Doctor realiza una cirugía en un oso de peluche roto para animar a un niño con líquido en el cerebro

Por Li Yen, Epoch Times - La Gran Época
28 de Junio de 2019 Actualizado: 28 de Junio de 2019

Más allá de toda duda, los juguetes de peluche pueden hacer maravillas para los niños enfermos durante su aterradora estancia en el hospital. Los juguetes pueden traer consuelo a los niños, calmar su ansiedad y motivarlos para que se mejoren.

Es por eso que el neurocirujano pediátrico canadiense Daniel McNeely cumplió debidamente cuando su pequeño paciente, Jackson Mckie, de 8 años, le pidió que arreglara su osito de peluche antes de entrar a cirugía, para que le repararan una parte que tenía rasgado, en el Centro de Salud IWK en Halifax.

Para alegrar a Jackson, que tiene hidrocefalia, una condición caracterizada por una acumulación de líquido en el cerebro, el Dr. McNeely no dijo que no.

“Pensé que si había algo que podía hacer para que se sintiera mejor, parecía un simple gesto y estaba encantado de complacerlo”, dijo el Dr. McNeely a CTV News.

Después de que la cirugía de Jackson fue completada, el Dr. McNeely realizó un pequeño procedimiento en su osito de peluche rasgado, llamado Little Baby, en una pequeña mesa de operaciones.

“Es su mejor amigo”, dijo el padre de Jackson, Rick, a CBC. “Cuando nació, lo tuvo desde entonces con él. En las buenas y en las malas”.

El oso de peluche se lo regaló un amigo de la familia cuando los padres de Jackson fueron a hacerse un ultrasonido para detectar el sexo del bebé.

Con el uso de guantes quirúrgicos y máscaras faciales, el Dr. McNeely le dio a Little Baby un poco más de cariño al remendarle un desgarro debajo del brazo con los puntos de sutura sobrantes del procedimiento de Jackson. Tratando seriamente esta “cirugía”, incluso le puso una máscara de oxígeno a Little Baby.

“Siempre hay algunos puntos que sobran del caso en sí y que normalmente se eliminan”, dijo el médico que operó a Little Baby.

El Dr. McNeely también explicó que ha visto a niños traer sus animales de peluche a la sala de operaciones para consolarse, pero la petición de Jackson fue la primera.

Esta inusual “operación” fue grabada por una cámara por un médico residente en el centro de salud. Pensando que las fotos “podrían hacer sonreír a algunas personas en alguna parte”, el Dr. McNeely las compartió en Twitter.

El Dr. McNeely tweeteó: “El paciente me pregunta si también puedo arreglar el osito de peluche justo antes de que sea anestesiado… ¿cómo podría decir que no?”.

Como era de esperar, el tweet se volvió viral, acumulando más de 43.000 likes y más de 19.000 retweets. Las divertidas fotos que muestran el lado amable de un doctor conmovieron los corazones de muchos internautas.

“Esto definitivamente puso una sonrisa en mi cara. ¡¡Me encanta!!”, escribió uno.

Muchos usuarios aplaudieron al Dr. McNeely por ofrecer el servicio adicional.

“¡Gracias, Dr. McNeely, por hacer un esfuerzo extra en el cuidado de los pacientes!”, escribió uno.

Otro comentó: “Tu compasión es una lección para todos nosotros”.

El hermano de Jackson, Dustin Mckie, también alabó al Dr. McNeely.

“¡¡Ese es mi hermano oso!!! Muchas gracias Dr. McNeely, usted es un salvavidas literal”, escribió Dustin.

El gesto amable del Dr. McNeely significó el mundo para Jackson y su familia, quienes ahora guardan una impresión fotográfica enmarcada de la cirugía de Little Baby.

“Estaba tan orgulloso. Tenía a Little Baby en la cama del hospital con él y todo eso”, dijo Rick.

El padre estaba agradecido al Dr. McNeely por hacer un esfuerzo extra para cumplir el deseo de Jackson.

“Nos hizo sentir mejor al estar allí”, dijo.

Afortunadamente, tanto Jackson como Little Baby se están recuperando bien, aunque el niño dice que el osito de peluche todavía está “un poco malhumorado”.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

La gaseosa puede tener “efecto colateral” en algunos niños

TE RECOMENDAMOS