Edad biológica ¿envejeces rápido o despacio?

11 de Julio de 2015 Actualizado: 11 de Julio de 2015

La edad biológica es un concepto fisiológico que hace referencia al estado del organismo y las funciones de los órganos. Un envejecimiento acelerado puede hacer que una persona joven tenga una edad biológica mayor que la que le corresponde; aunque también hay quien tiene una edad biológica menor, como comentábamos en este artículo sobre la edad biológica.

Un equipo de investigadores han llevado a cabo un estudio valorando la edad biológica de un grupo de personas de 38 años de edad, comprobando que había enormes diferencias entre la edad real y la biológica, tanto para menos, como para más. Podéis acceder al abstract y al texto completo (en inglés)

El estudio es curioso porque encontró diferencias de personas que tenían una edad biológica de unos 30 años, mientras otros sujetos tenían una edad biológica de 60. Como digo, todos los adultos tenían la misma edad real: 38 años.

Está claro que hay múltiples factores que influyen en acelerar o retrasar el envejecimiento. Algunos se conocen, pero otros muchos está claro que están por descubrir. Hay personas que, sin hacer nada en especial, parecen siempre más jóvenes; pero también hay otros que parecen mayores, y más estropeados, que la edad que le corresponde.

La biología hace mucho, pero también el ambiente y los hábitos saludables. Siempre recuerdo el caso en el que traté a dos pacientes que compartían una misma habitación de un centro sanitario. Uno de ellos era un ciclista que practicaba también otros deportes, mientras que el otro era una persona sedentaria, con hábitos tóxicos y otros problemas de salud.

Ambos tenían prácticamente la misma edad (diferencia de 1 o 2 años si no recuerdo mal), pero el ciclista aparentaba casi 10 años menos de su edad real, mientras que el otro sujeto aparentaba perfectamente 10 o 15 años más que su edad real.

Ese caso particular siempre me ha dado mucho que pensar sobre cómo podemos influir en nuestra salud, e incluso en nuestro envejecimiento.

Lea el artículo original aquí.

TE RECOMENDAMOS