EE.UU. debe mostrar la ‘naturaleza malvada del régimen’ mediante guerra ideológica: Analista de China

Por Terri Wu
03 de Septiembre de 2021 4:21 PM Actualizado: 03 de Septiembre de 2021 4:21 PM

En respuesta a la campaña global del Partido Comunista Chino (PCCh) para subvertir las libertades en todo el mundo, Estados Unidos debería tener su propia forma de guerra ideológica contra el Partido para “exponer la naturaleza malvada del régimen, su corrupción y sus crímenes contra la humanidad”, dice el periodista y experto en China, Bill Gertz.

Estas medidas son necesarias, según Gertz, porque el PCCh está librando una forma de guerra de bajo nivel, que se detiene antes de llegar a configurarse en un conflicto real, contra Estados Unidos y el mundo libre, pero Occidente no está haciendo lo suficiente para contrarrestarlo, especialmente en el frente de la información.

La guerra ideológica y de información “es lo más importante que se puede hacer en este momento”, dijo Gertz, corresponsal de seguridad nacional de The Washington Times y autor del libro “Deceiving the Sky” (Engañando al cielo), en una entrevista reciente con el programa “Crossroads” de EpochTV.

“Vamos a necesitar todos nuestros recursos, toda nuestra voluntad y todo lo que tenemos para enfrentarnos [al PCC] y derrotarlo finalmente”, dijo. “Hay que hacerlo ideológicamente; hay que hacerlo en la esfera de la información”.

Según Gertz, parte del problema de la estrategia de Estados Unidos con respecto a China es que las sucesivas administraciones, tanto demócratas como republicanas, no han reconocido que la China comunista es un Estado marxista-leninista que dice que está “participando en una guerra contra el capitalismo, con Estados Unidos como su principal enemigo”.

En la actualidad, la política estadounidense hacia China se enmarca en términos de “competencia estratégica”, pero Gertz cree que la administración debe superar este concepto para “reconocer a China como un enemigo no sólo de Estados Unidos, sino también de la libertad y de la democracia de todas las naciones del mundo”.

“Este será el desafío para Estados Unidos, que está fuertemente dividido internamente a causa de las operaciones de influencia del Partido Comunista Chino”, dijo. “Tenemos que concentrarnos realmente en la amenaza de China”.

El experto instó a la administración Biden a “intensificar su juego” en el frente de la guerra de información. Dijo que los esfuerzos actuales de EE.UU. en esta estrategia son “lamentablemente inadecuados”. El Centro de Compromiso Global del Departamento de Estado de Estados Unidos -un organismo interinstitucional encargado de contrarrestar la propaganda extranjera y las campañas de desinformación- ha hecho “muy poco” en este frente, dijo Gertz, añadiendo que la diplomacia pública de la administración [Biden] también ha sido “muy débil e ineficaz”.

El General de División del Ejército de EE.UU., Chris Donahue, el último miembro del servicio estadounidense en abandonar Afganistán, aborda un avión de carga C-17 en el Aeropuerto Internacional Hamid Karzai, en Kabul, el 30 de agosto de 2021. (Comando Central de EE.UU. a través de Getty Images)

Afganistán

Gertz dijo que la retirada de Estados Unidos de Afganistán y el colapso del gobierno afgano es un “éxito estratégico” para Beijing.

El régimen ha dado a entender “que tener tropas respaldadas por Estados Unidos en su frontera occidental es una gran amenaza para el Partido Comunista”, dijo.

Mientras tanto, el PCCh ha capitalizado la caótica retirada de Estados Unidos del país para mostrarse “como un sistema boyante mientras el sistema de Estados Unidos está en decadencia”, dijo Gertz. Los medios estatales chinos también han estado impulsando la narrativa de que no se puede confiar en que Estados Unidos defienda a Taiwán si Beijing ataca.

Esta retórica agresiva debería servir como una “verdadera llamada de atención” para Estados Unidos, dijo.

El régimen chino también está tratando de hacer incursiones económicas en Afganistán, teniendo en cuenta sus depósitos minerales estimados en 1 billón de dólares, y ampliando la Iniciativa de la Franja y la Ruta, el proyecto de inversión masiva en infraestructuras de Beijing. Aunque estos planes pueden no llegar a materializarse en el país dada la desestabilizadora situación de seguridad, dijo Gertz.

También señaló que la oposición del PCCh a todas las religiones, especialmente al Islam, sería el “punto de ruptura” entre los talibanes y el PCCh.

“Los talibanes van a reconocer que están lidiando con un estado ateo, comunista y totalitario que no está velando por sus intereses”, dijo Gertz.

“Entonces el llamado modelo chino de gobernanza tiene casi nulas sus posibilidades de éxito en Afganistán bajo el gobierno de los talibanes”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.