Descubre dónde se verá el eclipse lunar del 11 de febrero y los extraordinarios fenómenos celestiales que lo acompañan

08 de Febrero de 2017 Actualizado: 08 de Febrero de 2017

Este sábado 11 de febrero tendrá lugar el primer eclipse lunar del año y será visible desde Europa, gran parte de Asia, África, América del Norte, América del Sur, Pacífico, Atlántico, Océano Índico, Ártico y Antártida, según timeanddate.com.

Éste será un eclipse de tipo penumbral y, a decir verdad, comenzará el 10 de febrero a las 22:34 horas (UTC), su máximo se verá el 11 de febrero a las 0:43 horas y terminará a las 2:53 del 11 de febrero de acuerdo con dicho sitio web.

Por su parte, Eclipsewise.com explica que el eclipse será muy profundo, ya que su magnitud penumbral será de 0.9884 y durará 259.2 minutos. Además, durante el eclipse la luna estará en la constelación de Leo.

Perspectiva de la Luna al momento del eclipse del 11 de febrero. Crédito: Wikimedia Commons
Perspectiva de la Luna al momento del eclipse del 11 de febrero. (Crédito: Wikimedia Commons)

“Un eclipse lunar penumbral tiene lugar cuando la Luna se mueve a través de la parte débil y externa de la sombra de la Tierra. Este tipo de eclipse se confunde a menudo con una Luna llena normal”, explica Timeanddate.

El eclipse será visible desde Europa, gran parte de Asia, África, América del Norte, América del Sur, Pacífico, Atlántico, Océano Índico, Ártico, Antártida. Crédito: PIRULITON - Own work, CC BY-SA 3.0, Wikimedia Commons
El eclipse será visible desde Europa, gran parte de Asia, África, América del Norte, América del Sur, Pacífico, Atlántico, Océano Índico, Ártico, Antártida. (Crédito: PIRULITON – Own work, CC BY-SA 3.0, Wikimedia Commons)

Este tipo de eclipses ocurre cuando el Sol, la Tierra y la Luna se alinean en una línea casi recta, sin embargo, esta alineación imperfecta provoca que la Tierra bloquee solo una parte de la luz del Sol que se proyecta directamente a la superficie de la Luna y cubre una parte de ésta con la parte externa de su sombra, también conocida como penumbra.

“El resto recibe la misma cantidad de luz solar como de costumbre y es tan brillante como una Luna llena”, agrega el sitio web, por eso es difícil diferenciar estos fenómenos y se le puede confundir con la luna llena habitual.  Por esta razón, los eclipses penumbrales no son tan dramáticos como los eclipses totales o parciales. Por el contrario, son muy sutiles; es decir, la luna se verá un poco más tenue que de costumbre, informa The Telegraph.

Sin embargo, el entusiasmo de los amantes de los fenómenos astronómicos no debe decaer porque el eclipse estará acompañado de otros dos fenómenos celestiales.

El primero es conocido como la luna de nieve, que no es más que el nombre que se da a la luna llena de febrero debido a que este es el mes más nevado del año en Norte América; de hecho, los antiguos nativos la llamaban “la luna del hambre” por que las condiciones climáticas hacían más difícil la caza en esas fechas, según Thetelegraph.co.

El segundo acompañante de nuestro próximo eclipse es el Cometa de Año Nuevo, conocido técnicamente como Comet 45P, el cual tendrá este fin de semana su mayor acercamiento con la tierra desde 2011. Estará a sólo 0,08 unidades astronómicas (7,4 millones de millas) de distancia. Lo mejor de todo es que con unos binoculares será visible, dependiendo de las condiciones lumínicas y climáticas.

Así que ya pueden ir preparándose para disfrutar del cielo este fin de semana si se encuentran en alguna de las regiones que mencionamos. Como siempre, las mejores vistas se dan en espacios alejados de las luces citadinas. El campo o la playa son una excelente opción.

Recuerden que este eclipse será seguido dos semanas más tarde por un eclipse solar anular el próximo 26 de febrero y los eventos celestiales de este año apenas comienzan.

TE RECOMENDAMOS