Doctora brasileña con autismo logra ser la directora más joven de un hospital durante la pandemia

Por Romina Garcia
26 de Abril de 2021
Actualizado: 27 de Abril de 2021

Tener una corta edad y un trastorno neurológico no fueron impedimentos para una joven doctora brasileña que, con determinación y un gran potencial de inteligencia, dirige un hospital de campaña en medio de la pandemia.

Larissa Rodrigues Assunção, de 26 años, es la directora del hospital de campaña del Este, de Porto Velho, Brasil. Sus funciones no solo son la de administrar el nosocomio, sino que debe organizar a los empleados, entubar a los enfermos, conocer nuevos protocolos, hacer registros actualizados y atender en las guardias del saturado hospital por el virus de PCCh (Partido Comunista Chino), que causa la enfermedad COVID-19, según Tab.

La joven, superdotada, ingresó a la Universidad Federal de Uberlândia con tan solo 14 años, cursaba la carrera de ciencias sociales. Pero su pasión por la vida y comprender la mente humana, la llevó a estudiar medicina en Unifimca.

Al poco tiempo, hizo un posgrado en neurociencia, de la Universidad de Duke, en Estados Unidos. Actualmente se especializó en neuroimagen en la Universidad Johns Hopkins (EE. UU.) y psiquiatría en la PUC-RS (Pontificia Universidad Católica de Rio Grande do Sul).

“Decidí hacer medicina en Rondônia porque tengo una pasión por la Amazonía, por la parte antropológicamente rica de una cultura tan particular. Aproveché que tengo una tía médica aquí, y de repente, en 2 meses, estudié un poco y me uní”, relata Assunção.

Sin embargo, la joven médica aunque logró una residencia en neuropsiquiatría, no dudó en trabajar como médica de primera línea contra el COVID-19.

“La pandemia me ha transformado. Siempre he sido empática en dar la bienvenida y ayudar, pero la experiencia actual ha cambiado la forma en la que veo al mundo y mis necesidades reales, explicó la doctora.

Pero a pesar de su capacidad de aprendizaje, el autismo causó que de niña Assunção no pudiera socializar, incluso sufrió bullying en la escuela.

Imagen ilustrativa (nickelbabe/Pixabay)

Uno de los mayores obstáculos por los que tuvo que pasar de adulta, fue interactuar con colegas y profesores, o hacer contacto visual con alguien.

Sin embargo, su capacidad intelectual la ayudó a comprender los desafíos que se le presentaron en la vida.

Como cuando contrajo COVID-19 y sus compañeros la salvaron de morir. Estuvo en grave estado, hasta tuvo que ser intubada.

Assunção conoció los estadios emocionales de la enfermedad en carne propia, el miedo a salir y, principalmente, el miedo a la reinfección.

Imagen ilustrativa (Emanuele Cremaschi/Getty Images)

De hecho, el Hospital de Campanha de Rondônia, que Assunçãono administra, no solo lucha contra el COVID-19, sino que brinda apoyo y contención emocional a sus pacientes.

Las publicaciones en Facebook del Hospital de Campanha de Rondônia son testimonio de ello.

“Cuando tenemos fe, la esperanza se convierte en certeza. Una vida más salvada, una conquista más”, escribió el hospital en un posteo, junto a un video donde festeja la recuperación de un paciente con COVID-19.

En otro posteo el hospital escribió:

“Si tienes un 1 % de probabilidad, ten 99 % de fe. Dios cambió la página del libro del paciente Mario Rodrigues y los próximos capítulos serán solo de triunfos”.

“Tengo un compromiso como médico y con el personal médico que tiene la gran lista de pacientes que necesitan atención”, destacó Assunção.

El gran trabajo de los profesionales de la salud de este hospital es un ejemplo de cómo el personal de primera linea no solo obedece directivas para la recuperación de un paciente, sino que la empatía es de vital importancia a la hora de sacar adelante a los enfermos.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS