Dos productos para el cabello de uso común relacionados con el cáncer

Si bien los productos contaminados son un problema importante, algunos productos son riesgosos por sí solos
Por Marta Rosenberg
18 de Noviembre de 2022 6:59 PM Actualizado: 18 de Noviembre de 2022 6:59 PM

Dos tipos de productos para el cabello de uso común han sido objeto de escrutinio después de que la investigación vinculara a uno de ellos con el cáncer y las pruebas de laboratorio encontraran que el otro estaba contaminado con un ingrediente que causa cáncer.

Estos se suman a una lista cada vez mayor de productos cosméticos comunes que se han relacionado con el cáncer, tras otros casos muy publicitados como el de los talcos en polvo. El uso de polvos para bebés o talco en polvo para mujeres en la zona perineal se relaciona ahora con el cáncer de ovario. Hace unos años, un jurado de St. Louis determinó que los polvos de talco contaminados con amianto habían contribuido al desarrollo del cáncer de ovario.

Johnson & Johnson apeló la decisión dos veces, pero tuvo que pagar un acuerdo de 2,100 millones de dólares.

El bufete de abogados Lanier, que manejó la demanda, señaló que la Corte de Apelaciones de Missouri encontró “evidencia de que los Demandados discutieron la presencia de asbesto en su talco en memorandos internos durante varias décadas; evitó adoptar medidas más precisas para detectar asbesto e influyó en la industria para que hiciera lo mismo; intentó desacreditar a aquellos científicos que publicaron estudios desfavorables para sus Productos; no eliminó el talco de los Productos para cambiar por el almidón de maíz porque sería más costoso hacerlo”.

Cuando los incentivos de ganancias se mezclan con cadenas de suministro globales complejas que pueden hacer que este tipo de productos contaminados sea más probable, aumenta el riesgo para la salud humana.

Champú en seco el último producto contaminado

En octubre, un laboratorio independiente encontró en champús en seco altos niveles de benceno, una sustancia química que puede causar cáncer en la sangre, como la leucemia.

El laboratorio probó 34 marcas de champú en aerosol, 148 lotes en total. Al descubrir que el 70 por ciento de las muestras de champú en seco que analizó contenían niveles “cuantificables” de benceno, el laboratorio independiente Valisure, solicitó a la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. (FDA) que retirara los productos.

“La detección de altos niveles de benceno en los champús secos debería ser motivo de gran preocupación, ya que es probable que estos productos se usen en interiores, donde el benceno puede permanecer e inhalarse durante períodos prolongados”, dijo en un comunicado David Light, el CEO de Valisure.

Light dijo que estos y otros problemas por la contaminación del producto subrayan la necesidad de que las pruebas independientes se integren mejor “en una cadena de suministro global cada vez más compleja y vulnerable”.

Valisure notó que había una variabilidad significativa de un lote a otro, incluso dentro de una sola marca.

“También hubo una variabilidad significativa entre los aerosoles posteriores de algunas botellas, lo que sugiere mezclas de productos inconsistentes en algunos productos”.

Los desodorantes y protectores solares como los productos Neutrogena de Johnson & Johnson y las marcas Secret y Old Spice de Procter & Gamble han sido retirados recientemente debido a la presencia de benceno.

Tampoco están exentos los desinfectantes para manos. Recientemente, Salon Technologies Inc., fabricante del gel desinfectante para manos Antica Ocean Citron, retiró su producto debido a la contaminación con benceno. Se han retirado otros desinfectantes para manos a medida que se amplió la advertencia de la FDA.

Productos para el cabello relacionados con el cáncer

El champú en seco para el cabello no es el único producto problemático.

Los alisadores químicos para el cabello, a veces llamados relajantes, recientemente fueron sometidos al microscopio oncológico.

Un estudio de más de 33,947 mujeres estadounidenses de diferentes razas y etnias, dirigido por el Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental (que forma parte de los Institutos Nacionales de Salud o NIH) y publicado en el Revista del Instituto Nacional de Cáncer, descubrió que quienes usaron con frecuencia los productos tenían más del doble de riesgo de cáncer de útero que aquellas que no los usaron.

En más de 10 años de seguimiento, 378 mujeres de las 33,947 estudiadas desarrollaron cáncer de útero. El cáncer uterino es el cáncer reproductivo femenino más común, según los NIH, con 65,950 casos esperados solo en 2022.

Según los autores del estudio del Revista del Instituto Nacional de Cáncer, “la exposición al exceso de estrógeno y un desequilibrio hormonal de estrógeno y progesterona se han identificado como factores de riesgo clave para el cáncer de útero”.

Los químicos cancerígenos específicos que pueden estar al acecho en los productos para el cabello incluyen el formaldehído, los químicos que liberan formaldehído y la parafenilendiamina oxidada que se encuentra en los tintes para el cabello, escribieron los investigadores.

“Las concentraciones de parabenos en los tejidos del endometrio y ftalatos en las muestras de orina fueron más altas en las participantes con cáncer de endometrio que en las que no tenían cáncer de endometrio”, dijeron los autores, y señalaron que “las dosis bajas de bisfenol A (relacionado con parabenos y ftalatos) se han asociado con hormonas alteradas en ratas”.

El cuero cabelludo permite que entren más sustancias químicas en el cuerpo que los antebrazos, las palmas de las manos y el abdomen, agregaron.

Esta no es la primera vez que los alisadores químicos para el cabello se relacionan con cánceres relacionados con las hormonas en las mujeres; el año pasado, el Revista Internacional de Cáncer publicó una investigación que indicaba un mayor riesgo de cáncer de mama en mujeres que usaban alisadores químicos para el cabello cuando eran adolescentes.

“El uso frecuente de alisadores y permanentes [productos químicos para el cabello que también pueden alisar el cabello] se asoció con un mayor riesgo de cáncer de mama premenopáusico pero no posmenopáusico”, escribieron los investigadores. Los cánceres eran tanto cáncer invasivo como carcinoma ductal in situ. La investigación en la revista PLoSOne hizo eco de los hallazgos.

También el año pasado, la revista Carcinogenesis vinculó el uso de planchas para el cabello con el desarrollo de cáncer de ovario.

“Nuestros nuevos hallazgos sugieren que el uso frecuente de alisadores/relajantes para el cabello o productos de presión, que son utilizados principalmente por mujeres afroamericanas/negras, y posiblemente tintes permanentes para el cabello, pueden estar asociados con la aparición de cánceres de ovario”, escribieron los investigadores.

Si bien el uso único no está relacionado con el cáncer de ovario, el uso de los productos cuatro veces al año sí lo está, según la revista, así como otras publicaciones.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí.


 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.