Dieciocho vehículos calcinados en incendio de una base de Policía de Ecuador

Por Noticia de agencia
22 de Junio de 2022 3:42 PM Actualizado: 22 de Junio de 2022 3:42 PM

El ministro del Interior de Ecuador, Patricio Carrillo, denunció este miércoles la quema de 18 vehículos que estaban en una unidad policial, que también fue incendiada en incidentes el martes en el noveno día de las manifestaciones indígenas contra la carestía de la vida.

Según el ministro, el hecho ocurrió en la ciudad de Puyo, capital de la provincia amazónica de Pastaza, en unas protestas en las que falleció un manifestante, deceso del cual los indígenas responsabilizan al Gobierno pero que la Policía deslinda cualquier responsabilidad al señalar que supuestamente manipulaba explosivos.

De su lado, Carrillo dijo que la Policía ha pedido que “con transparencia” y de manera independiente se realice la autopsia para determinar las causas de la muerte.

Según el ministro, seis de los 18 vehículos incinerados eran patrulleros, y todos estaban en los patios de la unidad policial que fue quemada.

La Policía difundió este miércoles fotos y videos de los vehículos completamente calcinados en los patios del cuartel, donde también se puede visualizar daños a otros automóviles.

Carrillo denunció, además, que tres policías fueron retenidos el martes por manifestantes en Puyo, mientras desconocen el paradero de otros 18 uniformados.

“Gente en estado etílico”

En una rueda de prensa, el ministro comentó que en Puyo “gente en estado etílico generaba turbas impresionantes que no dejaban que las personas puedan atenderse en términos de salud, el paso de ambulancias, de víveres. El desabastecimiento ya en la ciudad llegaba a niveles intolerables”.

Alrededor de las 18.00 horas del martes -relató- se formaron dos grupos: uno que pedía el diálogo y otro “radical, de diferentes comunidades quichuas y shuars del lugar que, en actos absolutamente irracionales, con explosivos, con armas ancestrales y con armas de fuego tipo carabina, empezaron a atacar al personal civil y policial”.

En las protestas lideradas desde el pasado 13 de junio por la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) ha fallecido también otro manifestante el lunes en las cercanías de Quito al caer por la ladera de una montaña.

Según grupos de Derechos Humanos, el manifestante murió al caer a una quebrada cuando huía de la represión policial, mientras que la Policía calificó de “accidental” el deceso.

Sin diálogo aún a la vista

Las protestas continúan este miércoles mientras el Gobierno está a la espera de la aceptación por parte del líder de la Conaie, Leonidas Iza, a la invitación al diálogo formulado por más de 300 organizaciones de la sociedad civil, con el apoyo técnico de la Unión Europea y la Organización de las Naciones Unidas.

El Gobierno ha declarado en estado de excepción a las provincias andinas de Imbabura, Pichincha, Cotopaxi, Tungurahua y Chimborazo, así como a la amazónica de Pastaza, en su afán de contener la movilización indígena que se ha instalado con fuerza en Quito.

Los indígenas exigen que se derogue el estado de excepción y que cese la represión para propiciar un espacio de diálogo.

Entre las demandas de los manifestantes figuran la reducción y congelación de los precios de los combustibles, el control de precios de los productos de primera necesidad, impedir las privatizaciones y evitar la flexibilización laboral, entre otros.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.