EEUU protesta por la presidencia siria de la Conferencia de Desarme de la ONU

Por EFE
29 de Mayo de 2018 Actualizado: 29 de Mayo de 2018

Estados Unidos condenó que la presidencia de la Conferencia de Desarme de la ONU haya recaído hoy en Siria, que dirigirá este órgano durante las próximas cuatro semanas de deliberaciones.

“Es un día triste y vergonzoso para ese órgano. Es una farsa que el régimen sirio, que sigue asesinando a su pueblo con armas prohibidas por la Convención sobre Armas Químicas, se atreva a presidir esta Conferencia”, dijo el embajador estadounidense Robert Wood.

Pidió al resto de países que condenen al régimen sirio por haber violado “de forma descarada” el derecho internacional humanitario y “tener ahora el descaro de presidir este órgano”.

Wood señaló que de ese modo Siria “muestra desprecio” por el trabajo de la Conferencia de Desarme, ya que a lo largo de los siete años de guerra civil “ha demostrado que no tiene ninguna intención de cumplir con sus obligaciones internacionales al seguir en posesión y utilizar armas químicas”.

El embajador explicó que a pesar de todo ello la delegación de EE.UU. no boicoteará este periodo de sesiones de la Conferencia de Desarme por la importancia de los temas que se tratan en este foro, pero su participación será muy limitada mientras Siria ejerza la presidencia.

De esta manera, explicó el diplomático, EEUU podrá mantener una mirada vigilante sobre la actuación de Siria e impedir que intente hacer progresar iniciativas que vayan contra los intereses del resto de países.

“Nuestra presencia no significa respaldo alguno a Siria ni le concede credibilidad en su rol de presidente. De hecho, es todo lo contrario, no podemos retirarnos y permitir que Siria actúe libremente”, declaró.

Como gesto simbólico, Wood abandonó su asiento cuando, al inicio de la sesión, Siria asumió la presidencia, para retornar únicamente para tomar la palabra en nombre de su país, tras lo cual volvió a dejar vacío su asiento.

El diplomático estadounidense siguió el resto de la sesión desde una fila posterior de asientos, habitualmente destinados a los diplomáticos que brindan apoyo a los jefes de delegación.

En nombre de sus 28 estados miembros, la UE deploró que el “régimen sirio asuma, aunque solo sea por un mes, la presidencia de la Conferencia de Desarme” por considerar que carece de toda legitimidad para asumir esta función.

Varios países occidentales expresaron puntos de vista similares, mientras que otros como China, Rusia, Pakistán y Corea del Norte, apoyaron la presidencia siria y pidieron al resto de países no utilizar esta situación para “politizar” los trabajos del órgano de la ONU.

TE RECOMENDAMOS