EE.UU. necesita desvincularse de China para contrarrestar su guerra sin restricciones: Robert Spalding

Por Hannah Ng y David Zhang
09 de Mayo de 2022 11:49 AM Actualizado: 10 de Mayo de 2022 12:07 PM

El régimen comunista chino utiliza las herramientas de la información y las finanzas para avanzar en sus operaciones de guerra política en los Estados Unidos, según el experto en China Robert Spalding.

“China busca lograr resultados políticos, pero lo hace utilizando relaciones financieras y económicas, y el Internet, para socavar lentamente cualquier apoyo popular dentro de una sociedad libre por oponerse a sus intereses”, dijo.

Explicó además que este enfoque se deriva de una doctrina expuesta por dos coroneles chinos en 1999 en su libro “Unrestricted Warfare” (“Guerra sin restricciones”).

“Lo que estos dos coroneles identificaron fue que la guerra política podría globalizarse si se adoptan estas dos nuevas herramientas, el Internet y la globalización”, dijo recientemente Spalding al programa “China Insider” de Epoch TV.

“Ellos presentaron una doctrina sobre cómo convertir la guerra política en un fenómeno global”.

EpochTimes_510A8407 robert spalding
El general de brigada retirado de la Fuerza Aérea de Estados Unidos Robert Spalding en Washington el 29 de mayo de 2019. (Samira Bouaou/Epoch Times)

En su nuevo libro “War Without Rules: China’s Playbook for Global Domination,” (“Guerra sin reglas: el libro de jugadas de China para la dominación global”), el general de brigada retirado de la Fuerza Aérea guía a los lectores a través de los principios descritos en la publicación china, revelando la creencia del régimen de que no hay sector de la vida fuera del ámbito de la guerra.

Spalding señaló que la noción de guerra propugnada por el régimen comunista chino es completamente diferente de las ideas en Occidente.

“Desde nuestro punto de vista, usamos la fuerza militar para lograr un resultado político”, dijo.

“En términos del Partido Comunista Chino (PCCh), ellos ven el exterior como siempre en estado de guerra. Así que están constantemente en estado de guerra, nunca salen del tiempo hacia la paz. Y eso significa que siempre están luchando por la ventaja, siempre están luchando (…) para obtener una ventaja sobre su oponente, y… están dispuestos a hacer lo que sea necesario”, agregó.

Una de las cosas que surge de la doctrina de la guerra sin restricciones, dijo, es la idea de dominar o controlar la narrativa.

“Lo que ellos [el PCCh] han podido hacer es usar representantes en Occidente para tener el mismo control sobre la narrativa en Occidente que tienen dentro de China”, señaló.

Para ilustrar este punto, Spalding se refirió a cómo el régimen chino presionó a la NBA para que despidiera al entonces gerente general de los Houston Rockets, Daryl Morey, luego que escribiera un tuit en apoyo de las protestas por la democracia en Hong Kong.

“Todos los elementos de la sociedad están realmente imbuidos de esta incesante necesidad del Partido Comunista Chino de controlar la narrativa y, por lo tanto, controlar la ideología”, dijo.

En las últimas décadas, el régimen también se aprovechó del sector empresarial para “sacar la productividad económica de Estados Unidos”, lo que “llevó a la desesperación a millones de estadounidenses que habían perdido sus empleos”, dijo Spalding.

En el ámbito global, China ha buscado utilizar instituciones internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) para promover el mensaje y los intereses del régimen, según Spalding.

A su juicio, “es la forma más eficaz de socavar los principios de la democracia”.

“Si se puede tomar un orden internacional… diseñado para promover los principios de la democracia, la libertad y el estado de derecho, y con el tiempo esas instituciones comienzan a promover el autoritarismo o el totalitarismo, entonces tendrán la apariencia de estar comprometidas con la libertad, pero en realidad están apoyando el autoritarismo”, explicó.

La narrativa del manejo de China de la pandemia de COVID-19 también es parte de su campaña de guerra sin restricciones, según Spalding.

En enero de 2020, China fue el primer país en imponer un bloqueo estricto para contener el brote de COVID-19 e inicialmente recibió elogios de la OMS y algunos países por cómo manejó la pandemia. En los años posteriores, se ha duplicado en este enfoque bajo su política de mano dura “cero-COVID”, incluso cuando la mayor parte del mundo ha levantado las restricciones que optan por vivir con el virus.

“Lo que querían que el mundo creyera es que el modelo chino, el modelo social, político y económico chino es superior al modelo democrático. Y, en particular, querían mostrar que China ha hecho un mejor trabajo para proteger a esta población del coronavirus”, dijo.

“Entonces, la idea aquí era promover el modelo chino en las naciones de todo el mundo, para que puedan hacer que esas naciones adopten ese modelo”, agregó.

“La medida de los bloqueos, que se adoptan en los EE. UU. y Occidente, en realidad se originó en China y Wuhan”, según el experto.

Para rechazar esta guerra no convencional impuesta a Estados Unidos, Spalding pidió que el país se desvincule de China.

“Si podemos desvincularnos de China… sacarlos de nuestros sistemas económicos, políticos, académicos y naturales y comenzar a reinvertir en nuestros propios ciudadanos, reinvertir en infraestructura y fabricación en ciencia y tecnología y STEM [ciencia, tecnología, ingeniería, matemáticas], educación, van a empezar a ver surgir oportunidades que no han existido durante décadas en los Estados Unidos”, dijo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.