Escuchan ruidos extraños en el ático y cuando llega la ayuda, ¡era una gata sin hogar que dio a luz!

Por Michael Wing - La Gran Época
28 de Mayo de 2019 Actualizado: 28 de Mayo de 2019

Eldad Hagar, un rescatista de animales con sede en Los Ángeles, durante años ha recorrido todos los rincones de la extensa metrópoli de hormigón del sur de California. Salvar perros es su especialidad, pero de vez en cuando se le conoce por extender su ayuda a otras criaturas vivientes. Las grabaciones de sus misiones de rescate, y su publicación en redes sociales, ha hecho que el grupo que fundó, Hope For Paws, sea famoso en todo el mundo.

Rastrear a los perros y gatos  sin hogar puede ser complicado. A menudo encuentran los rincones más oscuros para esconderse a fin de sentir seguridad en la jungla urbana. Una llamada reciente hizo que Eldad buscara una familia de pequeños felinos sin hogar en el lugar que menos se esperaría.

La persona que llamó reportó que escuchó maullidos provenientes de su ático. Por el sonido de las cosas, parecía ser una camada de gatos; ¿podría haber dado a luz una gata sin hogar en su ático?

Eldad llegó a la casa, junto con su colaboradora, JoAnn Wiltz, que resultó ser una experta rescatadora de gatos. Entraron en la casa y el dueño les mostró la trampilla del ático, a la cual Eldad pudo acceder, parándose en una silla colocada sobre una cama .

Imagen Ilustrativa. (Crédito: JamesDeMers/Pixabay)

Pero tan pronto como abrió la escotilla y se asomó con su linterna, de repente se asustó con dos ojos verdes brillantes que prácticamente lo hicieron saltar de la sorpresa.

“Ooow! La madre está justo ahí. Me va a asesinar”, dijo, ya que, después de todo, planeaban atrapar a toda su camada de gatitos.

Entonces  a Eldad se le ocurrió una idea, volvió a abrir la escotilla, y esta vez puso una gran linterna grande justo en los ojos de la gata para mantenerla a raya. De inmediato se dio cuenta que había un montón de gatitos en el lado opuesto de la escotilla, anidados entre la fibra de vidrio amarilla. JoAnn estaba lista y Eldad se los entregó, uno por uno.

“Gatito número uno… gatito número dos…”.

Pronto, todos fueron colocados de forma segura dentro de una jaula para mascotas. Pero atrapar a la madre fue una historia diferente. Estaba más al fondo del ático, que por cierto era muy estrecho, y además por todo el aislamiento era imposible perseguirla.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: juliaorige/Pixabay)

Trataron de atraerla con el sonido de los maullidos de los gatitos desde su teléfono, pero ella era demasiado cautelosa para caer en eso.

Cuando regresaban a su coche con los gatitos entre las manos, vieron a la gata que saltaba sobre el techo de la casa. Y entonces se les ocurrió una idea: intentarían atraer a la mamá usando sus crías como cebo, ubicados dentro de una jaula con trampilla para perros, a la que ella tendría que entrar para llegar a ellos.

Así que colocaron la trampa con los gatitos como cebo —antes de colocar su cámara para grabar la captura— y luego corrieron a esconderse para que la mamá gata no se sintiera en peligro. Y en pocos minutos, ella coqueteaba con el cebo, colocando con timidez sus patas en la jaula… hasta que, “¡bam!”. La puerta se cerró de golpe detrás de ella.

“Oh, hola mamá”, dijo JoAnn, que salió de su escondite para saludarla. Por supuesto, los rescatadores no pretendían dañarla. La parte más difícil del rescate fue siempre convencer a los perros de ese hecho. Trajo a uno de los gatitos para mostrarle a la mamá que estaban bien y en buenas manos.

Sin embargo, pronto eso se hizo innecesario; todos fueron reunidos en el hogar de acogida de  Kitt Crusaders donde encontrarían refugio temporal, sanos y salvos.

A la mamá la nombraron Maryland y a sus gatitos se llamaban Memphis, Miami, Malibú, Charlotte, Vista y Phoenix, y ella incluso adoptó un gatito más que JoAnn encontró.

La familia de gatos recibirá tratamiento médico, comida y un lugar cálido para dormir hasta el día en que sean adoptados por un cálido y amoroso hogar.

Personas escuchan los quejidos de un cachorro, así que buscan ayuda para rescatarlo

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS