Disminuye la incidencia de la hipertensión entre adolescentes de EE.UU.

Por EFE
12 de Julio de 2018 Actualizado: 13 de Julio de 2018

La incidencia de hipertensión entre adolescentes disminuyó durante la última década en Estados Unidos, de acuerdo con un reporte de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) dado a conocer hoy.

Los investigadores determinaron que la prevalencia de hipertensión entre 2001 y 2016 disminuyó del 7,7 % al 4,2 % bajo las nuevas pautas determinadas por la Academia Estadounidense de Pediatría (APA).

Y es que a pesar de que los nuevos parámetros de APA para la diagnosis de hipertensión, anunciados en 2017, ocasionaron que 795.000 jóvenes más fueran clasificados como hipertensos durante el período de 2013 a 2016, se produjo una disminución en el número total, de acuerdo con el reporte.

Los jóvenes de 18 y 19 años representaron cerca de la mitad del incremento, los hombres representaron dos tercios del mismo y aquellos con índices de obesidad más altos fueron casi la mitad entre quienes reportaron un incremento.

Los nuevos parámetros definen como presión arterial alta 90-95/120 o mayor entre menores de 12 a 17 años, según indica el informe.

Los CDC analizaron la información de 12.004 participantes entre 12 y 19 años durante el período de 2001 a 2016.

El estudio además encontró que el índice de obesidad entre este grupo, considerado como una de las características que más pueden incidir en la prevalencia de hipertensión, permaneció relativamente estable entre 2001 y 2016.

La prevalencia de obesidad en este grupo aumentó del 17,8 % en el período 2001-2004 al 21,8% durante el período de 2013-2016, y el de obesidad severa pasó del 5,7 % al 8,8 % en el mismo.

Entre los distintos grupos étnicos también se observó la misma tendencia. Entre los méxicoamericanos, el índice disminuyó del 4,94 % al 2,58 %, entre los blancos fue del 2,97 % al 2,17 % y entre los afroamericanos el descenso fue del 6,27 % al 3,37 %.

De acuerdo con los investigadores, la disminución registrada podría estar relacionada a una mejoría en la alimentación, un estilo de vida más activo o el aumento en el consumo de medicamentos.

El reporte indica que es posible que los adolescentes hayan consumido medicinas con efecto sobre la hipertensión como aquellas que se prescriben para condiciones cardiovasculares, migrañas o ansiedad.

La presión arterial alta puede causar enfermedades cardiacas, accidentes cerebrovasculares, enfermedades renales y la muerte, por lo que las autoridades sanitarias recomiendan revisarse chequeos periódicos, hacer actividad física y llevar una dieta saludable baja en sodio.

TE RECOMENDAMOS