Director de refugio de Texas dice que inmigrantes ilegales enviados en autobús a NY sí “quieren ir”

Una carta abierta pide a la Administración Biden ayuda federal en medio de reportes de albergues saturados
Por Jack Phillips
22 de Septiembre de 2022 2:43 PM Actualizado: 22 de Septiembre de 2022 2:43 PM

El director de un refugio en la ciudad fronteriza de Texas, El Paso, dijo que los inmigrantes ilegales que están siendo transportados en autobús a Texas van voluntariamente, refutando las afirmaciones de los demócratas sobre el tráfico de personas.

Blake Barrow, director ejecutivo de El Paso Rescue Mission, en Texas, publicó el miércoles una carta en la que pedía ayuda al gobierno de Biden para hacer frente a la crisis de la inmigración ilegal. La oleada ha saturado los refugios de El Paso, una ciudad fronteriza que se encuentra junto a Ciudad Juárez, México.

“Todos hemos escuchado los reportes de la prensa sobre el envío de migrantes en autobús a diferentes partes del país. Estos son los hechos tal y como los he visto: Casi todos los migrantes llegan con una idea de un destino final”, escribió Barrow en la carta.

Pero en su carta, Barrow dijo que un número significativo de extranjeros ilegales realmente “quieren ir a Nueva York”. El gobernador de Texas, Greg Abbott, los ha enviado en autobús a las ciudades de Chicago, Nueva York y Washington, dirigidas por los demócratas, en los últimos meses.

“Alrededor del 20 por ciento de ellos quieren ir a Nueva York. La ciudad (de El Paso) ha estado rentando autobuses hacia Nueva York para ayudar a los que desean ese destino. No tengo conocimiento de que se haya colocado a nadie en un autobús a Nueva York que no quisiera ir allí”, escribió Barrow, refutando las acusaciones hechas por los demócratas de que los extranjeros ilegales están siendo enviados a estas zonas contra su voluntad.

El alcalde de Nueva York, Eric Adams, y otros altos funcionarios de la ciudad han alegado, sin pruebas, que los extranjeros ilegales están siendo forzados a subir a los autobuses hacia la ciudad.

“Algunas de las familias [que] están en el autobús querían ir a otros lugares, y no se les permitió hacerlo. Se les obligó a subir al autobús”, dijo Adams en agosto. “Nuestro objetivo es averiguar inmediatamente las necesidades de cada familia y darles la asistencia que desean”.

Sin embargo, Abbott ha sostenido durante mucho tiempo que el plan de transporte en autobús es voluntario y ha dicho que las personas participan voluntariamente.

Hace varios días, la ciudad de El Paso confirmó que tiene su propio programa de transporte de inmigrantes ilegales en autobús, distinto del que están haciendo Abbott y el gobernador republicano de Florida, Ron DeSantis. Varios extranjeros ilegales que fueron transportados a Martha’s Vineyard a instancias de DeSantis han presentado una demanda contra el gobernador, aunque su oficina ha disputado las reclamaciones clave en la demanda.

Mario D’Agostino, subdirector de salud de El Paso, dijo a Fox news que muchos de los extranjeros que entran a Estados Unidos a través de México quieren ir a Nueva York.

“Por mucho, la gran mayoría de ellos ha solicitado ir a la ciudad de Nueva York”, dijo D’Agostino a Fox News. “También hemos tenido varios grupos grandes que piden ir a Chicago”.

En la carta abierta, Barrow escribió que su refugio de El Paso ha recibido recientemente unos 500 extranjeros ilegales de Venezuela que necesitan comida, agua y ropa.

“Obviamente, necesitamos una solución federal bien coordinada para este problema, pero, hasta ahora, nadie de Washington ha pedido nuestra opinión”, escribió.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.