundador de la dinastía Han del Este.

Según los registros históricos, Liu Cang era un hombre muy educado y talentoso que tenía gran estima por el emperador Ming. A Liu le fue concedido el título de duque de Dongping (東平公) alrededor del año 39, y más tarde llegó a ser príncipe de Dongping Xian.

Liu Xiu,
Liu Xiu. (Wikimedia Commons/Dominio público)

Cada vez que el emperador Ming emprendía sus viajes a diferentes partes del país para llevar a cabo las inspecciones, nombraba a Liu Cang para supervisar la administración de la capital.

Aunque Liu Cang tenía una noble condición, no mostraba ninguno de los hábitos ambicioso como la extravagancia y la búsqueda desenfrenada del placer vistas frecuentemente en la clase aristocrática.

Por el contrario, tenía gran preocupación por el bienestar de las personas y, a menudo le recordaba al emperador Ming hacer importantes contribuciones a la paz y prosperidad del país.

El prestigio de Liu Cang creció constantemente debido a su gran carácter moral y su sinceridad en el trato con los demás. Sin embargo, esto también le preocupaba, e hizo repetidas peticiones para renunciar a su puesto con la intención de regresar a su feudo de Dongping.

Dinastía MIng. (Wikipedia/Dominio público)

El emperador Ming no quería dejarlo ir y retrasó por mucho tiempo su renuncia.

Después de regresar a Dongping, Liu Cang siguió proporcionando al emperador mucha información útil sobre temas nacionales para el beneficio del país y el pueblo.

A cambio, el emperador Ming se preocupaba mucho por el bienestar de Liu Cang, y en una ocasión le preguntó a Liu Cang qué lo hacía más feliz cuando estaba en su casa.

Liu Cang respondió con palabras sencillas:

Hacer el bien es la mayor fuente de felicidad

Más tarde se convirtió en un dicho con un significado profundo.

“La Torre de la Grulla Amarilla” de un pintor anónimo de la dinastía Ming. (Dominio Público)

La frase expresa la creencia que hacer el bien y ayudar a otros, cuando proviene de un corazón desinteresado y buenos pensamientos hacia los demás, es la cosa más feliz de todas y construye la base para un futuro brillante.

Un informe publicado por la Fundación de Salud Mental en el Reino Unido en mayo de 2012 titulado “Hacer el bien“, citó evidencia que ser amable y ayudar a los demás es beneficioso para la salud mental y el bienestar de las personas.

“La bondad es un ganar-ganar-ganar”, dijo el conocido autor canadiense y líder comunitario, Rabino Reuven Bulka.

Imagen ilustrativa. (Yarhii/ Flickr/CC BY 2.0)

“El primer lugar es gratificante. El segundo lugar, hace que otras personas se sientan bien. Y el tercer lugar, te hará sentir bien”, dijo a a La Gran Época en la iniciación de la Semana de la Bondad en la ciudad de Ottawa en 2008.

El viaje de un ingeniero de software hacia el éxito y la felicidad 

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS