EE. UU. condena intentos de China de robar investigación estadounidense sobre COVID-19: Pompeo

Por Cathy He
14 de Mayo de 2020
Actualizado: 14 de Mayo de 2020

El secretario de Estado de EE. UU. Mike Pompeo denunció los intentos del régimen chino de robar la investigación de EE. UU. sobre el COVID-19, y pidió a Beijing que pusiera fin a este comportamiento.

La reprimenda se produce después de que el FBI (Oficina Federal de Investigación) y la Agencia de Seguridad Cibernética y de Infraestructura (CISA) del Departamento de Seguridad Nacional confirmaran el 13 de mayo que el FBI estaba investigando a los “actores cibernéticos” vinculados a China y vigilando sus intentos de “identificar y obtener ilícitamente datos valiosos de propiedad intelectual (PI) y de salud pública relacionados con vacunas, tratamientos, y pruebas desde redes y personal afiliado a investigaciones relacionadas con COVID-19”.

Pompeo dijo en una declaración el 14 de mayo: “Estados Unidos condena los intentos de los actores cibernéticos y los recopiladores no tradicionales afiliados a la República Popular China (RPC) de robar la propiedad intelectual de EE. UU. y los datos relacionados con la investigación del COVID-19”.

Pidió al régimen chino “que cesara esta actividad maliciosa”.

Beijing ha negado las acusaciones de piratería informática, llamándolas “calumnia”.

El FBI y la CISA han aconsejado a las organizaciones estadounidenses que realizaban investigaciones sobre el virus que reforzaran sus prácticas de seguridad cibernética para “evitar la revisión secreta o el robo” del material de investigación.

A principios del lunes, el fiscal general adjunto de seguridad nacional de EE. UU., John Demers, dijo a la CNBC que “la investigación biomédica ha sido durante mucho tiempo el corazón de algo que los chinos han querido y para obtenerlo se han involucrado en espionaje económico”.

“Sería una locura pensar que en este momento, los chinos no están detrás de algunas de las ciberactividades que estamos viendo dirigidas a las compañías farmacéuticas estadounidenses y a los institutos de investigación de todo el país que están haciendo investigaciones sobre el coronavirus, tratamientos y vacunas”, dijo Demers.

Pompeo describió las actividades cibernéticas del régimen como “una extensión de sus acciones contraproducentes a lo largo de la pandemia COVID-19”.

“Mientras Estados Unidos y nuestros aliados y socios coordinan una respuesta colectiva y transparente para salvar vidas, la RPC sigue silenciando a científicos, periodistas y ciudadanos, y difundiendo desinformación, lo que ha exacerbado los peligros de esta crisis sanitaria”, dijo.

Pompeo ha criticado repetidamente al régimen por su manejo del brote, diciendo que la falta de transparencia de Beijing causó la propagación mundial de la enfermedad y obstaculizó los esfuerzos para prevenir una pandemia en el futuro.

“Todavía no tenemos las muestras que necesitamos. Todavía no tenemos el acceso”, dijo Pompeo en una conferencia de prensa el 6 de mayo. “Siguen siendo opacos y continúan negando el acceso a esta importante información que nuestros investigadores, nuestros epidemiólogos, necesitan”.

Siga a Cathy en Twitter: @CathyHe_ET


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación
La naturaleza engañosa del PCCh y sus consecuencias mortales

TE RECOMENDAMOS