DoS niega noticias sobre canje de prisioneros de Irán por USD 7000 millones de fondos congelados

Por Tom Ozimek
03 de Mayo de 2021
Actualizado: 03 de Mayo de 2021

Tanto Estados Unidos como Irán han negado las noticias que afirman que se ha alcanzado un acuerdo de intercambio de prisioneros a cambio de la liberación de 7000 millones de dólares de fondos petroleros iraníes congelados bajo las sanciones de Estados Unidos.

Un reportaje emitido el domingo por la televisión estatal iraní citaba fuentes anónimas “informadas” que afirmaban que Teherán liberaría a cuatro estadounidenses acusados de espionaje a cambio de la liberación de los fondos congelados y de cuatro iraníes detenidos en Estados Unidos.

El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, dijo el lunes a The Epoch Times que no se había llegado a tal acuerdo.

“Las noticias de que se ha alcanzado un acuerdo de canje de prisioneros no son ciertos”, dijo Price en unas declaraciones. “Como hemos dicho, siempre planteamos los casos de estadounidenses detenidos o desaparecidos en Irán. No nos detendremos hasta que seamos capaces de reunirlos con sus familias”, añadió.

El portavoz del Departamento de Estado de EE. UU., Ned Price, celebra una conferencia de prensa en el Departamento de Estado en Washington el 17 de febrero de 2021. (Kevin Lamarque/Pool/AFP vía Getty Images)

Ron Klain, jefe de Gabinete de la Casa Blanca, también desmintió la noticia en el programa “Face the Nation” de la cadena CBS el domingo, diciendo que “desafortunadamente, esa noticia es falsa. No hay ningún acuerdo para liberar a estos cuatro estadounidenses”.

Le preguntaron a Klain si creía que la noticia de la televisión estatal iraní era una estratagema de presión deliberada en las negociaciones.

“A veces, en este tipo de cosas, el otro país se precipita a los micrófonos para forzar su mano. ¿Siente eso?”, preguntó el periodista de la CBS John Dickerson.

“No”, respondió Klain, y añadió: “de nuevo, estamos trabajando duro para traer a estos estadounidenses a casa, cuando lo consigamos, obviamente estaremos encantados de anunciar esa noticia”.

La prensa estatal iraní citó el lunes al portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Saeed Khatibzadeh, negando el intercambio de prisioneros.

El reportaje citaba además a Khatibzadeh insistiendo en que Irán y el Reino Unido no estaban negociando para liberar a la ciudadana iraní-británica Nazanin Zaghari-Ratcliffe. La noticia del domingo de la televisión estatal iraní —la misma que citaba fuentes anónimas sobre el supuesto acuerdo de prisioneros entre Estados Unidos e Irán— decía que Zaghari-Ratcliffe sería liberada una vez que Gran Bretaña hubiera pagado una deuda de equipamiento militar contraída con Teherán.

Zaghari-Ratcliffe, gestora de proyectos de la fundación benéfica Thomson Reuters, fue detenida en el aeropuerto de Teherán en abril de 2016 y posteriormente condenada por conspirar para derrocar a su régimen, cargos que niega.

Irán y varias potencias mundiales están manteniendo negociaciones para reactivar el acuerdo nuclear de 2015 del cual el presidente Donald Trump sacó a Estados Unidos hace tres años. Trump consideraba que el Plan de Acción Integral Conjunto de 2015 (JCPOA, por sus siglas en inglés) —conocido comúnmente como el acuerdo nuclear con Irán— no era lo suficientemente decisivo para evitar que Irán desarrollara armas nucleares. Además de retirarse del acuerdo en 2018, Trump restableció y aumentó las sanciones para intentar obligar a Irán a renegociar el pacto con más concesiones.

Trump argumentó que el acuerdo de la era de Obama no abordó la influencia desestabilizadora de Irán en Oriente Medio ni el desarrollo de su programa de misiles balísticos.

“No podemos evitar una bomba iraní bajo la estructura decadente y podrida del acuerdo actual”, dijo Trump en 2018.

Después de que Trump se retirara del acuerdo, Irán violó algunas de las restricciones nucleares del pacto.

El presidente Joe Biden llegó al cargo diciendo que volver al acuerdo era una prioridad. Pero Irán y Estados Unidos han discrepado sobre las exigencias de Irán de que se levanten primero las sanciones, y el estancamiento amenazaba con convertirse en un primer revés en política exterior para la Administración Biden.

Teherán y otras potencias se han reunido en Viena desde principios de abril para trabajar en los pasos que deben darse para que Washington y Teherán vuelvan a pactar, tocando el tema de las sanciones estadounidenses y los incumplimientos del pacto de 2015 por parte de Irán.

Irán afirma que, en virtud de las sanciones estadounidenses impuestas en 2018, se han congelado unos 20,000 millones de dólares de sus ingresos petroleros en varios países.

El principal negociador de Irán en Viena, Abbas Araghchi, insistió en la posición de Teherán de que se eliminen todas las sanciones, según la agencia oficial de noticias iraní.

“Nuestra línea roja es que todas las sanciones reimpuestas y las impuestas bajo diferentes etiquetas deben ser levantadas”, dijo Araghchi.

Jake Sullivan, asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, dijo el domingo que no se había alcanzado ningún acuerdo con Irán en Viena.

“Todavía hay una buena distancia que recorrer para cerrar las brechas que quedan”, dijo en el programa “This Week” de la cadena ABC. “Y esas brechas son sobre qué sanciones retirarán Estados Unidos y otros países. Son sobre qué restricciones nucleares aceptará Irán en su programa para asegurar que nunca puedan conseguir un arma nuclear”.

Sullivan añadió que los diplomáticos estadounidenses seguirán negociando en las próximas semanas “para tratar de llegar a un retorno mutuo al JCPOA, que es el acuerdo nuclear con Irán basado en el cumplimiento”.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS