EE. UU. reducirá la ayuda a Afganistán en 1000 millones de dólares tras la visita de Pompeo a Kabul

Por Ella Kietlinska
25 de Marzo de 2020
Actualizado: 25 de Marzo de 2020

El Secretario de Estado de EE. UU. Mike Pompeo anunció el lunes un recorte de 1000 millones de dólares en la ayuda estadounidense a Afganistán después de que los líderes rivales del país no se pusieran de acuerdo para formar un nuevo gobierno.

La decisión se tomó después de la visita urgente de Pompeo a Kabul el lunes, donde se reunió con el presidente afgano Ashraf Ghani y el expresidente ejecutivo Abdullah Abdullah. Ambos han disputado el resultado de las elecciones presidenciales de septiembre, elevando la posibilidad de gobiernos paralelos, ya que cada uno se declaró presidente del país.

Pompeo esperaba salir del punto muerto pero no pudo, y Ghani y Abdullah le informaron de que “no han podido llegar a un acuerdo sobre un gobierno inclusivo que pueda hacer frente a los desafíos de gobernabilidad, paz y seguridad, y velar por la salud y el bienestar de los ciudadanos afganos”, según una declaración del Departamento de Estado.

La disputa entre los políticos afganos rivales ha paralizado la selección de los equipos de negociación que se esperaba que estuvieran listos para el 10 de marzo para las conversaciones intra-afganas basadas en los dos acuerdos separados entre Estados Unidos y el Talibán y Estados Unidos y Afganistán.

El fracaso en la resolución de la crisis del gobierno afgano “decepcionó” a Estados Unidos, “perjudicó las relaciones entre Estados Unidos y Afganistán” y representa “una amenaza directa a los intereses nacionales de Estados Unidos”, dice la declaración. Por lo tanto, el gobierno de Estados Unidos redujo la ayuda a Afganistán en 1000 millones de dólares este año y también podría reducirla en otros 1000 millones de dólares el año próximo, ya que Estados Unidos no está dispuesto a apoyar a los gobiernos paralelos, según la declaración.

El Jefe Ejecutivo de Afganistán Abdullah Abdullah (R) llega para asistir a una reunión con el Presidente Ashraf Ghani y el Secretario de Defensa de los Estados Unidos James Mattis en el Palacio Presidencial el 24 de abril de 2017 en Kabul, Afganistán. (Jonathan Ernst – Pool/Getty Images)

También es posible que se realicen reducciones adicionales de otros programas y proyectos. El gobierno de Estados Unidos “iniciará una revisión de todos nuestros programas y proyectos para identificar reducciones adicionales y reconsiderar nuestras promesas de futuras conferencias de donantes para Afganistán”, dice la declaración.

En la declaración también se criticó a los dirigentes afganos por no haber logrado establecer “un equipo nacional inclusivo para las negociaciones intraafganas, para facilitar la liberación de prisioneros por Afganistán y los talibanes y para lograr un cese al fuego permanente”. Sin embargo, no han habido ataques contra las fuerzas estadounidenses desde que se firmó el acuerdo de paz entre Estados Unidos y los talibanes hace más de tres semanas, dijo Pompeo a su regreso de Afganistán.

El martes, en un discurso transmitido por la emisora afgana RTA, Ghani dijo que el recorte de la ayuda no afectaría a las áreas clave, y que se mantendrían más conversaciones para resolver el asunto con Abdullah, según Reuters.

“Me reuní con el Dr. Abdullah Abdullah (…) y quería ofrecerle un papel central en el proceso de paz y posiciones en el gabinete a sus aliados, pero él hizo hincapié en una enmienda de la constitución”, dijo Ghani, añadiendo que la enmienda era “imposible”.

Pompeo se negó a dar detalles de cómo se repartirían los 1000 millones de dólares de recortes de ayuda, si se fijó un plazo para resolver su disputa, o si hay un plazo establecido para que los líderes afganos resuelvan la disputa del gobierno.

Estados Unidos está dispuesto a cancelar el recorte si los líderes afganos forman “un gobierno inclusivo que pueda proporcionar seguridad y participar en el proceso de paz”, dice la declaración.

“Estados Unidos no está abandonando nuestra asociación con Afganistán, ni nuestro compromiso de apoyar a las fuerzas de seguridad afganas, sino que está revisando el alcance de nuestra cooperación dadas las acciones irresponsables de los líderes afganos”, dice la declaración.

Sin embargo, la asistencia de 15 millones de dólares proporcionada por Estados Unidos a Afganistán para ayudar al país en su lucha contra el virus del PCCh no se verá afectada por los recortes y será proporcionada, confirma la declaración.

The Epoch Times se refiere al nuevo coronavirus, que causa la enfermedad COVID-19, como el virus del PCCh porque el encubrimiento y la mala gestión del Partido Comunista Chino permitieron que el virus se propagara por toda China y provocara una pandemia mundial.

Pompeo también dijo que no solo la actual administración había estado trabajando durante mucho tiempo con todos los líderes afganos tratando de convencerlos e incentivarlos a iniciar negociaciones, “la administración anterior trató de hacerlo durante ocho años y no tuvo éxito”.

Pompeo también se detuvo en una base militar en Qatar para una reunión de 75 minutos con funcionarios talibanes, incluyendo su principal negociador, Mullah Baradar Akhund. Los talibanes habían reducido en gran medida la violencia, como habían prometido, y están “trabajando para llevar a su equipo a las últimas negociaciones”, dijo Pompeo.

Reuters contribuyó con este informe.

***

A continuación

Residentes de Wuhan sienten desesperanza en medio del brote del virus del PCCh

TE RECOMENDAMOS