Docente de ballet con 40 años de trayectoria en Perú destaca el talento de los bailarines de Shen Yun

Docente de ballet con 40 años de trayectoria en Perú destaca el talento de los bailarines de Shen Yun

La prestigiosa docente de ballet peruana Martha Herencia, de la Escuela del Ballet San Marcos, asiste el 8 de febrero de 2020 al Gran Teatro Nacional de Lima para disfrutar del espectáculo Shen Yun Performing Arts en su gira Shen Yun 2020. (NTD)

09 de Febrero de 2020

Con más de 40 años de trayectoria, la docente de ballet Martha Herencia es uno de los nombres más consagrados de la danza en Perú. Luego de una vida dedicada a la danza, no quiso perderse la oportunidad de ver en vivo el espectáculo más prestigioso en lo que respecta a danza clásica china: Shen Yun Performing Arts.

Shen Yun, fundada en Nueva York en 2006, se presentó por primera vez en su historia en el Gran Teatro Nacional de Lima, Perú, el 8 de febrero, con entradas agotadas mucho antes de la llegada de los artistas a suelo andino.

Con su ojo experto para la danza, Martha Herencia no pasó por alto el talento de los bailarines de Shen Yun, destacando el dominio corporal que demuestran sobre el escenario.

“Me gustó muchísimo la sensibilidad, la delicadeza del movimiento de los brazos de las bailarinas, esas espaldas maravillosas”, dijo la docente, quien encabeza la enseñanza de ballet de la Escuela del Ballet San Marcos.

También destacó cómo los artistas masculinos ejecutaron volteretas en el escenario “sin perder esa delicadeza del movimiento ni la sensibilidad, una sensibilidad a flor de piel”.

La danza clásica china es una forma de arte milenaria, que se desarrolló a lo largo de distintas dinastías y tomó elementos de la ópera china y también de las artes marciales. Es por eso una combinación única de destreza física con la sutileza del espíritu interior de los bailarines, que se manifiesta hasta en cada pequeño gesto, y que en chino se conoce con una palabra que no tiene una traducción exacta al español: “yun”, que se refiere a la expresión física del sentimiento interno del artista.

Esto es algo que la Sra. Herencia pudo percibir claramente. “El dominio corporal, y como digo, siempre transmitiendo todas esas emociones, comunicando las emociones a través de sus movimientos, estaba todo eso conectado”, añadió.

Al respecto, se refirió a la capacidad de la danza en general de conectarse con los espectadores, como experimentó con Shen Yun. “Además de la sensibilización, de buscar un espacio para sensibilizar, luego como formación del ser humano. No solo para uno, como parte formativa del ser humano me parece extraordinario”, dijo.

El sonido de la orquesta Shen Yun, que une los instrumentos de la orquesta sinfónica occidental con instrumentos tradicionales chinos,  también deleitó a la maestra, sobre todo la presentación de la solista del erhu, un instrumento chino de dos cuerdas.

“Por momentos había como cierta rapidez, cierta velocidad, que yo sentía como picardía. Pero otros momentos sí, era más emocional, más lírico, y transmitía, tocaba cuerdas más sensibles”, exclamó al referirse a la interpretación del erhu.

Una danza titulada “Mangas de Agua” fue la favorita de la artista. En esta danza, las bailarinas utilizan unas mangas excepcionalmente largas y vaporosas, lanzándolas y atrapándolas en el aire mientras bailan, generando un efecto impresionante. También destacó la interacción de los bailarines con la pantalla de fondo, una tecnología desarrollada especialmente por Shen Yun para su espectáculo.

La docente del Instituto Nacional de Teatro Musical de Lima concluyó comentando sobre la profundidad del arte tradicional chino, algo que hasta el momento no había experimentado.

“Esa delicadeza de esa cultura milenaria tenía que tener una danza semejante y qué bien, qué gusto haber podido ser espectadora de un espectáculo de esta naturaleza”.

The Epoch Times considera a Shen Yun Performing Arts como el evento cultural más importante de nuestro tiempo y ha cubierto los comentarios del público desde la creación de la compañía en 2006.