¿Dónde estaba el aprecio por los denunciantes durante la administración de Obama?

Por Larry Elder
22 de Noviembre de 2019 Actualizado: 22 de Noviembre de 2019

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, recientemente notificó al presidente Donald Trump sobre cualquier posible represalia contra el denunciante que presentó una queja contra Trump. Pelosi advirtió: “Me aseguraré de que no intimide al denunciante. Yo estaba allí. Le dije al presidente, está en mi timón cuando viene tras el denunciante”.

Pero, ¿dónde estaba ese aprecio por los denunciantes durante la administración del presidente Barack Obama? Obama sigue siendo enormemente popular entre los demócratas. Pero muchos en el campo de “cómo se atreve el presidente Trump a atacar a un denunciante”, prestaron poca atención al ataque sin precedentes de Obama a los denunciantes, así como a los periodistas que informaron en sus denuncias.

El cineasta liberal Robert Greenwald estrenó en 2013 un documental titulado “Guerra contra los denunciantes: prensa libre y el estado de seguridad nacional” que examinó el destino de cuatro denunciantes durante la administración Obama.

Greenwald comentó: “Una de las cosas que fue un denominador común con todos los denunciantes que entrevistamos es el terrible precio personal que pagaron. Y lo que está sucediendo una y otra vez es que la administración Obama y las administraciones anteriores están literalmente disparando a los mensajeros, castigando a los denunciantes, tratando de aprobar leyes que lo hacen más difícil para los denunciantes”.

En un artículo de 2011 titulado “La guerra de Obama contra los denunciantes de irregularidades”, la publicación de centro izquierda The Atlantic escribió: “La citación del Departamento de Justicia al reportero del New York Times James Risen, fue la última señal de cuán agresiva está siendo la administración de Obama en su campaña en contra de los denunciantes de irregularidades del gobierno”. El propósito de la citación de Risen es forzarlo a testificar que Jeffrey Sterling, un exagente de la CIA, le dio información confidencial sobre los esfuerzos de la CIA para sabotear el programa nuclear de Irán. La magnitud con la que la administración está procesando a los que filtran información ha preocupado a los que los ven como oradores de la verdad con poder. En los 26 meses de mandato del presidente Obama, los fiscales civiles y militares han acusado a cinco personas en casos de filtración de información, más que todos los presidentes anteriores juntos”, informa el Times.

De manera similar, en 2011, la revista de izquierda The New Yorker escribió: “Cuando el presidente Barack Obama asumió el cargo, en 2009, defendió la causa de la transparencia del gobierno y habló con admiración de los denunciantes, a quienes describió como “a menudo la mejor fuente de información sobre el despilfarro, el fraude y el abuso en el gobierno”. Pero la Administración Obama ha perseguido los juicios por fugas con una sorprendente implacabilidad. Ha estado utilizando la Ley de Espionaje para presentar cargos penales en cinco supuestos casos de filtraciones a la seguridad nacional, más de los que se han producido en todas las administraciones anteriores juntas”.

Alex Gibney es un cineasta de izquierda descrito por la revista de izquierda Esquire como “el documentalista más importante de nuestro tiempo”. Dirigió el documental “Robamos secretos: La historia de WikiLeaks”.

En cuanto al trato que Obama da a los denunciantes y a los periodistas que informan sobre sus divulgaciones, Gibney expresó: “Seamos honestos y digamos que la administración Obama es el fiscal de filtraciones más agresivo de la historia de Estados Unidos. Y están persiguiendo a los que filtran y, de manera colateral, a los periodistas, de una manera que es más agresiva que cualquier cosa que se haya visto en nuestra historia”.

La administración Obama procesó a Thomas Drake, un funcionario de la Agencia de Seguridad Nacional que entregó a los periodistas material sobre presuntos fracasos de esa agencia.

Sobre la acusación de Drake, Daniel Ellsberg, el hombre que filtró los documentos del Pentágono durante la administración de Nixon, mencionó: “Para Obama, acusar y procesar a Drake ahora, por actos realizados e investigados durante la administración Bush, es hacer precisamente lo que Obama dijo que no quería hacer, ‘mirar hacia atrás'”. De todos los flagrantes actos criminales cometidos durante el gobierno de Bush, las escuchas telefónicas sin orden judicial por parte de la NSA, la agresión y la tortura, Obama ahora solo procesa la divulgación de despilfarros masivos por parte de la NSA, un acto socialmente útil que el propio gobierno de Bush investigó, pero que no eligió acusar ni enjuiciar.

“Bush no presentó cargos contra los denunciantes, aunque suspendió la acreditación de Drake. Obama, en este y otros asuntos relacionados con el secreto y la denuncia de irregularidades, lo está haciendo peor que Bush. Su violación de las libertades civiles y el uso excesivo del secreto ejecutivo por parte de la Casa Blanca es inexcusable”.

La administración Obama, según The Washington Post, obtuvo una orden para registrar los registros telefónicos del reportero de Fox James Rosen, quien publicó información delicada sobre Corea del Norte.

El Post informó en 2013: “Ellos (el Departamento de Justicia) usaron los registros de acceso de las credenciales de seguridad para rastrear las idas y venidas del reportero desde el Departamento de Estado, de acuerdo con una declaración jurada de la corte recientemente obtenida. Rastrearon el momento de sus llamadas con un asesor de seguridad del Departamento de Estado sospechoso de compartir el informe clasificado. Obtuvieron una orden de registro para el correo electrónico personal del reportero.

Consuélese sabiendo que los demócratas como Pelosi y sus simpatizantes de los medios de comunicación, después de tomarse un tiempo libre durante ocho años, piensan tan bien de los denunciantes, especialmente cuando denuncian a Trump.

Larry Elder es un exitoso autor y presentador de un programa de entrevistas de radio nacionalmente sindicado. Para saber más sobre Larry Elder, o para convertirse en un “Elderado”, visite www.LarryElder.com Siga a Larry en Twitter @LarryElder.

 

Mira a continuación

El “Nerón de China”: 20 años de una represión fallida

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

TE RECOMENDAMOS