EE.UU. y la UE abren “nueva fase” eliminando aranceles sobre productos industriales no automotrices

Por Emel Akan - La Gran Época
26 de Julio de 2018 Actualizado: 27 de Julio de 2018

WASHINGTON – El presidente Donald Trump anunció una “nueva fase en la relación” entre los Estados Unidos y la Unión Europea, mientras llegaba a un acuerdo sobre comercio el 25 de julio.

En declaraciones a periodistas en la Casa Blanca, estando junto al presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker, Trump dijo que los dos líderes habían acordado “trabajar juntos hacia cero aranceles, cero barreras no arancelarias y cero subsidios a los bienes industriales no automotrices”.

“También trabajaremos para reducir las barreras y aumentar el comercio y los servicios, los productos químicos, los productos farmacéuticos, los productos médicos y la soja”, dijo Trump, agregando que la soja será “un gran negocio”.

Según el acuerdo, la Unión Europea comenzará “casi de inmediato” a comprar más soja de Estados Unidos, “principalmente de nuestros agricultores en el Medio Oeste”, dijo Trump.

Wall Street dio la bienvenida a las noticias. Las acciones subieron a sus máximos en la tarde después que el editor de Dow Jones filtró algunos detalles del acuerdo antes de la conferencia de prensa conjunta.

El Dow Jones Industrial Average recuperó más de 150 puntos en la última hora de negociaciones después de caer más de 100 puntos. El Nasdaq Composite saltó un 1 por ciento a un máximo histórico, y el S & P 500 ganó un 0,9 por ciento.

“Cuando el Presidente me invitó a la Casa Blanca, yo tenía una intención: … hacer un trato hoy”, dijo Juncker durante la conferencia de prensa.

El presidente Donald Trump se reúne con el presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker en el Rose Garden de la Casa Blanca en Washington el 25 de julio de 2018. (Samira Bouaou / La Gran Época)

Como parte del acuerdo, Estados Unidos y la UE también acordaron fortalecer las relaciones en materia de Energía.

“La Unión Europea construirá más terminales para importar gas natural licuado de Estados Unidos. Este es también un mensaje para otros”, dijo Juncker, refiriéndose a la dependencia de los europeos del gas ruso.

Ambas partes también acordaron establecer un diálogo sobre normas para aliviar las barreras no arancelarias y reducir los costos.

Según un informe reciente de la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR), las medidas estándares de la UE son tan estrictas que muchos productos que cumplen con los estándares internacionales no logran cumplir con los estándares de la UE. El nuevo acuerdo pretende aliviar algunos de los desafíos que enfrentan los exportadores estadounidenses al acceder al mercado de la UE.

Ambas partes también cooperarán con “socios de ideas afines” para reformar la Organización Mundial del Comercio. Lucharán contra las “prácticas comerciales desleales, incluido el robo de propiedad intelectual, la transferencia forzada de tecnología, los subsidios industriales, las distorsiones creadas por las empresas estatales y el exceso de capacidad”, dijo Trump.

Esto se dirige principalmente a China. Ambas partes acordaron tomar conjuntamente una postura más dura sobre las políticas proteccionistas y de distorsión del comercio del régimen chino.

“Decidimos establecer inmediatamente un grupo de trabajo ejecutivo de personas muy inteligentes en ambos lados. Ellos serán nuestros asesores más cercanos y llevarán a cabo esta agenda conjunta”, dijo Trump.

El 1 de junio, Estados Unidos comenzó a imponer un arancel del 25 por ciento sobre el acero importado y un arancel del 10 por ciento sobre el aluminio importado de la UE, Canadá y México.

Como parte del acuerdo, Estados Unidos volverá a examinar los aranceles sobre los metales de la UE, dijo Juncker.

Ambos líderes no abordaron si tenían un acuerdo sobre tarifas automotrices. Pero Estados Unidos frenará más aranceles de represalia, incluidos los aranceles propuestos para los automóviles europeos, dijo Juncker.

Trump pidió anteriormente a Europa que elimine todos los aranceles y las barreras no arancelarias a los autos estadounidenses importados a la Unión. Dijo que de lo contrario impondría un arancel del 20 por ciento sobre todas las importaciones de automóviles desde Europa.

La UE aplica un arancel del 10 por ciento a los vehículos de pasajeros y el 22 por ciento a los camiones, mientras que Estados Unidos imponen un arancel máximo del 2,5 por ciento a los automóviles importados y un arancel del 25 por ciento a las camionetas y furgonetas.

Según un artículo del Financial Times publicado a principios de este mes, Bruselas tenía previsto iniciar un diálogo internacional sobre la reducción de aranceles entre los principales exportadores de automóviles del mundo. El artículo citó a tres diplomáticos como fuente, indicando que la Comisión Europea estaba estudiando la probabilidad de un acuerdo con otros grandes exportadores automotrices, incluidos Estados Unidos, Corea del Sur y Japón.

Queda por ver si un acuerdo de reducción de aranceles entre los principales países exportadores de automóviles sucederá a corto plazo.

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo el 5 de julio que volvería a reducir los aranceles de la UE sobre los automóviles estadounidenses.

El comercio y el flujo de inversión entre Estados Unidos y la UE crean la mayor fusión económica del mundo. Las economías tienen una relación comercial bilateral de un billón de dólares y representan en conjunto alrededor de la mitad del PIB mundial. Estados Unidos y la UE juntos, también representan más de 830 millones de ciudadanos.

“Si nos unimos, podemos hacer que nuestro planeta sea un lugar mejor, más seguro y más próspero”, dijo Trump.

TE RECOMENDAMOS