Durant de la NBA cuestiona el mandato de la vacuna anti-COVID, dice que el alcalde quiere atención

Por Zachary Stieber
14 de Marzo de 2022 5:14 PM Actualizado: 14 de Marzo de 2022 5:14 PM

La estrella del baloncesto Kevin Durant cuestionó el 13 de marzo al alcalde de la ciudad de Nueva York por mantener la orden de vacunación contra el COVID-19 para los empleadores privados, alegando que el alcalde quiere llamar la atención.

“Es ridículo. No lo entiendo en absoluto”, dijo Durant a los periodistas después de que los dos equipos de baloncesto de Nueva York jugaran en el Barclays Center, en Brooklyn.

“Todo el mundo está aquí buscando atención. Siento que eso es lo que el alcalde quiere ahora mismo; algo de atención”, añadió.

El alcalde de Nueva York, Eric Adams, un demócrata que prestó juramento el 1 de enero, revocó el 7 de marzo el mandato de uso de mascarillas en las escuelas de la ciudad y una orden de vacunación contra el COVID-19 que exigía prueba de vacunación para ingresar a diferentes tipos de negocios.

Pero Adams ha insistido en conservar un mandato de vacunación diferente que requiere que los empleados de empresas privadas se vacunen, alegando que es necesario para garantizar que la ciudad no vuelva a los confinamientos.

“Quiero a Kyrie en la cancha. Haría cualquier cosa por conseguir ese anillo. Tanto, lo quiero. Pero hay mucho en juego aquí. Y hablé con el dueño del equipo. Queremos encontrar una manera de llevar a Kyrie a la cancha, pero este es un problema mayor”, dijo Adams durante una aparición reciente en CNBC.

“No puedo hacer que mi ciudad entre en confinamientos de nuevo, y enviaría el mensaje equivocado sólo para ofrecer una excepción a un jugador cuando le estamos diciendo a un número incontable de empleados de la ciudad de Nueva York: ‘Si no sigues las reglas, no podrás ser empleado’”.

Adams se refería a Kyrie Irving, quien es uno de los compañeros de equipo de Durant en los Brooklyn Nets.

A Irving, que no está vacunado, se le ha prohibido jugar partidos en casa debido a la orden impuesta por el exalcalde Bill de Blasio, otro demócrata.

Bajo las reglas relajadas, Irving pudo asistir al juego del domingo, pero lo hizo como espectador, sentado y separado de su equipo.

La regla actual permite que los jugadores no vacunados de equipos visitantes participen en juegos en la ciudad, pero no los jugadores no vacunados del equipo local.

“Todos estamos confundidos. Prácticamente todo el mundo está confundido en este punto. Al principio de la temporada, la gente no entendía lo que estaba pasando, pero ahora parece una estupidez. Eric, tienes que resolver esto”, dijo Durant.

Adams reconoció que la excepción “no tiene sentido” y lanzó un sutil golpe a De Blasio, pero también se mostró impotente en la situación, diciendo: “Estas son las reglas, y tengo que seguir las reglas”. También dijo: “Estamos aquí en este momento abriendo nuestra ciudad debido a los mandatos de vacunación”.

La oficina de Adams no respondió las preguntas enviadas por correo electrónico, incluida una consulta sobre los datos en los que se basa el alcalde para afirmar que los mandatos ayudan a evitar el cierre de la ciudad.

Las tres vacunas contra el COVID-19 en Estados Unidos son, en gran medida, ineficaces para prevenir la infección causada por la variante ómicron del virus y las tres ofrecen una protección inferior contra la enfermedad grave causada por la variante ómicron en comparación con la variante anterior, Delta.

Respondiendo a cuestionamientos de un opositor durante una reunión informativa el fin de semana, Adams dijo que Irving “puede jugar mañana”, pero añadió: “Vacúnate”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.