Documentos internos revelan cómo las autoridades chinas suprimen la publicidad negativa en Internet

Por Alex Wu
15 de Septiembre de 2020
Actualizado: 15 de Septiembre de 2020

Una serie de reportes internos del gobierno han revelado con mayor detalle cómo las autoridades chinas censuran y suprimen las noticias negativas, especialmente los incidentes que podrían atraer el escrutinio de los funcionarios.

Según las propias estimaciones del régimen chino, en 2019 había más de 850 millones de usuarios de Internet en China. Desde la llegada de Internet, el Partido Comunista Chino (PCCh) dirigente ha dedicado enormes recursos a controlar la información y a manipular la opinión pública en función de sus intereses.

Aparte de la vigilancia en línea y la eliminación de posteos con palabras clave que el régimen chino desaprueba, dos tácticas que el PCCh utiliza para hacer frente a la publicidad negativa se revelaron en documentos de las autoridades de la provincia de Henan que recibió The Epoch Times.

Suprimir las noticias negativas

En el anuario de la ciudad de Zhumadia sobre “trabajo en Internet”, las autoridades detallaron cómo difunden información falsa para manipular la opinión pública.

En 2016, la sucursal local de la Oficina de Asuntos del Ciberespacio de la ciudad de Nanyang suprimió las fotos de un accidente automovilístico fatal que causó múltiples víctimas y publicó diferentes versiones tratando de minimizar su impacto “negativo”, según los documentos.

Según los reportajes de los medios de comunicación chinos, el 29 de febrero de 2016, en una intersección frente a la Primera Escuela Secundaria de la ciudad, una SUV blanca aceleró repentinamente y condujo hacia un grupo de estudiantes, matando a 1 e hiriendo a 11. El conductor era un jefe de buró retirado de la oficina del fiscal de Nanyang. Después de jubilarse, trabajó para una compañía local de bienes raíces. Después de que la compañía acumuló una enorme deuda y el dueño del negocio huyó, el hombre fue perseguido por los acreedores. Él intencionalmente condujo hacia una multitud para vengarse de la sociedad, de acuerdo con los reportajes de los medios.

Las autoridades locales pronto tomaron medidas para controlar la opinión pública sobre el incidente. En primer lugar, la Oficina de Asuntos del Ciberespacio local “informó con prontitud a las autoridades superiores para su investigación y evaluación”, y luego el Departamento de Propaganda del comité provincial del Partido “puso requisitos y estableció las pautas” para informar sobre el incidente. No se permitió a los medios de comunicación y a las agencias de noticias locales informar sobre el incidente antes de que el gobierno diera a conocer la versión oficial. Las autoridades también ordenaron a los medios de comunicación que retiraran todas las fotos y videos del incidente de sus sitios web.

Sin embargo, la estrategia parece haber sido contraproducente, según el documento. La versión oficial del accidente tenía información contradictoria y seguía cambiando. El público la criticó y cuestionó, según el documento.

Epoch Times Photo
Un fragmento de los documentos internos de la ciudad de Zhumadian, provincia de Henan. (Proporcionado a The Epoch Times)

En ese momento, un estudiante universitario local expresó en una entrevista con Epoch Times en idioma chino: “‘conducir ebrio’ y ‘perder el control del vehículo’ ¡son una total tontería!”. Las autoridades admitieron que su intervención “causó más atención y una opinión pública negativa sobre el incidente y el pánico en la sociedad”.

Esto sucedió de manera similar con un tiroteo policial a un hombre desarmado que ocurrió el 2 de mayo de 2017. Un sedán negro fue bloqueado por la policía en una salida de la autopista en la ciudad de Sanmenxia. Cuando el conductor trató de dar la vuelta y alejarse, varios policías abrieron fuego y mataron al conductor que estaba dentro.
Varios videos del tiroteo circularon en Internet y atrajeron la atención pública.

El documento afirmaba que la policía de la ciudad y la Administración del Ciberespacio (un organismo de censura) pronto hicieron declaraciones públicas para “guiar el desarrollo de la opinión pública”. También redactó una directiva para los trolls de Internet contratados por la ciudad, conocidos como el ejército de los 50 centavos, instruyéndoles a hacer comentarios positivos. Las redes sociales oficiales de la policía de la ciudad también debían dar “me gusta” a esos posteos. Si hay comentarios negativos, los trolls deben “conducir una guía interactiva”, lo que significa que deben responder a los posteos con comentarios positivos sobre el gobierno local.

A pesar de la estrategia integral y de las instrucciones detalladas, la historia oficial de las autoridades sobre el incidente fue cuestionada por el público. “El sujeto no disparó a la policía ni siquiera tenía un arma para resistirse al arresto”, comentó un internauta en ese momento. “Es su vieja rutina: matar a la persona primero y luego plantar pruebas para incriminarlo”, dijo otro.

Desviar la atención

Otra táctica es desviar la atención del público de un incidente negativo creando un nuevo “tema polémico”.

El documento explicaba cómo funcionaba la táctica en un caso local de telecomunicaciones y fraude telefónico. El 26 de septiembre de 2016, los medios de comunicación de China continental informaron que 113 aldeanos del condado de Shangcai de la ciudad de Zhumadian eran buscados por la policía por pretender ser personal militar para cometer fraude en las telecomunicaciones. Esto atrajo una gran atención pública en Internet.

Después de que se expusiera el caso de fraude, “para invertir esta situación”, la Administración del Ciberespacio de la ciudad decidió celebrar un evento de publicidad/de relaciones públicas en Internet, “para difundir y orientar a la opinión pública en línea”, en otras palabras, para desviar la atención pública del caso de fraude.

Las autoridades decidieron en su lugar promocionar un festival cultural próximo. Un equipo de los trolls de Internet contratados por la ciudad y el condado escribió un gran número de artículos relacionados con el evento y estableció temas en relevantes foros virtuales. También postearon comentarios y compartieron artículos más de 1000 veces en 48 horas, según el documento. Al final, el gobierno llegó a la conclusión de que con este nuevo tema de moda, logró desviar la atención pública del caso de fraude.

Según el documento, en ese momento, la ciudad de Zhumadian tenía 720 plataformas en línea y cuentas de redes sociales que participaban en un debate en línea sobre el festival cultural. En 2017, había más de 1500 trolls en línea trabajando para la pequeña ciudad, según el documento.

Propaganda “Unificada”

El documento también demostró que las autoridades de los gobiernos locales y centrales a menudo se coordinan para asegurar que sus discursos propagandísticos se sincronicen.

Por ejemplo, el 22 de septiembre de 2016 en el condado de Sui, un autobús escolar de un jardín de infantes chocó con un gran camión, causando múltiples víctimas. Los medios de comunicación estatales dieron dos números diferentes de víctimas. Henan Business Daily y Dahe Daily informaron de 6 muertos y 28 heridos con fotos de la escena; mientras que Xinhua informó de solo 13 heridos, incluyendo 2 en estado crítico. Pronto, el informe de Dahe Daily fue eliminado. El documento registró que después del incidente, la Administración del Ciberespacio de la ciudad de Shangqiu interrogó y regañó a varios funcionarios que manejaban las cuentas de redes sociales del gobierno, ya que publicaron y compartieron “información falsa”.

La Administración del Ciberespacio también interrogó a los directivos de Henan Business Daily y Dahe Daily, y les ordenó “reformarse” inmediatamente y responsabilizar al personal pertinente por la discrepancia en las víctimas reportadas.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

14 familias murieron por una descarga sorpresa de agua causada por las fuertes inundaciones

TE RECOMENDAMOS