EE. UU. no sabe quién murió en el ataque con drones en Kabul pero lo está examinando, dice Blinken

Por Isabel van Brugen
15 de Septiembre de 2021
Actualizado: 15 de Septiembre de 2021

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, dijo el martes que no sabe por el momento si el ataque estadounidense con drones del mes pasado en Kabul, Afganistán, mató a un presunto miembro del grupo terrorista ISIS-K o a un cooperante afgano y a su familia.

“El tipo que la administración Biden atacó con un dron, ¿era un trabajador humanitario o un operativo del ISIS-K?”, preguntó el senador Rand Paul (R-Ky.) a Blinken durante una audiencia del Comité de Relaciones Exteriores del Senado sobre la retirada de Afganistán.

El senador de Kentucky se refirió a un informe de The New York Times en el que se afirma que el dron había alcanzado por error a Zemari Ahmadi, un trabajador de 43 años de Nutrition and Education International, un grupo de ayuda con sede en California.

“La administración está, por supuesto, examinando ese ataque. Estoy seguro de que se hará una evaluación completa”, respondió Blinken.

“¿Así que no saben si fue un trabajador humanitario o un operativo del ISIS-K?”, preguntó Paul.

“No lo sé porque lo estamos examinando”, respondió Blinken.

Previamente, el capitán Bill Urban, portavoz del Comando Central (CENTCOM) de Estados Unidos, confirmó el 29 de agosto, un día después del ataque, que EE. UU. estaba investigando los informes sobre víctimas civiles.

Urban dijo entonces que, aunque el ataque antiterrorista con drones dirigido por Estados Unidos desbarató una amenaza inminente del ISIS-K contra el aeropuerto internacional de Kabul, “nos entristecería profundamente cualquier posible pérdida de vidas inocentes”.

El Pentágono dijo anteriormente en una declaración que el ataque con drones mató a dos miembros “de alto perfil” del grupo terrorista ISIS-K e hirió a otro.

En un comunicado del martes, el portavoz del Pentágono, John Kirby, dijo que su departamento trabaja “muy duro” para evitar víctimas civiles. “Estaríamos profundamente entristecidos por cualquier pérdida de vidas inocentes”, añadió Kirby.

“Uno pensaría que, antes de derribar a alguien con un dron depredador, debería saber si es un trabajador humanitario o un operativo del ISIS-K”, añadió Paul el martes, interrogando a Blinken sobre el asunto.

Coche dañado tras el lanzamiento de cohetes en Kabul el 30 de agosto de 2021. (Wakil Kohsar/AFP vía Getty Images)

El ataque con drones del 28 de agosto se produjo poco después de un atentado contra el aeropuerto internacional de Kabul en el que murieron 13 militares estadounidenses y más de 100 afganos. ISIS-K, una filial de ISIS, reivindicó el ataque perpetrado el 26 de agosto, jactándose de que un terrorista suicida “logró penetrar todas las fortificaciones de seguridad” puestas por las tropas estadounidenses y el grupo terrorista Talibán.

Fundado en 2015, el ISIS-K es un enemigo declarado de los talibanes y de Estados Unidos. Zabihullah Mujahid, un portavoz de los talibanes, dijo que el grupo terrorista estaba investigando los ataques.

Estados Unidos tampoco descarta la participación de los talibanes en el ataque al aeropuerto de Kabul. Kirby dijo el 27 de agosto que los funcionarios estadounidenses no tienen claro si los talibanes estuvieron implicados.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS