EE.UU. sanciona por primera vez al líder de Corea del Norte por abusos de derechos humanos

06 de Julio de 2016 Actualizado: 06 de Julio de 2016

Por primera vez en la historia, EE.UU. sancionó hoy al líder de Corea del Norte, Kim Jong-un y castigó a otros diez funcionarios norcoreanos y organizaciones asociadas por abusos a los derechos humanos cometidos por su régimen.

“Bajo Kim Jong-un, Corea del Norte sigue infligiendo una crueldad y sufrimiento intolerables a millones de personas de su propio pueblo, incluidos asesinatos extrajudiciales, trabajos forzados y tortura”, afirmó en un comunicado el subsecretario del Tesoro en funciones para Inteligencia financiera, Adam J. Szubin.

Las sanciones del Departamento del Tesoro afectan a Kim Jong-un y también a otros diez funcionarios norcoreanos junto a cinco entidades del país.

Estas medidas resultan en el congelamiento de las propiedades que puedan tener bajo jurisdicción estadounidense y la prohibición a los ciudadanos de EE.UU. de implicarse en transacciones financieras con ellos.

Estados Unidos confía en que esas sanciones tengan “un efecto dominó en todo el mundo”, ya que los bancos y las entidades financieras internacionales utilizan la lista de individuos y entidades sancionadas por el Tesoro “para medir el riesgo” de negociar con alguien, aseguró hoy un alto funcionario estadounidense en una conferencia de prensa.

Además, las sanciones tienen el efecto de “acabar con el anonimato” bajo el que operan muchos de los funcionarios identificados hoy como violadores de derechos humanos, según indicó otro alto funcionario estadounidense en la conferencia. “Aunque el hecho de que los nombremos puede no afectar sus vidas hoy, sí puede tener un impacto en cualquier escenario futuro” en el que caiga el régimen de Kim Jong-un, agregó.

Las sanciones contra Kim Jong-un se justifican porque dirige “uno de los países más represivos del mundo”, con abusos “graves de derechos humanos como ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, arrestos arbitrarios y detenciones, trabajos forzados y tortura”, según indicó el Tesoro en un comunicado.

Esto quiere decir que hacen a Kim Jong-un directamente responsable de los abusos y la opresión que está sufriendo el pueblo a manos de ese régimen.

Se espera que con esta sanción Estados Unidos ejerza presión sobre  ese Gobierno para entorpecer su acceso al sistema financiero mundial, entretanto no modifique su comportamiento represivo.

La misma se suma a otras dictaminadas por el gobierno estadounidense hacia otros líderes que abusaron de los derechos humanos, como el sirio Bachar Al Asad, el libio Muamar Al Gadafi, el iraquí Sadam Husein y el zimbabuense Robert Mugabe.

Asimismo -en junio de 2016- la Cámara de Representantes de los Estados Unidos aprobó una resolución que condena la sustracción forzada de órganos en China, perpetrada a prisioneros de conciencia, principalmente a practicantes de la disciplina espiritual Falun Gong.

TE RECOMENDAMOS