EE.UU. obtiene la puntuación más baja registrada en libertad económica: Índice de Fundación Heritage

Por Naveen Athrappully
14 de Febrero de 2022 3:34 PM Actualizado: 14 de Febrero de 2022 3:34 PM

Estados Unidos ha caído a su posición más baja en la historia del Índice de Libertad Económica anual publicado por la Fundación Heritage, mientras el país lucha por frenar la deuda y el déficit presupuestario.

En general, la economía mundial sigue siendo “moderadamente libre”, según el informe de 2022 (pdf). Pero la situación en Estados Unidos es preocupante. “Es muy notable el continuo descenso en la categoría ‘mayormente libre’ de Estados Unidos, que se desplomó hasta el puesto 25, su clasificación más baja en los 28 años de historia del Índice. El principal factor causante de la erosión de la libertad económica de Estados Unidos es el excesivo gasto público, que ha dado lugar a un déficit y una deuda crecientes”.

Estados Unidos bajó 2.7 puntos respecto a 2021 y actualmente tiene una puntuación de 72.1. Entre los 32 países de la región de las Américas, Estados Unidos ocupa el tercer lugar, por debajo de Canadá, que tiene una puntuación de 76.6, y de Chile, que obtuvo 74.4 puntos. Desde 2017, Estados Unidos ha perdido 3 puntos en general, en gran parte debido a un fuerte descenso en la puntuación de la salud fiscal.

Entre las 12 métricas calculadas en el informe, Estados Unidos obtuvo la mejor puntuación en derechos de propiedad, con 95.7 puntos. En las categorías de libertad de empresa, libertad monetaria, libertad de inversión y libertad financiera, Estados Unidos obtuvo 80 puntos o más.

En eficacia judicial, integridad gubernamental, presión fiscal, libertad laboral y libertad comercial, Washington obtuvo una puntuación de 70 puntos. En gasto público, el país solo obtuvo 54.5 puntos, mientras que en salud fiscal la puntuación se redujo a cero.

El país se enfrenta actualmente a una inflación que está en el nivel más alto de los últimos 40 años. El índice de precios al consumidor (IPC) subió un 7.5% en enero de 2022 en comparación con el mismo mes del año anterior. El índice de sentimiento del consumidor de Michigan cayó en febrero a su nivel más bajo en 11 años.

La deuda nacional ha superado el nivel de 30 billones de dólares. Aunque la libertad de empresa y el estado de derecho son fuertes, la Fundación Heritage señala que la economía estadounidense está siendo “aplastada por el imprudente exceso de gasto del gobierno”.

“Para los estadounidenses que, como yo, se han beneficiado del legado de una sociedad llamada con toda justicia ‘tierra de la libertad’, el Índice de Libertad Económica de este año pinta un panorama inquietante. El sorprendente declive de la libertad económica de Estados Unidos es un serio motivo de alarma”.

“Los responsables políticos de Washington, D.C., y de todo el mundo deben entender que gastar simplemente para volver a la prosperidad siempre ha fracasado y seguirá fracasando”, dijo Kevin D Roberts, el presidente de la Fundación Heritage, en el prefacio del informe (pdf).

En 2021, el país se recuperó de la crisis económica provocada por la pandemia del COVID-19. Continuaron el “gasto deficitario descontrolado” y las políticas monetarias “acomodaticias sin precedentes”. Desde las elecciones presidenciales de 2020, se agravaron las tensiones raciales y la “amarga polarización política”.

La fundación culpó al presidente Joe Biden de perseguir una “agenda de izquierda radical”. La respuesta de la Administración Biden al COVID-19 ocupó el puesto 58 del índice, con 782,522 muertes por la pandemia hasta el 1 de diciembre.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.