Documento deja al descubierto los últimos planes de Sendero Luminoso para Perú

Por Julian Bertone
25 de Septiembre de 2019
Actualizado: 25 de Septiembre de 2019

Un documento de 400 páginas que estaba en posesión de un mando medio de Sendero Luminoso revela los últimos planes que el grupo terrorista piensa llevar a cabo.

La fecha clave es el Bicentenario de la Patria en 2021 y el camino aparece marcado de emboscadas, aniquilamientos y fortalecimientos de la alianza con el narcotráfico, para en última instancia derrocar al Gobierno de turno.

El documento fue obtenido durante un operativo de las fuerzas del Estado peruano a principios de 2019, y la Dirección de Lucha contra el Terrorismo de la Policía Nacional del Perú (DIRCOTE) se encargó de analizarlo, según informó la compañía peruana de radiodifusión América Noticias.

Para funcionarios del Gobierno, Sendero Luminoso busca aumentar su participación en el tráfico de drogas e intensificar el empleo de tácticas violentas, incluyendo homicidios y emboscadas.

Miembros armados de la milicia local, llamados “Ronderos”, patrullan la selva en busca de guerrilleros de Sendero Luminoso cerca del pueblo de Llochegua, Ayacucho, Perú, el 26 de abril de 2009. (ERNESTO BENAVIDES/AFP/Getty Images)

Del estudio de las páginas capturadas se pudieron identificar objetivos inmediatos vinculados con el incremento de ataques a las fuerzas públicas, objetivos a mediano plazo que buscarían recuperar el control de las zonas donde el grupo tuvo presencia histórica, y en el largo plazo la intención de un golpe de Estado.

“Realizar operaciones ofensivas, atacar con contundencia. De un balazo dejarlos fuera del combate. Triturarlos más de lo que le hicieron a los camaradas Alipio, Gabriel y Alfonso”, puede leerse en el documento. Los tres nombres mencionados pertenecen a altos miembros abatidos del Partido Comunista del Perú – Sendero Luminoso (PCP-SL).

Policías antidrogas vacían sacos de hojas secas de coca después de encontrar un laboratorio clandestino en la selva tropical del valle del Apurímac, en el sureste de Perú, el 21 de agosto de 2010. Según las autoridades locales, la guerrilla Sendero Luminoso ha comenzado a “expropiar” tierras, principalmente en la zona conocida como Vraem (valles de los ríos Ene y Apurímac, de los departamentos de Ayacucho, Cusco, Junín y Huancavelica), para cultivar coca y luego producir cocaína. (CARLOS MANDUJANO/AFP/Getty Images)

El Estado peruano cree que el grupo se financia gracias a sus lazos con el narcotráfico, donde principalmente presta servicios de protección de cargamentos de cocaína a clanes de traficantes asentados en el Valle de los Ríos Aputímac, Ene y Manato, región conocida como VRAEM. Se sospecha que también cobra tarifas a agricultores por sembrar en territorios bajo su cuidado.

El debilitado grupo continúa en pie y sigue con ambiciones de instaurar un régimen comunista en el país, sin embargo especialistas y funcionarios peruanos no lo consideran una amenaza real, ya que no cuenta con la capacidad militar ni económica para llevar adelante sus planes. 

“No considero que en estos tiempos pueda pasar, nosotros venimos haciendo un trabajo conjunto con todas las fuerzas [armadas] y una organización así no creo que tenga la capacidad para hacer estas acciones armadas”, dijo a América Noticias el general Vicente Tiburcio, jefe de la DIRCOTE. Sin embargo advirtió: “No puedo decir que no sean una amenaza, ellos persisten y existen en un espacio geográfico”. 

Según la fundación InSight Crime, aunque el grupo comunista no represente una amenaza significativa, eso tampoco significa que el Gobierno peruano pueda vencerlos en poco tiempo, ya que el VRAEM sigue siendo un centro importante para la organización.

Orígenes marxistas, leninistas y maoístas

Buscando tomar el poder por la fuerza, Abimael Guzmán fundó el Partido Comunista de Perú, conocido como Sendero Luminoso, a comienzos de la década de 1980 inspirado en el marxismo, leninismo y maoísmo. 

“Guzmán consideraba que la sociedad peruana era ‘semicolonial’ y que la solución era hacer una lucha armada junto con los campesinos para llegar al poder”, señaló a DW Pedro Yaranga, especialista peruano en temas de terrorismo y narcotráfico.

Gracias a una crisis económica que por ese entonces golpeaba al país andino y al poco desarrollo de las zonas agrarias, “Guzmán y sus seguidores se vendieron como una solución a los campesinos, que finalmente fueron los que más sufrieron durante el conflicto armado, más que en Lima”, aseguró Christoph Heuser, del Instituto GIGA de Estudios Latinoamericanos en Hamburgo.

La guerrilla que inició el grupo en 1980 continúa hasta hoy en día, pero disminuida y refugiada en la selva luego de la captura de Guzmán en 1992.

Abimael Guzmán, (enjaulado), líder supremo y fundador del grupo guerrillero maoísta Sendero Luminoso, es rodeado el 3 de abril de 1993 cerca de Lima por miembros de las fuerzas especiales peruanas mientras es trasladado en barco desde su celda en una isla a una prisión en tierra firme. Guzmán fue encarcelado a fines de 1992 y luego sentenciado a cadena perpetua después de que un tribunal militar lo declarara culpable de liderar las actividades guerrilleras y terroristas de Sendero Luminoso. El conflicto guerrillero causó la muerte de más de 30.000 personas y más de 25.000 millones de dólares en daños en los años posteriores a la toma de las armas por primera vez en 1980. (HECTOR MATA/AFP/Getty Images)

En un Informe Final de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (pdf), se estimó que el grupo comunista armado fue responsable de la muerte y desaparición de más de 35.000 personas entre los años ochenta y noventa, los más cruentos de su historia.

*****

A continuación:

La infiltración comunista en Occidente

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS