EE.UU. se enfrenta a un ‘complejo desafío’ del Partido Comunista Chino, dice Pompeo

Por Eva Fu
16 de Noviembre de 2019 Actualizado: 16 de Noviembre de 2019

Estados Unidos se enfrenta a un “complejo desafío” del Partido Comunista Chino (PCCh), un régimen que no ha cumplido sus promesas en todo el mundo, dijo el 15 de noviembre el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.

Pompeo dijo, durante un discurso en el Instituto Baker de Política Pública de la Universidad de Rice, que el régimen autoritario chino ha estado realizando actividades que son “profundamente inconsistentes” con “lo que Estados Unidos considera lo mejor para el mundo”.

Hizo un llamado al régimen para que cumpla sus compromisos, como en el caso de Hong Kong y el Mar de China Meridional.

“El líder chino Xi [Jinping] se comprometió a no poner sistemas de armas en el Mar del Sur de China, pero lo hizo”, dijo Pompeo, refiriéndose al discurso de Xi en septiembre de 2015, durante el cual dijo que “China no tiene la intención de perseguir la militarización” en esas aguas.

El régimen construyó una red de islas artificiales a lo largo del Mar del Sur de China, equipadas con bases navales y aéreas.

Pompeo también expresó su esperanza de que el régimen chino mantenga su promesa de permitir a Hong Kong un alto grado de libertad que no se encontraba en el continente cuando la ciudad regresó al dominio chino en 1997. El compromiso se materializó en el marco conocido como “una China, dos sistemas”.

Actualmente, la ciudad está envuelta en continuas protestas en oposición a la creciente influencia del régimen, que está erosionando su autonomía.

“Hemos dicho repetidamente al secretario general Xi: ‘Honre ese compromiso. Prometió que habría un país, dos sistemas'”, dijo Pompeo.

También elogió a los hongkoneses, así como a los venezolanos y a los iraníes por luchar por la libertad.

“Nunca debemos subestimar su profundo deseo por la libertad y por su libertad personal”, dijo Pompeo, llamándolo “una meta noble”.

El secretario de Estado también hizo un llamado al régimen por no seguir las reglas de un sistema de comercio global, un tema que Estados Unidos ha tratado de abordar en su actual disputa comercial con el régimen.

“Ha sido un país que ha robado nuestras cosas, que ha tomado propiedad intelectual, que ha forzado a las compañías que han invertido en China a transferir tecnología”, dijo Pompeo en los comentarios.

“Están otorgando préstamos -utilizo esa palabra de manera laxa- a países de todo el mundo que no podrán pagar y luego amenazan con la ejecución hipotecaria por motivos políticos”, señaló, refiriéndose al proyecto de infraestructura vial del régimen “La Franja y la Ruta” (OBOR, por sus siglas en inglés), que tiene como objetivo construir rutas comerciales a través de Asia, Europa, África y Latinoamérica.

La administración de Estados Unidos ha criticado la iniciativa OBOR por ser una “trampa de deuda” para los países en desarrollo, al tiempo que permite al régimen el acceso a infraestructuras estratégicas en todo el mundo.

“Estados Unidos no ha hecho lo suficiente”, dijo, “Vamos a trabajar con China donde podamos, pero vamos a asegurarnos de que Estados Unidos aborde cada uno de esos desafíos de una manera apropiada”.

Pompeo dará “una serie de discursos en las próximas semanas y meses sobre [los abusos del PCCh]”, según una transcripción de las preguntas y respuestas después del discurso.

***

Mira a continuación

Los negocios son una guerra

TE RECOMENDAMOS