EE.UU. revisará redes sociales de estudiantes militares internacionales, dice el Pentágono

Por Isabel van Brugen
24 de Enero de 2020 Actualizado: 24 de Enero de 2020

El Departamento de Defensa (DOD) anunció el 23 de enero que pondrá en marcha medidas más amplias de investigación de antecedentes para los estudiantes militares internacionales y aumentará las patrullas en la Estación Aérea Naval de Pensacola, en Florida, tras un trágico tiroteo en la base naval el mes pasado que dejó tres personas muertas.

El Secretario de Defensa Mark Esper dijo durante una conferencia de prensa en NAS-Pensacola el jueves que el Pentágono mejorará los procedimientos de investigación de los antecedentes de los estudiantes internacionales “para prevenir que tales actos vuelvan a ocurrir”.

El jefe del Pentágono, Esper, dijo que las nuevas medidas incluirán el monitoreo de las redes sociales de los estudiantes militares internacionales antes y después de su llegada a Estados Unidos.

“Los cambios en la investigación serán mucho más amplios”, dijo a los reporteros dentro de un hangar de aviones en la base. “Se van a examinar todos los aspectos de sus antecedentes, se analizarán las redes sociales y también se incluirá una vigilancia continua una vez que estén aquí en Estados Unidos”.

“Ya tomamos numerosas medidas como esa para asegurarnos que tenemos un grado de confianza mucho mayor con respecto a cada uno de los estudiantes”.

El anuncio se produjo pocos días después de que el Departamento de Defensa dijera en un comunicado que se iba a restringir la posesión y el uso de armas de fuego a los estudiantes, se implementarán medidas de control para limitar su acceso a las instalaciones militares y del gobierno estadounidense y impondrán normas de entrenamiento para detectar y reportar amenazas internas en respuesta al ataque del 6 de diciembre.

Esper dijo que el Departamento de Defensa cree que las medidas permitirán que la Base Naval de Pensacola en Florida sea mucho más segura después de que el oficial de la Fuerza Aérea saudí Mohammed Alshamrani matara a tres marineros estadounidenses e hiriera a otras ocho personas.

El tiroteo centró la atención del público en la presencia de estudiantes internacionales en los programas de entrenamiento militar estadounidense y expuso las deficiencias en la selección de cadetes.

Además de seguir investigando a los estudiantes internacionales, Esper añadió que el Pentágono podría aumentar las patrullas móviles y estacionarias para proporcionar una “mayor sensación de confianza”.

El Secretario de Defensa dijo que espera que los estudiantes y las familias se sientan más confiados sobre la “seguridad que está en su lugar y que puede ser incluso más receptiva que el equipo que estaba allí en el sitio”.

La semana pasada el Departamento de Justicia anunció que el ataque mortal fue un acto de terrorismo.

El fiscal general William Barr dijo que el pistolero, quien era un estudiante de vuelo en Pensacola, estaba motivado por la ideología yihadista y había publicado múltiples mensajes en las redes sociales que contenían mensajes antiestadounidenses, antiisraelíes y yihadistas hasta dos horas antes del ataque. Uno de esos mensajes, publicado el 11 de septiembre del año pasado, decía: ” Ya comenzó la cuenta regresiva”.

La Estación Aérea Naval de Pensacola después de un tiroteo, Florida, el 6 de diciembre de 2019. (Josh Brasted/Getty Images)

El Departamento de Justicia añadió que se regresaron a casa a 21 aprendices saudíes. Los 21 tenían sentimientos yihadistas o anti-estadounidenses en las páginas de sus redes sociales o tenían “contacto con pornografía infantil”, incluso en salas de chat de Internet, dijeron los funcionarios. Ninguno de ellos fue acusado de tener conocimiento previo del tiroteo o de haber ayudado al pistolero.

Estados Unidos ha tenido un robusto programa de entrenamiento para el ejército saudí desde hace mucho tiempo, proporcionando asistencia en casa y en el reino. Actualmente hay unos 850 saudíes que participan en programas de entrenamiento militar estadounidense, según el Pentágono.

En total, hay unos 5000 estudiantes militares internacionales en los programas estadounidenses. Estos estudiantes pasan por controles de antecedentes y biométricos -procesos establecidos por el Departamento de Estado y el Departamento de Seguridad Nacional- para determinar si constituyen un riesgo para la seguridad.

Associated Press y Janita Kan contribuyeron con este informe.

***

Descubre

Cómo el comunismo destruye a la familia

TE RECOMENDAMOS