Donald Trump afirma que EE.UU. “está saliendo” de la pandemia de COVID-19

Por Isabel van Brugen
26 de Octubre de 2020 10:49 AM Actualizado: 26 de Octubre de 2020 10:49 AM

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó el domingo al dirigirse a la multitud presente en un evento de campaña en New Hampshire, que el país está “saliendo” de la pandemia del virus del PCCh.

“Estamos saliendo, estamos dando vuelta la esquina. Tenemos las vacunas, tenemos todo. Incluso sin las vacunas, estamos girando la esquina”, dijo Trump en el mitin celebrado en un aeropuerto. “Esto se va a terminar”.

“No hay ninguna nación en el mundo que se haya recuperado como nosotros”, continuó Trump. “Nuestros números son increíbles”, añadió.

Las declaraciones del presidente se produjeron cuando Estados Unidos marcó el domingo un máximo diario de casos confirmados de COVID-19, la enfermedad causada por el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), con 82,630 nuevos casos pero sin grandes cambios en el número de muertes. A su vez, cerca de la mitad de los estados del país registraron en algún momento de este mes su mayor número de infecciones diarias hasta ahora, y las hospitalizaciones van en aumento.

Los dichos de Trump desafían la afirmación del candidato presidencial demócrata Joe Biden de la semana pasada, de que la administración “no tiene un plan claro” para combatir la epidemia del virus del PCCh y que se avecina un “invierno oscuro”.

“Estamos a punto de entrar en un invierno oscuro, un invierno oscuro y no tiene un plan claro y no hay ninguna perspectiva de que vaya a haber una vacuna disponible para la mayoría de los estadounidenses antes de mediados del próximo año”, dijo Biden durante el debate del jueves.

Trump rechazó la noción de que su gobierno no tiene ningún plan para combatir el brote del virus del PCCh y retractó la afirmación de Biden sobre que las cosas empeorarán.

“No creo que vayamos a tener un invierno oscuro en absoluto”, respondió Trump. “Estamos abriendo nuestro país. Hemos aprendido, estudiado y entendido la enfermedad, lo que no sabíamos al principio”.

Trump reconoció que hubo algunos “picos y oleadas” en algunos lugares, pero insistió en que pronto se irán y que una vacuna “está llegando, está lista” y su entrega es inminente.

“Va a ser anunciada dentro de semanas y va a ser entregada. Tenemos la Operación Warp Speed, en la cual el ejército va a distribuir la vacuna”, dijo el presidente, refiriéndose al programa del gobierno para financiar la fabricación de la vacuna COVID-19 y los posibles candidatos terapéuticos con anticipación en caso de que sean aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

“Más y más gente está mejorando”, continuó Trump. “Este es un problema mundial, pero fui felicitado por los jefes de muchos países por lo que hemos podido hacer. Si se mira lo que hemos hecho en términos de gafas proctectoras y mascarillas y batas y todo lo demás, y en particular los respiradores. Ahora nosotros estamos fabricando respiradores para todo el mundo, miles y miles al mes distribuyéndolos en todo el mundo”.

“Esto se irá y como digo, estamos saliendo. Estamos doblando la esquina. Se va a ir”, dijo Trump también el jueves.

Aunque se están desarrollando varias vacunas para COVID-19, ninguna ha sido aprobada aún para su uso en Estados Unidos. AstraZeneca reanudó la semana pasada el ensayo de su vacuna experimental de COVID-19 en el país después de la aprobación de los reguladores y Johnson & Johnson (J&J) se está preparando para reanudar su ensayo el lunes o martes.

AstraZeneca, uno de los principales desarrolladores de vacunas, detuvo su ensayo en Estados Unidos el 6 de septiembre, después que se informó de una grave enfermedad neurológica, que se cree que es mielitis transversa, en un participante del ensayo de la compañía en Reino Unido. J&J detuvo su gran ensayo en la última etapa la semana pasada, después de que un participante del estudio se enfermó.

Ambas compañías tienen contratos para proveer vacunas a Estados Unidos y otros gobiernos si son autorizados por los reguladores.

AstraZeneca dijo que no es inusual que algunos participantes del ensayo de vacunas se enfermen durante las pruebas a gran escala, pero que la FDA ha revisado todos los datos de seguridad de los ensayos a nivel mundial y ha considerado seguro continuar probando la vacuna.

Con información de Tom Ozimek y Reuters.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

El corrupto plan de reclutamiento de talento tecnológico de China

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.