DOJ intenta confiscar propiedades estadounidenses vinculadas a oligarcas ucranianos

Por Petr Svab
09 de Agosto de 2020
Actualizado: 09 de Agosto de 2020

El Departamento de Justicia (DOJ) pidió a una corte federal de Florida que permita la confiscación de dos propiedades pertenecientes a socios de los oligarcas ucranianos Ihor Kolomoisky y Gennadiy Boholiubov, por un valor total de USD 70 millones. El DOJ alega que las propiedades se compraron con dinero robado de un banco ucraniano del cual eran propietarios.

Kolomoisky y Boholiubov negaron haber robado el dinero.

Las ordenes de decomiso, presentadas el 6 de agosto ante la corte de Estados Unidos en el distrito sur de Florida, tienen como objetivo la torre de oficinas PNC Plaza en Louisville, Kentucky, y un parque de oficinas de Dallas, Texas, conocido como la antigua sede de CompuCom.

Las quejas siguen una redada del FBI del 4 de agosto, en oficinas en Cleveland y Miami, vinculada a la misma investigación.

El DOJ alega que Kolomoisky y Boholiubov desviaron más de USD 5000 millones de PrivatBank, uno de los bancos más grandes de Ucrania, antes que el gobierno ucraniano lo expropiara a fines de 2016.

Los oligarcas establecieron una oficina especial en el banco para aprobar solicitudes de préstamos fraudulentas de entidades controladas por los propios oligarcas, alegan las quejas. Luego, el dinero se canalizó a través de una red de empresas fantasmas que usaban cuentas en la sucursal de PrivatBank en Chipre “para disfrazar a fondo su naturaleza, fuente, propiedad y control”.

Luego, el dinero se invirtió en empresas y propiedades, incluidos los dos edificios en Louisville y Dallas, controlados por Kolomoisky y Boholiubov, agrega la acusación.

Los préstamos rara vez se reembolsaban, dijo el DOJ, excepto a través de nuevos préstamos o, a veces, con los ingresos de las inversiones.

La garantía de los préstamos estaba sobrevaluada, según el banco central de Ucrania. Parte de la garantía, por ejemplo, era un depósito de almacenamiento de petróleo de la era soviética en Artsyz, a 373 millas al sur de la capital de Ucrania, Kiev. PrivatBank lo valoró en más de USD 12 millones, pero el banco central lo consideró inútil, según la evaluación del banco central vista por Reuters.

Un reportero de Reuters que visitó el depósito encontró ovejas pastando allí y el alcalde de Artsyz, Volodymyr Mikhov, le dijo que “No ha funcionado durante al menos 10 o 15 años”.

Kolomoisky y sus representantes dijeron anteriormente que los préstamos no eran malos y que aún podrían recuperarse, informó Financial Times. El gobierno de Ucrania dijo que tuvo que rescatar al banco por una suma de USD 5500 millones. En ese momento, la economía de Ucrania se mantuvo a flote gracias a más de USD 7600 millones en préstamos del Fondo Monetario Internacional (FMI) (pdf).

El año pasado, el banco planteó las acusaciones de fraude y lavado de dinero contra Kolomoisky y empresas y personas relacionadas en una demanda de Delaware (pdf) que aparece haber ido a ninguna parte desde entonces.

Kolomoisky, mientras tanto, está luchando contra la nacionalización de PrivatBank en las cortes ucranianas, exigiendo una compensación.

El FMI, que en junio prometió Ucrania otros USD 5000 millones en préstamos, ha insistido en que la nacionalización de PrivatBank no debe revertirse.

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, hizo su fama interpretando a un presidente en un programa de televisión de comedia que se emitía en un canal propiedad de Kolomoisky, quien respaldó su candidatura. Zelensky ha sido acusado por opositores de tener vínculos con Kolomoisky demasiado estrechos, lo cual él ha negado.

Forbes estima la fortuna de Kolomoisky en USD 1,100 millones. Durante un año, de 2014 a 2015, fue gobernador de Dnipropetrovsk Oblast en el este de Ucrania. Según los informes, los ucranianos lo elogiaron por convocar a milicias voluntarias para luchar contra los separatistas respaldados por Rusia en la región.

Reuters contribuyó a este informe.

Siga a Petr en Twitter: @petrsvab


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

Película documental: Cuando llega la plaga

TE RECOMENDAMOS