Diputada da un cigarrillo de marihuana a secretaria de gobierno de López Obrador “para construir la paz”

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
10 de Octubre de 2019 Actualizado: 10 de Octubre de 2019

Una diputada mexicana entregó un cigarrillo de marihuana a la secretaria del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, la senadora Olga Sánchez Cordero, insinuando que “ese va a ser el camino que nos ayude a construir la paz”, en referencia a la legalización de las drogas en el país.

Los hechos divulgados esta semana tuvieron lugar cuando la diputada Ana Lucía Riojas Martínez comparecía en la Cámara baja el 9 de octubre.

“Un paso para construir la paz es legalizar el consumo de las drogas, propuesta que usted misma hizo. Así que nada más para cerrar esta intervención, le traigo un regalo como recordatorio de aquella propuesta que usted hizo al principio”, señaló dirigiéndose a la senadora. Durante la entrega del obsequio, ambas se dieron un fuerte abrazo.

La diputada Riojas es uno de los 9 secretarios de la Comisión Juventud y Diversidad Sexual desde el 17 de octubre de 2018, que incluye en el trabajo legislativo a los jóvenes y a la población LGBTTTI+. También se manifiesta abiertamente a favor del aborto.

La joven diputada es licenciada en Comunicación y por siete años fue la baterista de la banda de rock Piluso hasta el año 2017, año en que aspiró a la candidatura de jefa de Gobierno; sin embargo no logró recopilar 75.000 firmas necesarias para formalizar su registro. Milita sin partido por la circunscripción 4 de la Ciudad de México.

La Sen. Sánchez Cordero y del Sen. Ricardo Monreal Ávila, presentaron el 8 de noviembre de 2018 el “proyecto de decreto por el que se expide la Ley General para la Regulación y Control de Cannabis”. El documento fue presentado “con aval del Grupo Parlamentario Morena”, el movimiento político de izquierda creado en 2011 por López Obrador.

La ley pretende crear “el Instituto Mexicano de Regulación y Control del Cannabis, como un organismo público desconcentrado de la Secretaría de Salud”.

Con ello se busca favorecer y regular “la siembra, cultivo, cosecha, producción, transformación, etiquetado, empaquetado, promoción, publicidad, patrocinio, transporte, distribución, venta, comercialización, portación y consumo del cannabis y sus derivados”, tanto “para fines personales, científicos y comerciales”.

La Secretaria del Interior de México, Olga Sánchez Cordero, en la Ciudad de México el 4 de junio de 2019.(OMAR TORRES/AFP/Getty Images)

Por su parte, López Obrador en su Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, propuso el 30 de abril ir más allá de despenalizar la marihuana. “La alternativa es que el Estado renuncie a la pretensión de combatir las adicciones mediante la prohibición de las sustancias que las generan y se dedique a mantener bajo control las de quienes ya las padecen mediante un seguimiento clínico y el suministro de dosis con prescripción”.

Según el mandatario, “la única posibilidad real de reducir los niveles de consumo de drogas reside en levantar la prohibición de las que actualmente son ilícitas”.

“Ello debe procurarse de manera negociada, tanto en la relación bilateral con Estados Unidos como en el ámbito multilateral, en el seno de la ONU”, añadió el mandatario.

El 3 de octubre, el coordinador de la bancada parlamentaria de Morena, Mario Delgado, confirmó la iniciativa del gobierno argumentando posibles ganancias en millones de dólares con la venta y el impuesto a la venta, tanto de la marihuana como de sus derivados, según El Universal.

En cambio, el representante de la comisión mexicana de DDHH, Salvador Abascal, dijo que ha pedido a la Secretaria de Gobierno evitar la nueva ley, ya que el uso recreativo de la marihuana es una idea perjudicial para la sociedad y que los amparos a su favor no determinan que esta droga no sea nociva, informó El Economista el 1 de agosto.

También la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) manifestó su reclamo.

“La Suprema Corte de Justicia de la Nación está encaminada y la mayor parte de los ministros están a favor de conceder los amparos a favor del uso recreativo de la marihuana, que en realidad no es algo recreativo, sino en contra de la salud”, dijo la UNPF, según El Economista.

Un reciente estudio reveló que la marihuana es peor para el cerebro que el alcohol y en adolescentes tiene efecto a largo plazo. Es uno de numerosos estudios que advierten sobre los efectos nocivos.

“Al consumir marihuana con regularidad pueden sufrir repercusiones duraderas en su capacidad de pensar, su memoria, el control de la situación y el razonamiento”, señalaron los investigadores.

Por otro lado, los efectos de los derivados, como los compuestos psicoactivos de la marihuana, están teniendo presuntos resultados devastadores. Pese a que los efectos del consumo de marihuana generalmente se oculta entre los de otras drogas, Estados Unidos registró oficialmente una muerte por sobredosis de THC, el psicoactivo de la marihuana más usado. También el consumo del THC se ha relacionado a la mortal epidemia de Insuficiencia Respiratoria de EE.UU. provocada por el vapeo.

***

Video relacionado

Por qué los progresistas quieren más inmigración ilegal

TE RECOMENDAMOS