Documentos filtrados: Cómo el PCCh usa sistemas de reconocimiento facial para seguir a disidentes

Por Frank Yue
17 de Enero de 2021
Actualizado: 17 de Enero de 2021

En China continental, las cámaras de vigilancia con reconocimiento facial mejorado son omnipresentes en las ciudades y pueblos. La tecnología se usa dentro de tiendas, cafeterías y bancos para realizar pagos o acceder a edificios de oficinas y aeropuertos.

Los documentos internos del gobierno chino han revelado más detalles sobre los planes de las autoridades para monitorear a gran escala a los ciudadanos, incluidos los disidentes.

The Epoch Times obtuvo documentos emitidos por el “grupo de liderazgo de trabajo para la construcción y la creación de redes de monitoreo con cámaras de videovigilancia de seguridad pública” en el distrito de Liuhe, ciudad de Nanjing, provincia de Jiangsu.

En 2017, el gobierno de la ciudad de Nanjing implementó la tecnología de reconocimiento facial para iniciar tres “defensas”, lo que significa que se instalarían cámaras de vigilancia de alta resolución cerca de las carreteras a nivel de provincia y ciudad; carreteras a nivel de distrito; y zonas gubernamentales centrales, centros de transporte, hospitales, plazas y comunidades.

Los peatones deberían ser filmados cada 10, 20 y 30 minutos, según el documento.

Plan de implementación para mejorar la gestión de protección y tecnología de videovigilancia, distrito de Liuhe, ciudad de Nanjing, 2017. (Proporcionado por The Epoch Times)

El plan de implementación para mejorar la gestión de protección y tecnología de videovigilancia tiene como objetivo establecer un sistema de monitoreo a nivel nacional para el Partido Comunista Chino (PCCh).

En julio de 2020, la policía de la ciudad de Wuhai, en Mongolia Interior, publicó un informe resumido de los “logros” que alcanzaron con el proyecto local, Ojos Mordaces, un programa de vigilancia dirigido a áreas rurales que cubre condados, pueblos y aldeas.

La iniciativa se planteó por primera vez durante el 2008, en un documento del Partido Comunista Chino sobre planes para “revivir el campo”.

Al igual que con los 20 millones de cámaras “Skynet” que ya están instaladas en las áreas urbanas de China, el “Proyecto Ojos Mordaces” está vinculado como una medida de seguridad pública para ayudar a combatir el crimen de manera más efectiva.

Según el informe, el proyecto reconoció con éxito a 1158 “objetivos clave” locales. El sistema identificó más de 60 objetivos para su “Seguridad Doméstica” local y a más de 10 personas acusadas de delitos. Las dependencias de la Oficina de Seguridad Nacional de China constituyen una fuerza policial secreta encargada de neutralizar a las personas que el Partido Comunista considera amenazas políticas.

Informe de la policía de Wuhai sobre el “Proyecto Ojos Mordaces”, en julio de 2020. (Proporcionado por The Epoch Times)

Dichos “objetivos clave” suelen ser disidentes, como los peticionarios que buscan dirigir sus quejas a las autoridades, las minorías religiosas y los activistas de derechos.

En un informe publicado 14 de enero de 2019 por Bitter Winter, una revista sobre la libertad religiosa y los derechos humanos en China, los habitantes de la ciudad de Xi’an, provincia de Shaanxi, dijeron: “El PCCh ya nos está monitoreando en nuestros hogares, ¿Qué privacidad tenemos? Es como si todos tuviéramos cuerdas alrededor de nuestros cuellos y nos llevaran con correas. Todos estamos viviendo bajo un microscopio, y es aterrador”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Descubra

La transformación represiva de las grandes Big Tech

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS