Imagen revela cómo se alimentan estrellas recién nacidas

Una nueva y extraordinaria imagen del cosmos revelada por el telescopio ALMA, en el desierto de Atacama, Chile
Por Anastasia Gubin - La Gran Época
07 de Octubre de 2019 Actualizado: 07 de Octubre de 2019

Dos estrellas gemelas recién nacidas fueron fotografiadas alimentándose de anillos de gas y polvo mientras giran entre sí.

Utilizando el telescopio ALMA, un equipo de astrónomos internacionales obtuvo una imagen de muy alta resolución de este par estrellas jóvenes binarias (dobles) alimentándose de una luminosa red de filamentos.

“Observar este notable fenómeno arroja nueva luz sobre las primeras fases de la vida de las estrellas y ayuda a los astrónomos a determinar las condiciones en las que nacen las estrellas binarias (dobles)”, dijeron el 4 de octubre los astrónomos del Observatorio Europeo Austral (ESO), ubicado en Chile.

Las dos estrellas bebé fueron encontradas en un pequeño cúmulo de estrellas, donde un grupo recién se está formándo. Dentro el vasto espacio cósmico, este cúmulo se encuentra en la oscura nebulosa Barnard 59, cuya sorprendente imagen se observa en un vídeo a continuación.

La nebulosa Barnad 59 forma parte de una nebulosa oscura más grande llamada Pipa que está en el interior la constelación Ofiuco.

Se puede ver a simple vista por las noches como una gran mancha oscura donde está la Vía Láctea, cerca de las constelaciones vecinas que son Sagitario y Escorpión.

La alta resolución del telecopio ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) permitió a los astronomos adentrarse dentro de Barnad 59 y dar con este par de estrellas contorneándose, cada una con su propio anillo de polvo, también llamado disco circunstelar.

“Vemos dos fuentes compactas que interpretamos como discos circunestelares alrededor (anillos luminosos) de las dos estrellas jóvenes”, explica Felipe Alves, del Instituto Max Planck de Física Extraterrestre (MPE, Alemania), quien dirigió el estudio.

Un disco circunestelar es el anillo de polvo y gas que rodea a una joven estrella. La estrella va agregando a su cuerpo materia del anillo para crecer y hacerse más grande.

“El tamaño de cada uno de estos discos (anillos) es similar al cinturón de asteroides de nuestro Sistema Solar y la separación entre ellos es de 28 veces la distancia entre el Sol y la Tierra”, señala Alves.

Alma muetra dos estrellas alimentándose del volvo cósmico mientras giran entre sí. (Wikimedia)

Los dos anillos de polvo están rodeados por un anillo más grande el cual muestra una compleja red de estructuras de polvo distribuidas en formas espirales formando los bucles de “pretzel”, nombre que se le da a la clásica galleta alemana que tiene esta forma.

“Este es un resultado muy importante”, subraya Paola Caselli, directora general del MPE.

“Finalmente hemos obtenido una imagen de la compleja estructura de las estrellas binarias jóvenes con los filamentos que las alimentan y que las conectan al disco (anillo) en el que nacieron. Esto proporciona limitaciones importantes para los modelos actuales de formación de estrellas”.

Las estrellas bebé agregan masa a su cuerpo desde el anillo de mayor tamaño en dos etapas. En la primera etapa, la masa se transfiere a los dos discos circunestelares individuales formando los bucles giratorios, que es lo que muestra la nueva imagen de ALMA.

En la segunda etapa, las estrellas agregan masa a su cuerpo alimentándose de sus propios discos circunestelares.
***

A continuación

El “”Nerón de China””: 20 años de una represión fallida

TE RECOMENDAMOS