Economía pierde 700,000 empleos en la segunda semana de marzo, según nuevos datos

Por Petr Svab
03 de Abril de 2020
Actualizado: 03 de Abril de 2020

La economía estadounidense ha perdido más de 700,000 empleos en las primeras semanas ante los esfuerzos del gobierno para frenar la propagación del virus del PCCh. La industria de la hostelería fue la más afectada, pero prácticamente ningún sector escapó a la contracción, según los datos publicados el 3 de abril por la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS).

Uno tras otro, los gobernadores de todo el país emitieron órdenes de cierre, cerrando bares, teatros y todos los negocios “no esenciales”.

El virus del PCCh, también conocido como el nuevo coronavirus, apareció en la ciudad central china de Wuhan alrededor de noviembre de 2019 y se permitió que se propagara por toda China y el mundo debido al encubrimiento y la mala gestión del Partido Comunista Chino (PCCh).

Estados Unidos tienen ahora más de 240,000 casos y casi 5000 muertos.

Los datos de BLS no reflejan la total magnitud del cierre, ya que se basan en una encuesta realizada entre el 8 y el 14 de marzo, antes de que se adoptaran muchas de las medidas de mitigación.

Los reclamos por beneficios de desempleo se elevaron a un récord de más de 6.6 millones para la semana que terminó el 28 de marzo.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Oxford Economics predice que las nóminas podrían caer por lo menos a 20 millones de puestos de trabajo en abril, lo que haría desaparecer la caída récord de 800,000 en marzo de 2009.

La tasa de desempleo aumentó al 4.4 por ciento en marzo, desde el 3.5 por ciento del mes anterior. Pero este número es inexacto, advirtió BLS, debido a la clasificación errónea de algunos trabajadores despedidos durante el cierre. La tasa real estaría cerca del 5.4 pro ciento, dijo la oficina.

La mayoría de los empleos perdidos, casi 420,000, fueron en el sector gastronómico, que en gran medida solo se les permitió ofrecer comida para llevar. Algunos restaurantes se han adaptado cambiando por la venta de comestibles, y con resultados alentadores. Algunos estados han levantado la normativa para permitir que los restaurantes vendan al por menor los artículos que compran al por mayor y algunos han permitido que los restaurantes vendan alcohol con pedidos de comida para llevar.

Las medidas contra el virus han puesto fin a un crecimiento histórico de 113 meses consecutivos del empleo.

Las únicas áreas que vieron algún crecimiento laboral fueron algunas tiendas de comercio (casi 9000), almacenes (más de 8000), centros de atención ambulatoria (más de 5000), y algunos otros. El gobierno federal —aparte del Servicio Postal de EE.UU., el cual perdió puestos de trabajo— agregó cerca de 20,000 empleos.

El presidente Donald Trump ha tratado de mantener cierto nivel de optimismo en los mercados, diciendo que la economía volverá a “rugir” una vez que se levanten las restricciones del virus. La administración ha recomendado a la gente que siga las reglas de “distanciamiento social” hasta el 31 de abril. También ha trabajado con el Congreso para aprobar un paquete de ayuda de 2.3 billones de dólares que proporcionará dinero en efectivo de manera individual a los estadounidenses, préstamos a las pequeñas empresas y rescates para las industrias afectadas, como la industria aeronáutica.

Trump dijo que quiere otro paquete que provea 2 billones de dólares para infraestructura.

Siga a Petr en Twitter: @petrsvab


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Le puede interesar:

TE RECOMENDAMOS